Exparamilitar denunciante de parapolítica, por fuera de Justicia y Paz

Armando Lugo, alias ‘El Cabezón’, desmovilizado del Bloque Calima de las Auc, extorsionó desde la cárcel al excongresista Luis Fernando Velasco. Por tal razón, la Sala de Justicia y Paz de Tribunal de Superior de Bogotá lo excluyó del proceso de justicia transicional.    

Armando Lugo, alias 'El Cabezón', desmovilizado del Bloque Calima que fue expulsado del proceso de Justicia y Paz. Foto: archivo Semana.Más que por sus crímenes, Armando Lugo, alias ‘El Cabezón’, se dio a conocer después de su desmovilización en los estrados judiciales por sus denuncias contra políticos, militares y servidores públicos. Sus declaraciones llevaron a la Unidad de Justicia y Paz a solicitar la apertura de 62 investigaciones en la llamada justicia ordinaria.

Pero a la par de esas declaraciones, aparecieron denuncias de políticos en contra de Lugo que lo señalaban de extorsionarlos desde la cárcel. En diciembre de 2009, el Juzgado Once Penal Municipal con funciones de conocimiento de Bogotá condenó a ‘El Cabezón’ a 18 meses de prisión por el delito de extorsión agravada contra el senador Luis Fernando Velasco.

Teniendo en cuenta este fallo, la Fiscalía pidió la exclusión de Lugo del proceso de Justicia y Paz, teniendo en cuenta que las normas de justicia transicional en el país determinaron que una persona que haya sido condenada por delitos cometidos después de su desmovilización no puede acceder a los beneficios de Justicia y Paz, entre ellos a una pena alternativa de ocho años de prisión. (Ver: Las razones para excluir a ‘El Cabezón’ de Justicia y Paz)

El exparamilitar y su defensor no negaron los hechos, pero argumentaron que la extorsión por la que fue condenado ocurrió antes de su postulación a la Ley de Justicia y Paz. Lugo fue capturado el 7 de septiembre de 2002, pero sólo hasta de diciembre de 2009 fue postulado al proceso de justicia transicional porque al estar en prisión no pudo participar en la desmovilización colectiva del Bloque Calima en 2004.

Al final, los magistrados acogieron el argumento de la Fiscalía y ordenaron su expulsión, lo que significa que el exparamilitar no va a poder acceder a una rebaja de pena y que sus delitos serán juzgados por la justicia ordinaria. Lugo se opuso al fallo y la decisión final la tendrá la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia. (Ver fallo)

Versiones amañadas
Las declaraciones de Armando Lugo en Justicia y Paz contra los políticos fueron desmentidas en varias oportunidades por otros desmovilizados del Bloque Calima, incluido Hebert Veloza García, alias ‘HH’, quien fue el jefe de este grupo paramilitar. Incluso, algunos postulados aseguraron que Lugo les pidió que rindieran falsos testimonios a cambio de plata.  

La Fiscalía investigó la situación y llegó a la conclusión de que “Armando Lugo estando detenido y desmovilizado creó una estrategia criminal para sacar provecho económico en contra de políticos y personas de la región del Cauca, contactando para ello a desmovilizados”.

Su estrategia salió a la luz en el caso del senador Luis Fernando Velasco. Entre marzo y junio de 2008, Lugo les dijo a investigadores de la Corte Suprema que el congresista había ordenado el homicidio de dos personas en Popayán. Sin embargo, desde el 19 de noviembre de 2007 Velasco denunció ante las autoridades que alias ‘El Cabezón’ lo había contactado desde la cárcel de Palmira, donde estaba recluido,  para pedirle 50 millones de pesos a cambio de no incriminarlo en sus versiones de Justicia y Paz.

Para desenmascarar la trama, el congresista organizó una supuesta reunión para pagar la extorsión el 27 de noviembre del 2007 y dio aviso a la Policía. En diciembre de 2009 el Juzgado Once Penal Municipal con funciones de conocimiento de Bogotá condenó a ‘El Cabezón’ a 18 meses de prisión por el delito de extorsión agravada.

