Víctimas de 'El Iguano' exigen fallo a la Corte Suprema

Las víctimas del ex jefe del Bloque Catatumbo le piden a la Corte que falle ya que llevan cuatro años esperando verdad, justicia y reparación.
 
Iván Laverde Zapata alias 'El Iguano' ingresó a los paramilitares cuanto tenía 17 años. Confesó su participación en 35 masacres entre 1999 y 2004 en Norte de Santander. Archivo Semana  

El 2 de diciembre de 2010 por lo menos 174 familias de Norte de Santander pensaron que su viacrucis terminaría. Ese día, una magistrada de Justicia y Paz emitió la sentencia que condenó a Iván Laverde Zapata alias ‘El Iguano’, el paramilitar que asesinó de sus seres queridos, y ordenó varias medidas para reparar a las víctimas (Lea 'El Iguano' condenado por masacres y asesinatos políticos).

Sin embargo, las víctimas no quedaron satisfechas con un punto de fallom relacionado con la reparación económica. Para ellas, el monto debe calcularse con base en la calidad de las víctimas. Es decir los estudios que tenían, los trabajos que desempeñaban y sobre todo el rol que cumplían dentro de sus familias y en la sociedad. Por eso apelaron la sentencia que quedó suspendida mientras la Corte decide si modifica o no el fallo de primera instancia.

Aunque las víctimas pensaron que la espera iba a ser corta, ya han pasado casi nueve meses y el Estado no ha podido repararlas mientras la Corte confirme o modifique esa decisión.

Por eso anunciaron que enviarán una carta al Alto Tribunal haciendo dos peticiones. La primera, que establezcan una fecha para la lectura del fallo y segundo, si es posible, que la audiencia sea retransmitida a Cúcuta para que la mayoría de las víctimas puedan escuchar en directo la decisión.

Alias ‘El Iguano’ fue uno de los cómplices de los hermanos Carlos y Vicente Castaño para delinquir en Norte de Santander. Fue jefe del Frente Fronteras, del Bloque Catatumbo, que dejó más de 5.000 víctimas, varias que desaparecieron en hornos crematorios. En el fallo el Tribunal lo condenó por el asesinato de 170 personas en 25 masacres y de cuatro funcionarios en Cúcuta, Norte de Santander y sus alrededores. La Fiscalía ha documentado la manera en la que 'El Iguano’ infiltró varias instituciones del Estado y delinquió en complicidad con políticos y militares de Norte de Santander.

“Llevamos cuatro años asistiendo a versiones y audiencias. En mi caso he viajado a Bogotá, Medellín y Barranquilla para que los paramilitares confesaran el crimen de mi familiar. Ya tengo verdad; pero no reparación. Estamos cansados y necesitamos que la Corte se pronuncie. No queremos esperar más años”, le dijo uno de los familiares a VerdadAbierta.com.

Una de las víctimas de este paramilitar, que pidió reserva de su identidad, le contó a VerdadAbierta.com que el Ministerio del Interior y de Justicia le había brindado protección pero que hace unos meses le retiró el esquema de seguridad argumentando que ya no corría riesgo.

Según otros afectados por este paramilitar, el miedo persiste entre ellos porque varios de los antiguos ex paramilitares del Bloque Catatumbo siguen delinquiendo en Norte de Santander en las bandas criminales.

Otra de las víctimas contó que las medidas de reparación son urgentes, en especial dijo que su familia requiere de atención psicológica. “Cada vez que vamos a alguna audiencia revivimos el dolor. Todos los núcleos familiares necesitamos ayuda de un psicólogo y que el Estado nos ayude con becas para que nuestros hijos estudien. Eso hace parte de la reparación integral”, dijo otra víctima de este paramilitar.

Germán Gustavo Díaz, quien es abogado de varias víctimas de 'El Iguano' en este proceso, explicó que la Corte tiene 60 días de plazo estipulado para estudiar la apelación y que en casos como los de Justicia y Paz las víctimas esperan agilidad de la justicia. “Pedimos información a la Corte y ni siquiera hay proyecto de fallo. Ya han pasado nueve meses”, dijo. VerdadAbierta.com se comunicó con el Alto Tribunal y la Sala Penal informó que no podía suministrar fechas.

Con la primera de sentencia de Justicia y Paz sucedió lo mismo. El 29 de junio de 2010 el Tribunal emitió un fallo contra los paramilitares Edwar Cobos Téllez alias ‘Diego Vecino’ y Uber Enrique Banquez  alias ‘Juancho Dique, ex jefes del Bloque Héroes de los Montes de María, que asesinaron a 10 campesinos en Las Brisas y desplazaron a otras 450 personas hace 11 años en Bolívar. Las víctimas apelaron y la Corte ratificó la sentencia un año después con algunas correcciones.

Desde que la Ley 975 o de Justicia y Paz entró en vigencia en 2005, la justicia ha emitido cuatro sentencias de las cuales solo la de Mampuján está en firme para reparar a las víctimas.