Las razones para excluir a 'El Cabezón' de Justicia y Paz

Por seguir delinquiendo desde la prisión e intentar extorsionar a varios congresistas, la Fiscalía pidió formalmente que ‘El Cabezón’ fuera excluido del proceso de justicia transicional.
  
El 'Cabezón' podría ser excluido de Justicia y Paz por seguir delinquiendo después de su desmovilización. Foto: Archivo Semana  

Luego de meses de anuncios sobre la posible exclusión del proceso de Justicia y Paz de Armando Lugo, ex paramilitar conocido con el alias de ‘El Cabezón’, la Fiscalía presentó la solicitud ante los magistrados competentes.

Según las investigaciones de la Fiscalía, Lugo intentó extorsionar a varias personas, entre ellas congresistas y políticos de Valle de Cauca, a cambio de no salpicarlos en sus declaraciones ante la justicia.

De acuerdo con la Fiscalía 40 de Justicia y Paz, Lugo, ex miembro del Bloque Calima que se desmovilizó el 18 de diciembre de 2004, “planeó una estrategia criminal desde la cárcel para extorsionar a algunos políticos y beneficiarse económicamente, intentando además, manipular las declaraciones de otros desmovilizados para que lo respaldaran en sus afirmaciones”.

Dentro de los políticos que fueron víctimas de las extorsiones de Lugo se encuentra el senador Luis Fernando Velasco, la ex congresista Dilian Francisca Toro y su esposo Julio Cesar Caicedo, también ex senador. Igualmente la Fiscalía reveló detalles de chantajes en contra de Humberto de Jesús López, ex alcalde de Florida en el Valle del Cauca y del ex senador Juan Carlos Martínez Sinisterra, condenado por parapolítica.  

El 18 de diciembre de 2009, alias ‘El Cabezón’ fue condenado a 18 meses de prisión por el por el delito de extorsión agravada por el chantaje al senador Velasco.

Además de esta condena, sobre Lugo pesan otras investigaciones y procesos en los que se ha cuestionado la credibilidad de sus testimonios, los cuales han sido desmentidos por el extraditado Éver Veloza, alias ‘HH’, quien fuera el jefe del Bloque Calima y por otros desmovilizados que lo califican como un mentiroso.

El representante de la Procuraduría apoyó la solicitud del ente investigador y aseguró que “según las pruebas, Armando Lugo vio en el proceso de Justicia y Paz un negocio para obtener beneficios económicos ilegales dedicándose a la extorsión. La ley es muy clara y el solo hecho de haber recibido condena por delitos cometidos después de su desmovilización es razón suficiente para que sea excluido de Justicia y Paz”.

Por su parte, Lugo aseguró ante los magistrados de Justicia y Paz que todo se trata de una persecución, a lo que agregó que ha recibido amenazas de personas que lo quieren callar ya que es el único de su bloque que se ha atrevido a denunciar con nombres propios a políticos, miembros de la fuerza pública, empresarios y particulares que apoyaron el paramilitarismo en el occidente del país.

Según la Fiscalía, Lugo ha rendido diez diligencias de versión libre desde julio de 2010 en las que ha anunciado y confesado 107 hechos criminales. Con base en sus testimonios el ente investigador ha compulsado copias para que se investiguen a 62 políticos, militares y particulares.

Como Lugo no estuvo acompañado por un abogado conocedor de su caso -aunque estuvo representado por un defensor público-, los magistrados de Justicia y Paz establecieron una nueva fecha para que el desmovilizado pueda presentar su defensa. Luego de esta presentación se procederá a tomar la decisión de excluir o no al ex paramilitar.

Así cayó el 'Cabezón'
El 19 de noviembre de 2007 el senador Luis Fernando Velasco denunció ante las autoridades que Armando Lugo, recluido en la cárcel de máxima seguridad de Palmira, lo contactó a través de otro desmovilizado para pedirle dinero a cambio de no incriminarlo en sus versiones de Justicia y Paz.

