Priorización: Diego Fernando Murillo, alias 'Don Berna'

Este paramilitar, extraditado a Estados Unidos en 2008 por cargos de narcotráfico, tendrá que responder por 402 delitos que cometió como jefe del Bloque Héroes de Tolová, que dejó 1140 víctimas.

Además de ‘Berna’, la unidad de Justicia y Paz imputará cargos a sus segundos Luis Alfonso Sotelo, alias John, y  Duberney Marín, jefe financiero.

No queda duda que quienes sintieron todo el rigor de la guerra emprendida por el Bloque Cacique Nutibara de las Autodefensas, comandado por Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’,  fueron las comunidades asentadas en las comunas 7, 8 y 13 de Medellín. Y son precisamente las víctimas que dejó el accionar paramilitar en estos barrios quienes esperan que la imputación que prepara la Fiscalía lleve por fin el deseo de justicia y verdad que tanto esperan.

Justamente uno de los casos de connotación que le será imputado al exjefe paramilitar, quien actualmente purga una condena de 35 años en los Estados Unidos por narcotráfico, serán todos los hechos relacionados con la desaparición de por lo menos 70 personas en la Comuna 13 de Medellín, entre los meses de octubre de 2002 y febrero de 2003.

Dichas desapariciones se cometieron durante y después de la ejecución de la Operación Orión, con la cual fuerzas combinadas de la Policía, el Ejército, DAS, CTI y Fuerza Aérea, expulsaron a las milicias guerrilleras de esta zona de la ciudad.

Sobre el particular, alias ‘Don Berna’ ha referido desde su sitio de reclusión, que los paramilitares del Cacique Nutibara participaron activamente tanto en la planeación como en el desarrollo del operativo que permitió la retoma de la Comuna 13. En sus versiones, el exjefe paramilitar ha salpicado al (r) general del Ejército, Mario Montoya, y al también (r) general Leonardo Gallego. Sobre este último pesa una destitución e inhabilidad por parte de la Procuraduría.

Otro de los casos de connotación que se espera sea incluido es la masacre de seis jóvenes que tuvo lugar el 26 de abril de 2001 en el barrio Pedregal, occidente de Medellín, hecho que a la postre marcaría el inicio de una de las cruentas confrontaciones que libró el bloque Cacique Nutibara en la capital antioqueña: la guerra contra la banda de ‘Frank’.

Dentro de este paquete de imputaciones que prepara la Fiscalía contra el exjefe paramilitar se espera que también sea incluida la masacre de ochos campesinos, entre ellos tres niños, ocurrida el 25 de febrero de 2005 en el corregimiento San José de Apartadó, del municipio del mismo nombre, la cual fue reconocida por el propio ‘Don Berna’ desde su sitio de reclusión en los Estados Unidos así como por varios hombres que estuvieron bajo sus órdenes en el bloque Héroes de Tolova. Por este hecho también se investiga a dos generales del Ejército y otros 10 militares adscritos a la Brigada XVII, con sede en Carepa, por haber participado en la comisión del atroz crimen.

(Haga clic en la imagen para volver al especial sobre la priorización en Justicia y Paz)