La persecusión política de 'Juancho Prada'

La Fiscalía reveló la forma en la que 'Juancho Prada' persiguió a aquellos políticos que no los respaldaban en el sur del Cesar, a quienes asesinaron y desplazaron.
 
Juan Francisco Prada Márquez alias 'Juancho Prada' fue el jefe paramilitar de las Autodefensas Campesinas del Sur del Cesar. Foto El Pilón.   

En la audiencia de legalización de 85 cargos a Juan Francisco Prada, alias ‘Juancho Prada’, jefe del Bloque Héctor Julio Peinado de las Auc, el fiscal 34 de Justicia y Paz demostró que este paramilitar realizó una persecución sistemática contra políticos, sindicalistas, académicos y periodistas entre 1999 y 2004 en el departamento del Cesar.

La Fiscalía estableció que las amenazas, desplazamientos y asesinatos fueron cometidos por este Bloque en complicidad con políticos locales. (Ver “El genocidio no contado del Cesar”)

“Lo que se perseguía era sembrar el miedo y la zozobra” dijo el fiscal durante la audiencia, refiriéndose al homicidio de la líder política Aída Cecilia Lasso Gemade, al que calificó como un acto de terrorismo, ya que los mismos paramilitares aceptaron en versiones libres que con este asesinato aseguraron la victoria del entonces candidato a la alcaldía de San Alberto, Javier Sarate, y enviaron un mensaje de amenaza a sus opositores.

“Las víctimas fueron personas que cometieron el pecado de pensar distinto” aseguró el fiscal.

Durante la legalización la Fiscalía también expuso los resultados de las investigaciones en torno a las masacres que se han denominado como de Cerro Redondo, de Santa Rosa del Caracol y del Carrotanque de Gasolina, así como en un gran número de homicidios, extorsiones, amenazas, actos de terrorismo, secuestros, despojos en campo de batalla, destrucción de bienes y desplazamientos, además de concierto para delinquir y porte ilegal de armas, cometidos por este grupo de autodefensas bajo el mando de ‘Juancho Prada’.

La Fiscalía expuso además el resultado de las investigaciones de los asesinatos de los concejales Hugo López, José Mario Saldaña, y César Alberto Passo Torres, así como de la candidata a la alcaldía de San Alberto, Aída Cecilia Lasso, y el ex alcalde de Aguachica y promotor de la Consulta por la Paz, Luis Fernando Rincón. 

Luis Fernando Rincón, promotor de la Consulta por la Paz
Dos meses después del asesinato de Aída Lasso y su hija, Luis Fernando Rincón, ex militante del M-19, fue asesinado por paramilitares el 15 de agosto de 2000 tras ser interceptado en un camino y llevado a una finca en la vereda Buturama, Aguachica.

Feber de Jesús Atehortua, alias ‘Julio’, que perteneció al Bloque Héctor Julio Peinado y que no se ha desmovilizado, confesó en conversaciones con la Fiscalía, haber ordenado  el asesinato del ex alcalde.

En su confesión, 'Julio' dijo que la decisión final en este caso fue tomada por ‘Juancho Prada’, supuestamente por el acercamiento de la víctima con el comandante guerrillero alias ‘Roqui’.

Según la fiscalía, los diálogos entre el ex alcalde y la guerrilla, buscaban evitar las acciones armadas en Aguachica; sin embargo el padre de Luis Fernando Rincón, aseguró que el asesinato fue perpetrado como represalia por la negativa de su hijo a comprometer el presupuesto público.

Rincón había sido alcalde de Aguachica, y en 1995 promovió la Consulta Popular por la Paz.

Para la Fiscalía, el crimen de Rincón fue provocado por intentar ponerle fin a la ola de violencia que vivía Aguachica, al promover la coalición política que se opuso a los grupos armados en ese municipio, y de la cual formaron parte otros políticos asesinados como José Mario Saldaña y Cesar Alberto Paso Torres, y otros amenazados o desplazados como Miguel Malo Quiroz, Robinson Rocha Banderas, Cesar Emiro Mejía Froilán, Freddy Dita, Rosalba Acosta y Margarita Hernández.

Para el momento del asesinato, Luis Fernando, había anunciado su intención de ser nuevamente alcalde de Aguachica, lo que motivó que adelantara reuniones con diferentes representantes de los grupos armados ilegales que hacían presencia en el municipio.

Según los familiares de la víctima, es por esto que él accede tan fácilmente a reunirse con los paramilitares, con el fin de menguar las acciones violentas en contra de la población.

Durante la audiencia la Fiscalía pidió que se legalizaran los cargos por homicidio y secuestro en la persona de Luis Fernando Rincón, y el desplazamiento de familiares y compañeros de trabajo.

Aída Cecilia Lasso, candidata a la Alcaldía
Aida Cecilia Lasso fue asesinada por paramilitares el 21 de junio de 2000, en San Alberto, Cesar.

La entonces candidata a la alcaldía se encontraba en su casa, cuando Wilson Salazar, alias ‘Loro’, en compañía de alias ‘Tito’ irrumpieron en su vivienda, dándole muerte junto con su hija,  cuando esta trató de defender a su madre.