Según el político, Lugo lo iba a relacionar con unos homicidios realizados por el Bloque Calima por orden de una persona que estaba interesada en salpicarlo.

El ‘Cabezón’ organizó el encuentro entre Velasco y Mario Alberto Morales, a quién Lugo delegó para ir a recoger el dinero de la extorsión en el aeropuerto de Palmira. A cambio de 50 millones de pesos, Velasco no sería nombrado por el desmovilizado y además podría saber quién estaba detrás de un supuesto complot en su contra.

El 27 de noviembre del 2007, cuando el senador llegó a la reunión en el aeropuerto avisó a la Policía, la cual procedió a capturar a Morales cuando estaba recibiendo el dinero en nombre de Lugo.

Días después, el paramilitar llamó al senador para amenazarlo, mientras que entre marzo y junio de 2008 lo señaló como el determinador del homicidio de dos personas en Popayán ante investigadores de la Corte Suprema de Justicia.

Armando Lugo ha sido desmentido por otros desmovilizados que lo llamaron a decir la verdad para no afectar el proceso de Justicia y Paz. Los desmovilizados aseguraron que Lugo utilizó a ex miembros del grupo ilegal para que lo acompañen en sus señalamientos falsos.

Esto ocurrió en las versiones libres del 15 al 17 de agosto de 2012 a las que asistió el ex jefe paramilitar Éver Veloza, alias ‘HH’ -por videoconferencia desde Estados Unidos-; Elkin Casarrubía, alias ‘El Cura’; José de Jesús Pérez Jiménez, alias ‘Sancocho’; Pablo Antonio Peinado, alias ‘Mauricio’; Alejandro Ortega; Jaime Manuel Mestre Santamaria, alias de ‘Romario’ y Juan Mauricio Aristizábal Ramirez, conocido con el alias de ‘El Fino’, todos desmovilizados del Bloque Calima.

En esa ocasión los ex paramilitares negaron cualquier relación con el senador Luis Fernando Velasco. Incluso, Alejandro Ortega dijo que Lugo le pidió colaboración para incriminar al político en el homicidio de dos personas ocurrido en septiembre de 2002 en Popayán.

‘HH’ respaldó esta versión y negó los nexos con Velasco. Por esta razón, el 9 septiembre de 2009 la Corte Suprema se abstuvo de iniciar investigación formal en contra de Velasco, señalando que las declaraciones de Lugo fueron incoherentes y difusas.

Tres meses después, el 18 de diciembre el juzgado once penal municipal con funciones de conocimiento de Bogotá condenó a ‘El Cabezón’ a 18 meses de prisión por por el delito de extorsión agravada al senador Velasco.

Las extorsiones a Dilian Francisca Toro
La ex congresista Dilian Francisca Toro denunció a Lugo en julio de 2010 por el mismo delito de extorsión agravada, proceso que fue llevado por la Fiscalía Séptima de Cali.

Desde el centro de reclusión, Lugo contactó a la ex senadora Dilian Francisca Toro y le hizo llegar un mensaje de que necesitaba darle una información a través de un abogado de confianza. Toro puso la situación en conocimiento de las autoridades que le pidieron hacer una grabación del encuentro.  

La ex senadora envió al abogado Eduardo Alfonso Correa, quien grabó la conversación con Lugo en la que le exige el pago de 200 millones de pesos a cambio de no testificar en su contra ante Corte Suprema. El paramilitar también habría amenazado al esposo de la ex senadora, Julio Cesar Caicedo, para no involucrarlo en asuntos de narcotráfico.

Según relató la Fiscalía, al no recibir lo esperado, el 30 de julio de 2010, Lugo aseguró que la ex senadora y su esposo financiaban grupos paramilitares y que además habían ordenado el homicidio de un inspector de policía en reunión con alias ‘HH’. Esto fue desvirtuado por el jefe paramilitar en agosto de 2012. (Ver artículo 'HH' asegura que no se reunió con Dilian Francisca Toro)

En la versión conjunta de varios desmovilizados del Calima, Jaime Manuel Mestre Santamaria aseguró que Lugo le había pedido que declarara en contra de Toro y de su esposo para conseguir dinero.

