Cómo un bloque de las Auc tuvo utilidades por 60 mil millones

En audiencia de legalización de cargos a Freddy Rendón Herrera, alias 'El Alemán', ante un juez de Justicia y Paz, la Fiscalía revelo cómo el Bloque Élmer Cárdenas ganó más de 60 mil millones de pesos por negocios ilícitos.

El Bloque Élmer Cárdenas ganó más de 60 mil millones de pesos en sus 11 años de existencia. Fotomontaje VerdadAbierta.com

Según pudo establecer la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía en su investigación de preparación para la imputación de cargos a Freddy Rendón, alias 'El Alemán', jefe del Élmer Cárdenas  de las Autodefensas Unidas de Colombia, este bloque recibió 277.000 millones de pesos, por concepto de cobros al narcotráfico, extorsiones a empresas de diversa índole, peajes en las vías y cobros de protección en la vía a los transportadores.

Y si le descuentan los gastos de manutención de la tropa y la compra de armas, la Fiscalía aseguró que se quedó con unos 60.000 millones de pesos de ganancias, que no es claro en qué fueron invertidos.

 Los narconegocios

 La Ley Justicia y Paz no cobija a ningún ex paramilitar que estuviera directamente involucrado en el negocio de las drogas ilícitas. Sin embargo, según la Fiscalía ni ‘El Alemán’, ni su grupo estuvieron involucrados de manera directa con el trafico de drogas. Ellos cobraban por cada kilo de droga que pasó por su zona. 

Para demostrar el funcionamiento de los negocios ilícitos con los que se financió el Bloque Élmer Cárdenas durante 11 años, desde su inicio en 1995 bajo el nombre de  “Los Velengues”, hasta su desmovilización en el 2006, la Fiscalía realizó una exposición en la que reconstruyó, a partir de las pruebas obtenidas con las confesiones de los paramilitares y sus propias investigaciones, cómo fue la participación del Bloque en cada una de estas actividades.

Este cobro representó un ingreso de más de 123 mil millones de pesos en los 11 años.

El Élmer Cárdenas delinquió en San Pedro, San Juan, Necoclí, Arboletes, en el norte del Urabá antioqueño. En el Chocó actuaba en el medio y Bajo Atrato, Unguía, Acandí, Riosucio; y en el occidente de Antioquia su influencia pasaba por Mutatá, Dabeiba, Uramita, y llegaba hasta Frontino, Cañas Gordas y Caicedo. En toda ésta área había una activa presencia de las FARC, particularmente de los Frentes V, el 57 y el 58. También algunos grupos del Eln.

En su análisis sobre la relación del Bloque con el narcotráfico, la Fiscalía determinó que los paramilitares de esta zona tuvieron poca o ninguna presencia en zonas de cultivos ilícitos, ni en en las que la policía encontró laboratorios de procesamiento de cocaína o incautó drogas o insumos para la preparación de la pasta de coca.

'El Alemán' aseguró que ellos incluso buscaron erradicar los cultivos ilícitos de la región, y que además, dichos cultivos deben hacerse en zonas de difícil acceso, y ellos estaban eran en las fincas ganaderas.

Respecto a esta supuesta erradicación, la Fiscalía presentó una hipótesis, según la cual este grupo de autodefensas ejerció un control sobre bienes estatales, específicamente sobre el programa de familias guardabosques, ya que, aunque la cantidad de cultivos en la región era baja, se encontró que durante los años de militancia del grupo paramilitar la región fue una de las más beneficiadas con los programas de erradicación.

Rendón Herrera aseguró que el Élmer Cárdenas no se lucró con estos programas, y que su intención fue siempre bajar la cantidad de cultivos, aprovechando los programas del Estado para beneficiar a aquellos campesinos que no sembraran coca o marihuana.

