La violencia sexual de los ‘paras’ de Arauca

Los paramilitares reclutaron mujeres, algunas menores de edad, para convertirlas en sus esclavas sexuales. Luego de torturarlas, las asesinaban.

El Bloque Vencedores de Arauca reclutó a mujeres que luego fueron abusadas sexualmente, asesinadas y luego desaparecidas en fosas. Foto archivo SemanaEn Arauca los paramilitares quisieron borrar cualquier rastro que pusiera en evidencia sus atrocidades. A las mujeres que fueron víctimas de abuso sexual y de tortura física y psicológica, las asesinaban y luego las descuartizaban escondiendo sus cuerpos en fosas.

Así lo documentó la Fiscalía 22 de Justicia y Paz durante el juicio que se adelanta contra Miguel Ángel Mejía Múnera alias ‘El Mellizo’, ex jefe paramilitar de Bloque Vencedores de Arauca, y otros ocho desmovilizados de ese grupo paramilitar. Según la Fiscalía, este bloque cometió varios delitos en que las mujeres “bajo fuerza, incapacidad, miedo y sometimiento” fueron abusadas.

La Unidad de Justicia y Paz encontró que  estos delitos fueron cometidos contra las compañeras sentimentales de varios  paramilitares que eran acusados de robar a las Auc. También contra mujeres que eran reclutadas y que luego eran abusadas por varios integrantes de la tropa.

“Hacían que las víctimas se desnudaran delante de todos, las ponían a pelear entre sí, las manoseaban y las sometían a tratos humillantes”, leyó la Fiscalía.

En versiones libres, los ex paramilitares señalaron a Yesid Baena Toro alias ‘Martín’, un ex policía que fue jefe militar del bloque, como quien les ordenaba cometer esos delitos. “Todos le teníamos miedo a ‘Martín’”, dijo en el juicio Domingo Garcés Morelo alias ‘Dogar’. Alias ‘Martín’ fue asesinado por sus propios subalternos por orden de alias ‘El Mellizo’.

La violencia sexual es un crimen de guerra y de lesa humanidad según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Otras cortes internacionales como el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia y el Tribunal Penal Internacional para Ruanda consideran esta violencia como un componente de genocidio y un acto de tortura. Sin embargo, en Colombia este delito no está tipificado como de lesa humanidad en el Código Penal y por esos muchos de estos casos han prescrito, es decir, que dan archivados. Estos fueron algunos de los casos documentados:

Camila* y Juliana*, 15 y 16 años

El 10 de enero de 2003 dos amigas salieron de sus casas en una finca en Arauca. Camila* y Juliana* eran vecinas y apenas tenían estudios de primaria con 16 y 15 años. Desde ese día sus madres no volvieron a tener noticias de ellas y decidieron denunciar su desaparición ante la Fiscalía.

En versiones libres, Wílmer Morelo Castro alias ‘Boqui’ y José Manuel Hernández alias ‘Platino’, condenados en Justicia y Paz por delitos sexuales, masacres y desapariciones forzadas, contaron que ese día vieron a las jóvenes en una motocicleta conducida por alias ‘Kiko’.
Ferney Alvarado Pulgarín alias ‘Cúcuta’ le confesó a la Fiscalía que las niñas fueron llevadas a una finca donde fueron entregadas a una escuadra paramilitar de nueve hombres. “Por cada violación, ‘Elías’ anotaba en una libreta $20 mil pesos que le eran descontados de la ‘nómina’ a cada paramilitar. Más de uno accedió a las jóvenes”, dijo el desmovilizado.

Después de casi tres días de abusos, las niñas fueron llevadas hasta una finca donde estaban alias ‘Electricidad’, ‘Cúcuta’ y ‘Chayán’. Los desmovilizados dijeron que Camila* era novia de este último paramilitar y que él no intercedió ni evitó que continuaran los abusos. Por el contrario, atendió la orden de alias ‘Martín’ de que las jóvenes fueran desvestidas y dejadas en ropa interior.

Las niñas fueron puestas a pelear entre sí y luego entregadas a un grupo de mujeres conocidas como ‘Las Paracas’, entre ellas alias ‘Eléctrica’ y ‘Paisa’, que las golpearon hasta dejarlas inmóviles. Luego les dispararon en el cráneo, las desmembraron y las arrojaron a una fosa. “Recuerdo que ‘La Paisa’ llegó con un pedazo de grasa (extraído del cuerpo de unas víctimas) diciendo que iba a utilizarla para untársela en la cara”, dijo alias ‘Cúcuta’ en una versión libre.

