De manera masiva, ex paramilitares piden libertad

Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá aclaró que la pena de cárcel cuenta desde que fueron postulados a la Ley de Justicia y Paz y no desde cuando se desmovilizaron.

notaparas

Al Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá llegó en las últimas semanas una oleada de solicitudes de libertad de ex paramilitares que argumentan que ya cumplieron ocho años de cárcel, el máximo tiempo de condena que van a recibir quienes siguen su proceso en la justicia transicional, y reclamaron la excarcelación.

Entre los solicitantes hay ex integrantes de los bloques Calima, Centauros, Cundinamarca y Tolima de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc). La mayoría de estos postulados ya habían sido capturados y estaban recluidos en diversas cárceles del país al momento de la desmovilización. Algunos de ellos llevan más de diez años privados de la libertad.

Los desmovilizados aseguraron en sus mensajes al Alto Tribunal que han colaborado con el componente de verdad porque han asistido a las versiones libres y audiencias programadas; además, insistieron en que los bloques a los que pertenecieron entregaron bienes para reparar a las víctimas.

Sin embargo, los magistrados del Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá negaron estas solicitudes argumentando que no basta con haber permanecido los últimos ocho años en la cárcel, pues según las últimas decisiones de la Corte Suprema de Justicia, la pena contará desde el momento en que fueron postulados a la Ley.

Al respecto, los fiscales que llevan los procesos de los ex paramilitares expusieron que los solicitantes no han accedido a la pena alternativa porque en ninguno de los casos existe una condena dentro del proceso de Justicia y Paz.

A continuación VerdadAbierta.com presenta una descripción de las peticiones de libertad de los respectivos bloques a los que pertenecieron los ex paramilitares solicitantes.

Bloque Calima
Un grupo de 26 ex miembros de esta facción de las Auc acudieron a los tribunales de Justicia y Paz para solicitar su libertad por vencimiento de términos, la mayoría de ellos se desmovilizaron con el bloque el 18 de diciembre de 2004; no obstante, otros estaban presos desde 2001. Los que se encontraban en cárceles antes de la dejación de armas aseguraron haberse acogido a la Ley 975, llamada de Justicia y Paz, para tener una rebaja en sus condenas; los demás afirmaron acogerse a esa norma para ayudar al esclarecimiento de los hechos perpetrados en el desarrollo del conflicto armado.

Aunque el Bloque Calima se desmovilizó en 2004, estos ex paramilitares fueron postulados en 2009 y algunos en 2010. La demora se presentó porque en, un primer momento, el jefe del grupo paramilitar, Ever Veloza García, alias 'HH', no los reconoció.

La defensa de los postulados argumentó que la mayoría de ellos llevan recluidos más de ocho años y que lo único que ha cambiado desde que se acogieron a la Ley es el cambio de patio; también aseguraron no es culpa de los postulados la demora por parte del Estado en la postulación a la Ley de Justicia y Paz. Con estos conceptos solicitaron que les sea reconocido todo el tiempo que llevan recluidos en la cárcel.

Por su parte la Fiscalía aclaró que la no identificación de los postulados por parte alias 'HH' no fue culpa ni de la justicia ni de los magistrados, por tanto se deben acoger a la fecha de postulación y continuar con el proceso. "El proceso no se puede definir a las carreras para la dimensión del conflicto que ustedes propiciaron, el proceso debe ir paso a paso", aseguró una de las fiscales que está al frente de este caso.

La magistratura negó la solicitud con base en las recientes decisiones de la Corte Suprema de Justica, donde se afirma que los ocho años que se establecen como pena máxima se cuenta a partir de la fecha de postulación, es decir los desmovilizados podrán pedir su libertar hasta el 2016 o 2017.

Bloque Centauros
Tres ex paramilitares del Bloque Centauros presentaron ante los magistrados de Justicia y Paz solicitud de Libertad provisional, atendiendo al cumplimiento de la pena mínima estipulada en la Ley de Justicia y Paz y que corresponde a la de cinco años.

La desmovilización de los tres postulados se presentó en fechas diferentes a la de 2004, fecha en la que se desmovilizó todo el Bloque; sin embargo, su postulación se presentó en 2007, situación que la defensa y los postulados rechazaron al reclamar que es negligencia del Estado no agilizar el proceso de incorporación a los centros carcelarios.

La magistrada argumentó que por parte de la defensa de los postulados existe un error de interpretación de la Ley de Justicia y Paz, pues en ninguno de sus capítulos se tiene contemplada la figura de la libertad provisional, es decir en Justica y Paz no es posible hacer esas solicitudes.

Bloque Tolima
Siete ex paramilitares que se encuentran recluidos en la cárcel de Picaleña y del Espinal presentaron solicitud de libertad a los magistrados de Justicia y Paz en razón de haber cumplido ya ocho años en un centro carcelario y teniendo en cuenta una solicitud de libertad hecha por el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) que favorecería a quienes habían cumplido la pena, con el fin de ponerle fin al hacinamiento en ambos centros carcelarios.

La solicitud incluyó a los ex paramilitares, aspecto que la magistratura rechazó y la calificó de errónea ya que a los postulados se les cuentan los años desde que son postulados a Justicia y Paz y no desde la fecha de desmovilización, es decir aún la pena mínima que contempla la Ley de Justicia y Paz no está cumplida.

La desmovilización de los postulados solicitantes se presentó el 22 de octubre de 2005 y fueron postulados a la ley de Justicia y paz entre el 2006 y el 2007. Es decir, el año más cercano para presentar la petición de libertad será en el 2014. Razón por la cual la decisión fue negar la solicitud realizada por los postulados.

Bloque Cundinamarca
Encabezados por Luis Eduardo Cifuentes, alias 'El Águila', ex jefe del bloque, un grupo de ex paramilitares solicitó sustitución de medida de aseguramiento manifestando haber cumplido lo dispuesto en la Ley de Justicia y Paz en cuanto a cumplimiento del tiempo y a la resocialización.

Los postulados se desmovilizaron junto con todo el grupo Cundinamarca el 8 de diciembre de 2004 y dos semanas después fueron trasladados a la zona de concentración de Santa Fe de Ralito, en Tierralta, Córdoba, donde permanecieron dos años y luego fueron trasladados a la cárcel Picota de Bogotá.

La defensa de los postulados argumentó que sus apoderados habían cumplido los ocho años que la Ley estipula como condena máxima en 2012 y que los postulados estaban colaborando con la verdad y la reparación a las víctimas.

Por su parte, la magistratura señaló que dentro de la Ley de Justicia y Paz no se estipuló ningún artículo que estableciera que los años que pasaron los desmovilizados en las zonas de concentración se les sumarían a la pena alternativa; además, fue enfática en señalar que la postulación a Justica y Paz de los ex paramilitares se dio entre los años 2006 y el 2007, razón por la cual aún no han cumplido con la pena máxima de ocho años.