Mampuján, las primeras víctimas que serán reparadas por los ‘paras’

VerdadAbierta.com acompañó a los sobrevivientes y desplazados de la masacre de Mampuján, en el primer incidente de reparación en Justicia y Paz.

El dolor de una de las víctimas de Mampuján tras recordar los crímenes que los 'paras' cometieron en esa zona de los Montes de María. Foto: Jose Luis Cubillos de Fiscalía.

-Reparación histórica en Mampuján
-Formulan cargos contra 'Diego Vecino' por crímenes en Bolívar
-El cartel de las drogas de Diego Vecino y Juancho Dique
-“No puedo explicar tanta sevicia”: 'Diego Vecino'
-'Juancho Dique' reconoció asesinato de alcalde y tres masacres
-'Juancho Dique' acusado por seis masacres

-Los doce sicarios de 'Juancho Dique' en Cartagena

-Fiscalía imputa nueve masacres a 'Juancho Dique'

“Quiero volver a sentir la alegría de ser campesino”, dice Luis Soto*, uno de los casi 30 sobrevivientes de Mampuján, Bolívar, que hicieron el viaje hasta el Tribunal Superior de Bogotá para ser testigos directos del primer incidente de reparación en la historia del sistema Justicia y Paz.

Al otro lado de la sala, sobre un banquillo y custodiados por cuatro guardias del Grupo de Reacción Inmediata del Instituto Nacional Penitenciario (Inpec) están Edwar Cobos Téllez, alias ’Diego Vecino’ y Uber Enrique Bánquez Martínez, alias ’Juancho Dique’. Los dos ex jefes del Bloque Héroes de los Montes de María planearon y perpetraron la masacre de 11 personas en Las Brisas, una vereda de Mampuján, localidad del municipio de Marialabaja, el 10 y 11 de marzo de 2000 que provocó el desplazamiento de más de 1.200 personas a Sincelejo, Cartagena y otros municipios de la región.

Un frente a frente donde no hubo cruce de miradas. Por un lado las víctimas de Mampuján, arropados con ropa de tierra fría que mostraban poco uso, dignos, acongojados. Al otro lado ‘Juancho Dique’ y ‘Diego Vecino’, vestidos con impecables trajes oscuros de rayas claras, zapatos negros nuevos, en silencio, los rostros cerrados y sin mostrar compasión.

El momento es histórico pues por primera vez desde que se inició el sistema de Justicia y Paz hace cinco años, después de las confesiones de los paramilitares de los crímenes que cometieron  y de las imputaciones de éstos, se abrió la última etapa del proceso: el incidente de reparación integral y la condena.

Aquí las 1.465 víctimas de ‘Juancho Dique’ y de ‘Diego Vecino’ en Mampuján van a poder debatir con los ex paras sobre qué actos, qué bienes y qué garantías van a dar para poder repararlos y garantizar que estos crímenes no se vuelvan a repetir. Pero además por primera vez se reconoce a una víctima colectiva, la comunidad de Mampuján.

En la pequeña sala del Tribunal más de un centenar de personas estaban pendientes de la jornada histórica. Funcionarios de la Mapp-Oea enfundados en chalecos azules iban y venían con botellas de agua y pañuelos para tranquilizar las víctimas. Decenas de periodistas bombardeaban las víctimas de preguntas y de flashes, lo que al final de la audiencia suscitó un comunicado de la Procuraduría pidiendo respeto por los sobrevivientes de Mampuján.

También se dieron citas abogados de víctimas de otros casos, representantes de Ongs y funcionarios judiciales. Una abogada que defiende víctimas de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio le dijo a VerdadAbierta.com que vino a ver cómo la Fiscalía, los magistrados, la Procuraduría, la Defensoría y la Comisión Nacional de Reconciliación (CNRR) estaban organizando el proceso.

En la audiencia la Fiscalía presentó el documental “Quiero volver”, realizado con la comunidad. En éste, los habitantes de Mampuján recrean lo que vivieron los 10 y 11 de marzo de 2000 y narraron todo lo que han perdido. También muestran las iniciativas que han emprendido para recuperar su memoria y limpiar el estigma que aún los golpea.

