Los crímenes de alias ‘Ratón’

La Fiscalía le imputó varios crímenes a alias ‘Ratón’, el ex jefe paramilitar de urbanos que delinquió en varios municipios limítrofes de Cundinamarca y Meta.
  
Luis Miguel Hidalgo alias 'Ratón' delinquió en el Frente Pedro Pablo González del Bloque Centauros en los Llanos Orientales.  

Luis Miguel Hidalgo alias ‘Ratón’ asesinó y participó en las muertes y desplazamientos de varias personas en los Llanos Orientales acusándolas de ser presuntas colaboradoras de la guerrilla o de informar a las autoridades sobre cómo delinquía el bloque paramilitar Centauros.

Por órdenes de Dairo Antonio Úsuga David alias ‘Mauricio’, ex jefe paramilitar que incursionó el Meta y que ahora delinque en la banda criminal Los Urabeños, alias ‘Ratón’ convenció en varias oportunidades a sus víctimas para luego asesinarlas en el camino y en otros casos, fue hasta sus lugares de trabajo o casas para propinarles una ráfaga de balas.

Durante la más reciente audiencia de imputación de cargos contra alias ‘Ratón’ y otros 21 desmovilizados del Centauros, la Fiscalía narró ante los magistrados de Justicia y Paz cómo ‘Ratón’ cometió estos crímenes que, a su vez, fueron aceptados por Manuel de Jesús Pirabán alias ‘Pirata’, quien fue jefe militar del grupo ilegal.

Entre los hechos, la Fiscalía 5 de Justicia y Paz documentó que el 7 de diciembre de 2000 un hombre de 37 años recibió cinco impactos de bala después de que alias ‘Ratón Negro’ y ‘Repungencio’ ingresaron a la vivienda de la víctima acusándolo de colaborar con la guerrilla. “El señor sobrevivió, quedó en silla de ruedas y denunció que tuvo que salir de la región, abandonar su finca, los animales y los cultivos por miedo”, leyó la Fiscalía. Alias ‘Ratón’ confesó el crimen después de explicarle a Justicia y Paz que quienes dispararon fueron sus subalternos.

El 6 de junio de 2001 participó en el asesinato de una mujer y dos hombres que estaban en una caseta en la vereda Buenavista, en la vía que comunica a Villavicencio con Bogotá. En una versión libre, alias ‘Ratón’ “dijo que tenía una información que la dueña de esa tienda le colaboraba a la guerrilla con tarjetas de telefonía celular. Esta información se la dio alias ‘Echeverry’ al comandante ‘Mauricio’, y este último le ordenó buscar a la señora. Alias ‘Cantinflas’, ‘Guajiro’, ‘Echeverry’ y ‘Ratón’ fueron hasta el lugar en una camioneta, pidieron aguardiente y cuando ‘Ratón’ vio que la señora salió de la tienda la persiguió hasta dispararle”, leyó la Fiscalía.

Siete días después alias ‘Ratón’ participó en el crimen de un joven que se rehusó a delinquir con el Bloque Centauros. “Yo le dije que si quería ‘trabajar’ y dijo que después. Y denunció esto ante la autoridad y ‘Mauricio’ dio la orden de matarlo”, le confesó el ex paramilitar a Justicia y Paz. La familia de la víctima le contó a la Fiscalía que el joven había hecho parte del Batallón de Infantería No 20 en Villavicencio y que los paramilitares lo habían contactado ofreciéndole pagarle más de lo que estaba ganando en el Ejército.

En junio de 2001 los paramilitares asesinaron a un hombre que salía del barrio Pinilla, de Villavicencio, porque después de llegar a un paradero de bus trataba de movilizarse con unas muletas y no respondió a las preguntas. “Esto ocurrió por órdenes de alias ‘Flechas’. Le pidieron papeles y no respondió. Le dispararon porque se presumía que era informante”, dijo ‘Ratón’.

Aunque en la mayoría de los casos los paramilitares abandonaron los cuerpos de sus víctimas sobre las vías o en los lugares donde cometieron los crímenes en otros, trataron de ocultarlos arrojándolos a fosas o ríos. El 29 de junio de 2001, por orden de ‘Ratón’, alias ‘Echeverry’ citó a una joven en la vereda Santa Cecilia, en Paratebueno, y después de tildarla de colaboradora de la guerrilla los paramilitares la asesinaron, la desmembraron y la arrojaron a una fosa.

Alias ‘Ratón’ nació en Medina, Cundinamarca, y quedó huérfano de padre y madre siendo niño. En la juventud viajó al Guaviare donde comenzó a ganarse la vida siendo ‘raspachín’ de la hoja de coca. En 1998, cuando los paramilitares de la Casa Castaño, provenientes del Urabá, ya habían incursionado los Llanos Orientales, alias ‘Ratón’ empezó a delinquir con lo que luego se conoció como el Bloque Centauros.

En este grupo paramilitar alias ‘Ratón’ comenzó como patrullero y en menos de un año empezó a ser jefe del grupo que le heredó a su jefe alias ‘Mauricio’. Delinquió con el Frente Pedro Pablo González que estuvo en Paratebueno y Medina, en Cundinamarca, y Barranca de Upía, Cumaral, Cabuyaro y Restrepo, en Meta.

Del 14 al 17 de febrero la Fiscalía imputó* cargos a ‘Ratón’ y a otros ex paramilitares del Centauros como parte de una audiencia que documentó 447 crímenes en los Llanos Orientales.

*La imputación de cargos es una etapa del juicio antes de que los magistrados emitan una sentencia que condene a los ex paramilitares y repare a las víctimas del conflicto armado.