Además de esta investigación por las presiones realizada en contra de Dilian Francisca, Lugo fue señalado por mentir en el caso del ex senador Juan Carlos Martínez Sinisterra, condenado por parapolítica. Según Lugo, en el 2002 Martínez había asistido a varias reuniones con ‘HH’ para tratar temas de narcotráfico. ‘HH’ también negó estos encuentros.

Por su parte, el desmovilizado Pablo Antonio Peinado aseguró que recibió propuestas de Lugo para conseguir dinero a través de extorsiones y contó el caso de un ex alcalde de Florida Valle, Humberto de Jesús López, quien fue señalado por este paramilitar como el autor intelectual del homicidio de cuatro personas.

En versión del 17 agosto de 2009, Lugo declaró en contra de López y del empresario Álvaro Correa, declaraciones por las que la Fiscalía decidió capturarlos.

El desmovilizado Alejandro Ortega admitió ser autor material de los asesinatos, pero negó que López los hubiera ordenado y agregó que todo eran una mentira de Lugo. Viéndose encerrado, Lugo se retractó asegurando que estaba confundido.

En febrero 2010 se cerró la investigación y se revocó la medida de aseguramiento en contra de López y de Correa quienes fueron dejados en libertad de manera inmediata.

¿Quién es ‘El Cabezón’?
El ex paramilitar Armando Lugo nació en Florencia, Caquetá. Según sus declaraciones, en 1993 tuvo que salir de su ciudad natal por amenazas de la guerrilla de las Farc, que para ese entonces delinquía en la zona. Fue así que llegó a Santander de Quilichao, Cauca, donde entró a formar parte de le Defensa Civil Colombiana.

Su primer acercamiento a las Auc fue como informante del Bloque Calima. Lugo aprovechaba las brigadas de salud que se organizaban en las veredas donde delinquía la guerrilla de las Farc para entregarle información a los jefes paramilitares de este bloque.

En agosto del 2000 se vinculó a las Auc. Dentro del Bloque Calima fue coordinador militar, comandante de material logístico y segundo de zona del Frente La Buitrera, que delinquió en los municipios de El Cerrito, Palmira, Pradera, Florida, (Miranda y Corinto, en el Cauca) y los corregimientos de El Palo, Villa Gorgona, Juanchito y El Carmelo en Candelaria.

La Fiscalía tiene indicios de que Lugo continuó delinquiendo después de la desmovilización del Bloque Calima, ocurrida en diciembre de 2004, lo cual es una causal para su expulsión. Cuando los paramilitares entregaron las armas 'El Cabezón' estaba en la cárcel, pero a mediados de 2010 fue postulado al proceso de Justicia y Paz y empezó a rendir versiones libres.

Como el ex paramilitar conocía la zona de Santander de Quilichao, fue el encargado de señalar a las víctimas de extosiones para financiar a los paramilitares de Éver Veloza alias ‘HH’. “Yo comienzo a decirles quiénes son los ganaderos y el encargado de recoger esa plata era alias ‘Julián’, quien a su vez encargó a alias ‘Pata e’ palo’. En octubre de 2001 se hace una reunión a donde se lleva todo el comercio, incluyendo granjeros y dueños de droguerías. Alias ‘El Cura’ les fijó las fechas en que tenían que pagar las cuotas”, dijo alias ‘El Cabezón’

Además, según dijo el ex paramilitar en versión libre del 29 de julio de 2010, fue el encargado de conseguir el material de guerra para la masacre del Naya que cometieron los paramilitares en abril de 2001. Según la Fiscalía, “por medio de la esposa de un cabo contactó a un coronel del Batallón Pichincha y a un general de la Tercera División del Ejército para conseguir uniformes, municiones y mover las tropas de La Esperanza a Timba, para que los paramilitares pasaran sin problema al Naya”