Otros negocios ilícitos
Más adelante en la audiencia, la Fiscalía demostró que el otro 25 por ciento de los ingresos del Bloque Élmer Cárdenas provino del contrabando en la zona de Urabá, en donde el grupo cobró por el desembarco y paso de los cargamentos;

Mientras que  obligaban a los hacendados con a fincas productivas con extensiones de más de 100 hectáreas a pagar un "impuesto" de 10 mil pesos por hectárea.

Por explotación de madera, los paramilitares cobraban una extorsión del 5 por ciento sobre maderas finas y 3 por ciento sobre maderas ordinarias.

Este bloque paramilitar también instaló peajes ilegales, en la entrada de Antioquia a Chocó, y los cuales costaban un precio que oscilaba entre 5 y diez mil pesos por carro.

A las empresas de gas se les cobró por protección mientras se transportaban por el Chocó, según la cantidad de galones transportados. Rendón Herrera dijo que el trato con las empresas transportadoras de gas, dentro de las cuales la Fiscalía nombró a Cartagas, Intergas, Gas de Urabá y Batigas, además de representar una fuente de ingresos, era una estrategia de guerra.

Para los paramilitares que los camiones gaseros pasaran por las rutas controladas por la guerrilla significaba que los rebeldes tuvieras acceso a los cilindros de gas, con los cuales preparaban bombas. “Con un solo cilindro de esos rodeado de alambre de púas, a mi me mataron 30 hombres” dijo ‘El Alemán”.

Según la Fiscalía no existen pruebas de que los cobros de los paramilitares fueran en su gran mayoría violentos, por el contrario presentaron la hipótesis de que la mayoría fueron voluntarios. La Fiscalía argumentó que para la época, como ya lo habían relatado en audiencias anteriores, los paramilitares representaban la única fuerza de "orden" en la región. 'El Alemán' aseguró que reinvirtió parte de los pagos en el arreglo de las vías, “Nosotros manteníamos una maquinaria las 24 horas del día para mantener las vías como autopistas”, dijo.

El Bloque Élmer Cárdenas, como todos los demás Bloque paramilitares que actuaron en Urabá también se lucró de las extorsiones a los empresarios bananeros.

Todas estas actividades sumaron ingresos por más de 154 mil millones de pesos en 11 años.

Los gastos
Según lo presentado por la Fiscalía, este grupo de autodefensas gastó aproximadamente 88 mil millones de pesos en la manutención de la tropa, entre sueldos, armas (la mayoría de origen búlgaro y norcoreano), material de intendencia, víveres, combustible y  vehículos. 


La diferencia de aproximadamente 60 mil millones de pesos, llevó a la magistrada del caso a preguntar si era posible que esta cifra fueran ganancias netas, ante lo cual la Fiscalía respondió que si pero que desconocían el paradero de dicha suma, más allá de la compra de algunas propiedades de finca raíz.

Frente al vacío de información, Rendón Herrera fue interrogado por la juez. Las respuestas del ex comandante paramilitar fueron vagas, dejando en claro sólo que el bloque a su mando debió pagar a la 'Casa Castaño', el bloque original de autodefensas en Córdoba y Urabá que comandaban los hermanos Carlos y Vicente Castaño, el 25 por ciento de dichas ganancias.

Rendón alegó que la suma de ingresos-egreso no podía hacerse de manera tan ligera, ya que como se podía observar en las tablas presentadas por la misma Fiscalía, en los primeros años de existencia del grupo paramilitar los costos fueron mayores a las ganancias, y la contabilidad no había sido organizada.

A esto la juez preguntó si la mayoría del dinero había sido gastado en pagar antiguas deudas, a lo cual ‘El Alemán’ no respondió, y se desvió del tema para iniciar un ataque la Fiscalía, por supuestas imprecisiones en las presentaciones realizadas durante la audiencia.

Según lo establece la Ley de Justicia y Paz, los grupos de autodefensas desmovilizados deben, con el fin de reparar a sus víctimas, entregar todos los bienes obtenidos ilícitamente.