El documental fue realizado por el Grupo de Memoria Histórica de la Unidad de Justicia y Paz y José Luis Rodríguez Maldonado.

{youtube}or4ursIBDAk|300|240|true{/youtube}
{youtube}NfmTWjwa9Nc|300|240|true{/youtube}
{youtube}IQh_BCaV8QE
|300|240|true{/youtube}
{youtube}Gp-K2Oq1_Ak|300|240|true{/youtube}

El malestar de las víctimas
En el Tribunal de Bogotá el vicefiscal Fernando Pareja prometió “que en un plazo no superior a 45 días estarían profiriendo en primera instancia la primera sentencia de Justicia y Paz”.

Sin embargo una de las víctimas consultadas por VerdadAbierta.com no se mostró tan optimista: “Esto puede durar meses, así que hay que esperar lo que pase, por ahora estamos a la expectativa, pero tampoco sabemos cómo vamos a terminar”.

Además los problemas técnicos, que obligaron la interrupción de la sesión en la mañana y de nuevo en la tarde, generaron frustración entre los desplazados de Mampuján. Se reportaron incluso fuertes protestas y reclamos en las salas de San Cayetano y Rosa de Mampuján, donde las víctimas de ‘Juancho Dique’ y de ‘Diego Vecino’ no escucharon gran parte de la audiencia. Los ingenieros de la sala del Tribunal dijeron que tenían un inconveniente con el satélite.

Otras víctimas presentes en Bogotá le pidieron al Tribunal revocar el poder que tenía uno de sus abogados ya que no se sienten ni bien representados ni bien defendidos.  “En cuatro años que llevamos de proceso nunca nos han dicho nada, ni una llamada, ni una carta, nada. Sólo me han pedido una plata”, dijo una de las víctimas.

La palpable molestia de las víctimas también generó preocupación entre el público. Luis González, jefe de la unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía, le dijo a VerdadAbierta.com que hay que simplificar el proceso, pues si hay problemas para una comunidad como Mampuján, reparar los más de cinco mil delitos del Bloque Norte de ‘Jorge 40’ va a ser una tarea de titanes.

Yolanda Gómez, la fiscal de Justicia y Paz que lleva el caso contra ‘Juancho Dique’ y ‘Diego Vecino’ dijo que “el único pecado que tenía la comunidad de Mampuján era vivir allí”, una región que es la puerta de los Montes de María y que era un corredor estratégico para la guerrilla y las autodefensas.

Expuso que la masacre y el desplazamiento no sólo afectó a Mampuján sino a toda una red social, económica, cultural e histórica en el interior de Bolívar.

Por eso los ex paramilitares, además de responder por los asesinatos, los robos y las amenazas también se tendrán que responsabilizar por la ruptura del tejido social; el ataque a una identidad cultural y a tradiciones ancestrales; la desarticulación de los movimientos sociales y económicos; la imposición de un modelo violento y autoritario en las relaciones de la comunidad; y la estigmatización de los campesinos de Mampuján, que siguen siendo señalados como supuestos guerrilleros en las ciudades donde buscaron refugio hace ya más de diez años.

En esta audiencia no solo se decidirá cómo los dos ex paramilitares van a reparar este daño colectivo, sino que se pondrá a prueba el sistema de Justicia y Paz, que a pesar de varios intentos no ha podido condenar a ninguno de los 33 mil paramilitares que se desmovilizaron.

Si el resultado es satisfactorio y las víctimas no apelan, el Tribunal Superior va a acelerar los juicios contra ex paramilitares. Según Hernando Torres, presidente del Consejo Superior de la Judicatura, ocho audiencias adicionales de reparación se van a realizar este año. Se espera que la próxima sea la de Jorge Iván Laverde, alias 'El Iguano', ex jefe del Bloque Catatumbo.

*A petición de la víctima su nombre fue modificado para proteger su identidad.