La ex congresista Dilian Francisca Toro también denunció a Lugo en julio de 2010 por ese mismo delito, proceso que está siendo investigado por la Fiscalía Séptima de Cali. Según Toro, Lugo le pidió a su abogado 200 millones de pesos a cambio de no testificar en su contra ante Corte Suprema de Justicia. El exparamilitar también habría amenazado al esposo de la ex senadora, Julio Cesar Caicedo, para no involucrarlo en asuntos de narcotráfico.

Según documentó la Fiscalía, como no recibió el dinero, el 30 de julio de 2010 Lugo aseguró que la  exsenadora y su esposo financiaron grupos paramilitares y le ordenaron a alias ‘HH’ que asesinara a un inspector de policía. Esto versión fue desmentida por el exjefe paramilitar en agosto de 2012. (Ver: 'HH' asegura que no se reunió con Dilian Francisca Toro). Además, el desmovilizado Jaime Manuel Mestre Santamaria aseguró que Lugo le había pedido que declarara en contra de Toro y de su esposo para conseguir dinero.

Lugo también fue señalado por mentir contra el exsenador Juan Carlos Martínez Sinisterra. Según Lugo, en 2002 Martínez asistió a varias reuniones con ‘HH’ para tratar temas de narcotráfico, asunto que también fue negado por quien fungió como comandante del Bloque Calima. Esos supuestos hechos de narcotráfico que ‘El Cabezón’ narró en Justicia y Paz, no hicieron parte de la condena que la Corte Suprema de Justicia dictó en contra del legislador por parapolítica y la Fiscalía lo capturó de nuevo cuando terminaba de pagar la pena en su casa porque un juez le otorgó la casa por cárcel para que pudiera atender a sus hijos tras la muerte de su esposa. (Lea: Juan Carlos Martínez vuelve a la cárcel La Picota

Lugo no solo extorsionó a congresistas, también involucró a políticos locales. El 17 agosto de 2009, Lugo dijo que el exalcalde del municipio de Florida, en el Valle, Humberto de Jesús López, fue el autor intelectual del homicidio de cuatro personas. A partir de estas versiones el exalcalde fue detenido y se inició una investigación en su contra.

Pero el desmovilizado Alejandro Ortega, quien admitió ser el autor material de los asesinatos, negó que López los hubiera ordenado y agregó que todo eran una mentira de Lugo. Acorralado, Lugo se retractó asegurando que estaba confundido. En febrero 2010 se cerró la investigación y dejaron al exalcalde en libertad.

¿Quién es ‘El Cabezón’?
El exparamilitar Armando Lugo nació 1973 en Florencia, Caquetá. Según sus declaraciones, en 1993 tuvo que salir de su ciudad natal por amenazas de la guerrilla de las Farc. Fue así que llegó a Santander de Quilichao, Cauca, donde entró a formar parte de le Defensa Civil Colombiana.

Su primer acercamiento a las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) fue como informante del Bloque Calima. Lugo aprovechaba las brigadas de salud que se organizaban en las veredas donde delinquía la guerrilla de las Farc para entregarles información a los jefes paramilitares de este bloque.

En agosto del 2000 se vinculó a las Auc. Dentro del Bloque Calima fue coordinador militar, comandante de material logístico y segundo de zona del Frente La Buitrera, que operó en los municipios de El Cerrito, Palmira, Pradera, Florida, (Miranda y Corinto, en el Cauca) y los corregimientos de El Palo, Villa Gorgona, Juanchito y El Carmelo en Candelaria.

Como el exparamilitar conocía la zona de Santander de Quilichao, fue el encargado de señalar a las víctimas de extorsiones en la zona. Además, según dijo en versión libre, por medio de miembros del coronel del Batallón Pichincha consiguió municiones y uniformes que los paramilitares del Calima utilizaron para perpetrar la masacre del Naya en abril de 2001.

Por fuera del proceso de Justicia y Paz, este exparamilitar se enfrentará a penas que irán más allá de los ochos años.