A pesar de que ‘Juancho Prada' aseguró en versión libre que los motivos del asesinato no habían sido políticos, alias ‘Loro’, el asesino de Aída Cecilia aseguró en versión libre haber sido testigo de cómo el entonces candidato a la alcaldía Javier Zarate se encontraba presente el día que se ordenó el asesinato de Lasso.

“Este asesinato fue planeado tres días antes una finca arrendada por Rodolfo Padilla, donde estaban ‘Juancho Prada’,  ‘El Tuerto Rodolfo’, ‘El Cura’ (Daniel Toloza Contreras), ‘Angelito’ (Jose Daniel Cárdenas León), ‘Nico’,  Tito Prada (Juan Tito Prada), ‘Chupete’ (Giovani Lamus), Javier Zárate, que era el alcalde de San Alberto, y Gerardo Jaimes” dijo.

Según ‘Loro’, en la reunión a la candidata la acusaron falsamente de ser auxiliadora de la guerrilla, “yo no la conocía, yo le dispare, todo lo que dijeron de ella era mentira, y a ella la mataron porque ella se iba a lanzar para la alcaldía”, aseguró.

A raíz del asesinato, un hijo de la víctima se desplazó.

Con base en el testimonio de alias ‘Loro’ y la investigación realizada en Justicia y Paz, la Fiscalía pidió legalizar los cargos de homicidio como delito de lesa humanidad, desplazamiento y terrorismo.

Hugo López, concejal
El 28 de junio de 1999 el entonces ex concejal Hugo López Quiroz fue asesinado en un hotel en San Alberto, Cesar.

Ante Justicia y Paz, alias ‘Juancho Prada’ confesó el crimen y dijo que ocurrió porque Rodolfo Pradilla alias ‘El Tuerto’ le dijo que López Quiroz tenía nexos con la guerrilla y los sindicatos. “Le dije a Rodolfo que verificara bien y que si era guerrillero que le diera muerte”, dijo.

En la misma versión aseguró que al ex concejal “se le consideraba torcido por sus  vínculos con organizaciones de izquierda y el sindicalismo”.

La Fiscalía pidió que se legalizara el homicidio como un crimen de lesa humanidad, ya que el concejal era un ciudadano de bien que no participaba en el conflicto.

En septiembre de 2010, un juzgado en Valledupar condenó a un ex alcalde de ese municipio tras considerar que el asesinato se produjo por las diferencias políticas que tenía el funcionario con el concejal.

José Mario Saldaña, concejal
Según reveló la Fiscalía durante la legalización de cargos contra ‘Juancho Prada’, el asesinato de este concejal fue motivado por razones políticas.

La Fiscalía leyó ante el tribunal apartes de la versión libre del 9 de marzo de 2009 de Alfredo Ballena, alias ‘Rancho’, en la que el ex paramilitar aseguró que el entonces alcalde Israel Obregón Ropero le pidió a un paramilitar conocido con el alias de ‘María Bonita’ que asesinara al concejal porque le hacía contrapeso político.

A pesar de que por este hecho ya existe una condena por homicidio contra ‘Juancho Prada’, la Fiscalía pidió a los magistrados tener en cuenta el principio de verdad en el proceso de Justicia y Paz, calificando el asesinato de este concejal como un crimen de lesa humanidad.

Durante la investigación la Fiscalía descubrió que previo al homicidio, José Mario Saldaña fue víctima de amenazas por parte de las autodefensas, cargo que también fue legalizado en contra de alias ‘Juancho Prada’.

Durante la audiencia la Fiscalía pidió que se legalizaran los cargos por homicidio y amenazas en la persona de José Mario Saldaña.

César Alberto Passo Torres, concejal
A las dos de la tarde del 1 de septiembre de 2001 el cuerpo del ex concejal César Alberto Passo Torres fue encontrado en una zona conocida como Puerto Mosquito, en Aguachica.

Según la versión del ex paramilitar Francisco Alberto Pacheco Romero, alias ‘El Negro’, “la orden que dio ‘Pardillo’ fue que le dijéramos a Passo que ‘Barranquilla’ quería hablar con él.

A lo que agregó: "Estábamos ‘El paisa’, ‘E.T’., ‘Chorola’ y yo.  Le dijimos que nos acompañara y lo llevamos al área de Puerto Mosquito, yo me quede en una finca que queda por la salida de Puerto Mosquito y ellos siguieron con ‘Pardillo’ (…) Al rato vino ‘Chorola’ por mí y me dijo que nos devolviéramos. En las horas de la noche me entere que al señor lo habían matado en La Cuesta del Barbudo. ‘Pardillo’ me dijo que el mismo le había disparado, que la orden se la había dado ‘Guasaco’ (Alirio Páez Barrientos).”

César Alberto Passo fue dos veces concejal de Aguachica. Fue torturado y luego asesinado por los paramilitares.

“El concejal fue obligado por los paramilitares a abordar una camioneta y fue hallado muerto a las siete de la noche”, señaló un informe del Centro de Investigación y Educación Popular, Cinep.

Durante la audiencia, la Fiscalía pidió que se legalizaran los cargos por homicidio y secuestro en la persona de César Alberto Passo.