El Pájaro’ señala a capitán de la Policía de nexos con ‘paras’ y ‘narcos’

John Fredy Gallo Bedoya, alias ‘El Pájaro’ contó cómo Carlos Arturo Téllez, un capitán de la Policía, se unió a los ‘paras’ y tuvo nexos con ‘narcos’ del Magdalena Medio.

En breve: Durante la versión libre que rindió los 24 y 25 de agosto, John Fredy Gallo Bedoya, alias ‘El Pájaro’, ex comandante del Frente Celstino Mantilla de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, contó cómo un capitán de la Policía era el puente entre paramilitares, fuerza pública y narcotraficantes y confesó su participación en varios crímenes en el departamento de Cundinamarca.

Paramilitares mencionados: alias 'Danilo', alias 'Camilo', alias 'Botalón', Henry Pérez.

Sitios mencionados: Guaduas, Cambao, Puerto Bogotá, Villeta.


Según 'El Pájaro' el capitán Carlos Arturo Téllez de la Policía trabajaba para los 'paras' y los 'narcos' del occidente de Cundinamarca

-El tubo de la abundancia
-Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio

El ex comandante del Frente Celestino Mantilla de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, alias 'El Pájaro' aseguró que Carlos Arturo Téllez, un capitán de la Policía, era el puente entre paramilitares, fuerza pública y narcotraficantes en el occidente de Cundinamarca.

Según alias ‘El Pájaro’ la colaboración del capitán Téllez se inició desde su ingreso a la región en 2001. El oficial les ofreció su ayuda y les "regaló" 25 granadas de la Policía a los paramilitares. A partir de ahí Téllez se volvió aliado de los paramilitares. A cambio de dinero les vendió armas, les facilitó el paso por retenes de la Policía y el Ejército, les informó sobre movimiento de fuerza pública y les dio coordenadas de campamentos guerrilleros en la región de Guaduas, Cundinamarca.

Pero además, según aseguró ‘El Pájaro’, el capitán Téllez trabajaba para narcotraficantes de la región. El desmovilizado relató el caso de un ciudadano que se quejó en una estación de Policía por la presencia de ‘narcos’ en su pueblo. Varios policías le hicieron creer al denunciante que actuarían contra los traficantes, lo montaron en un vehículo y se lo entregaron al capitán Téllez, que a su vez llamó a los ‘narcos’ y les informó que tenía en sus manos una persona que los había delatado.

La orden de los narcotraficantes fue asesinar a esta persona, que, según el relato de 'El Pájaro', fue ejecutado por el capitán Carlos Arturo a orillas del Río Magdalena donde fue arrojado. Su cuerpo nunca apareció.

John Gallo Bedoya agregó que el capitán estaba rodeado por narcotraficantes que le pagaban por sus informaciones y "servicios". El oficial de la Policía presuntamente acompañaba a los jefes narcotraficantes para que pudieran desplazarse sin ser capturados por las autoridades.

‘El Pájaro’ dijo que Téllez fue asesinado a finales de 2008, cuando hacía el curso de ascenso para mayor, y la causa habría sido por un problema de tráfico de armas.

‘El Pájaro’ y el río
En su versión libre John Fredy Gallo Bedoya aceptó su complicidad en 20 asesinatos cometidos en los municipios de Guaduas, Cambao y Puerto Bogotá, Cundinamarca, territorio controlado entre 2001 y 2006 por el Frente Celestino Mantilla. La dificultad que han tenido las víctimas y la Fiscalía es que la gran mayoría de los asesinados fueron arrojados al Río Magdalena, donde desaparecieron.

Alias ‘El Pájaro’ declaró que los habitantes de las riveras del Magdalena estaban advertidos por los grupos armados a no recoger cuerpos. "Si un cadáver se orillaba, la gente lo empujaba y seguía río abajo hasta desaparecer”.

Este paramilitar confesó ser responsable por línea de mando del asesinato de Jorge Alexander Torres y Andrés Mauricio Zabogal desaparecidos en 2002. Según alias ‘El Pájaro’ las víctimas presuntamente eran informantes del Frente 22 de las Farc. 'El Pajaro' contó que la noche del crimen, Rubén Darío Piñeros, alias ’Danilo’ y Danilo Bedoya, alias ‘Camilo’, sacaron las víctimas de una taberna en Guaduas, y los asesinaron en la vía a Puerto Bogotá y después los arrojaron al Río Magdalena.

John Fredy Gallo Bedoya, alias ‘El Pájaro’ nació en Nariño, Antioquia, en 1972. Ingresó a las autodefensas en 1989 en el Magdalena Medio bajo el mando de Henry y Gonzalo Pérez. ‘El Pájaro’ operó en el área a órdenes de Botalón, pero tras enfrentarse con algunos comandantes del Bloque Central Bolívar, Gallo Bedoya se fue a Guaduas en 2001, desde donde amplió su presencia a Albán, Bituima, Quipile, Anapoima, San Juan de Rioseco, La Mesa, Tocaima, Apulo, Sesquilé, Villeta y Beltrán en Cundinamarca.

Varias denuncias lo vinculan con el robo de gasolina a Ecopetrol (ver nota: El tubo de la abundancia) en el Magdalena Medio cundinamarqués y la columnista Salud Hernández lo sindicó en una columna del diario El Tiempo (ver columna: Las aves vuelan en el DAS) de tener nexos con agentes del DAS.

Al igual que otros jefes cercanos a Ramón Isaza, ‘El Pájaro’ fue reacio a desmovilizarse, pero finalmente el 7 de febrero de 2006 participó en la ceremonia de desmovilización de las ACMM. Unos días después la Fiscalía ordenó su captura por el asesinato de Luis Orlando Rocha Forero, ocurrido el 22 de febrero de 2004. ‘El Pájaro’ está ahora acogido por la Ley de Justicia y Paz.

Tags: Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, John Fredy Gallo Bedoya, Frente Celestino Mantilla