La Fiscalía dijo que programará una nueva jornada de exhumación para buscar los cuerpos en una fosa que, según los desmovilizados, está ubicada en la vereda La Saya, en el municipio de Arauca.

Laura*, 20 años
Con un hijo de cinco años, Laura* se había propuesto terminar el bachillerato y mientras estudiaba, trabajaba limpiando casas de familia. La joven, de 20 años, comenzó a tener una relación sentimental con alias ‘Michael’, quien era uno de los encargados de cobrar las extorsiones del Bloque Vencedores de Arauca.

Según varios desmovilizados del grupo, alias ‘Michael’ empezó a cobrar más extorsiones a nombre de las Auc y a quedarse con ese dinero. Alias ‘Martín’, el jefe paramilitar del grupo, ordenó asesinaron y para lograrlo le tendió una trampa ‘Michael’. “Lo llamaron y le dijeron que lo iban a ascender en la organización. Cuando fue a atender la cita lo mataron”, leyó la Fiscalía.

Por orden del jefe paramilitar, Laura* fue raptada en junio de 2002 del municipio de Cravo Norte y llevada a una finca donde estaban alias ‘Martín’, ‘J7’, ‘Alejo’, ‘Kiko’ y ‘Chichi’. “La joven permaneció viva durante dos días. Fue abusada por varios integrantes de la tropa. Luego fue asesinada, desmembrada y arrojada a una fosa”, indicó la Fiscalía.

Karen* y María*, 15 y 20 años
Las jóvenes eran amigas y vivían en la misma casa en el municipio de Arauca. El 5 de mayo de 2003 salieron a las ocho de la mañana hacia la plaza de mercado del pueblo y nadie volvió a saber de ellas. Según varios desmovilizados, Karen* tenía una relación sentimental con alias ‘Noriega’  y el paramilitar estaba siendo señalado por el grupo de estar ‘robando’ a las Auc.

Según el relato de la Fiscalía, alias ‘Elías’, el encargado de recaudar el dinero de las extorsiones realizadas por el grupo paramilitar, ordenó retener a alias ‘Noriega’. Le tendieron una trampa y lo ordenaron instalar un retén ilegal donde terminó siendo capturado por las autoridades.

Mientras ‘Noriega’ estaba preso, los paramilitares raptaron a Karen y María. “Alias ‘Cúcuta’ llevó con engaños a las dos niñas a las fincas donde estaba alias ‘Martín’. Alias ‘Eléctrico’ contó que las dos jóvenes fueron abusadas por tres paramilitares y luego asesinadas y enterradas en una fosa por ‘Cúcuta’”, leyó la Fiscalía.

Patricia*, la sobreviviente
La estudiante de octavo grado iba en su bicicleta hacia la casa de un amigo a estudiar. En el camino, los paramilitares la tumbaron, le amarraron las manos y la condujeron en un taxi hasta un rastrojo donde la abandonaron por unas horas mientras los militares que estaban cerca se iban.

Así lo relató la Fiscalía, que documentó que Patricia*, de 17 años, fue llevada el 4 de mayo de 2005 hasta una casa vieja, cerca al matadero, donde empezaron a interrogarla y a tocarla. “Alias ‘Toto’ comenzó a tocarle las piernas y a amenazarla con una pistola. José Mendoza alias ‘Lucas’ la señalaba de ser la mujer de un guerrillero”, leyó la Fiscalía.

Según la reconstrucción de los hechos, la niña permaneció cuatro días secuestrada y le permitieron hacer una llamada. Ella se comunicó con su papá, quien fue a hablar con alias ‘Lucas’ para que la dejaran libre. Tras su liberación, la niña salió desplazada por miedo a que la asesinaran.

En Justicia y Paz, la primera sentencia por delitos sexuales fue proferida en diciembre de 2011 cuando los magistrados condenaron a José Rubén Peña alias ‘Lucho’, desmovilizado del Bloque Vencedores de Arauca, por la violación contra dos mejores el 7 de marzo de 2003 en el corregimiento El Caracol, en el municipio de Tame.

Los anteriores crímenes documentados por la Fiscalía serán presentados en una audiencia de incidente de reparación, en la que las víctimas podrán expresar cómo desean que el Estado les reivindique en sus derechos. Esta etapa es previa a la sentencia que proferirá la magistratura.

*Los nombres de las víctimas se reserva de acuerdo con lo dictado por la Corte Suprema.

Artículos relacionados
- Las fórmulas de tortura del Bloque Vencedores de Arauca
- La nómina de militares de 'El Mellizo' Mejía