Las masacres de las autodefensas de Ramón Isaza

Como parte de la audiencia de imputación contra las Autodefensas del Magdalena Medio, la Fiscalía les atribuirá 12 masacres a 33 desmovilizados de este grupo, cuyo jefe fue Ramón Isaza.
Desmovilizados de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio (Acmm) han dado información sobre 113 fosas, de las 217 que tiene registradas la Fiscalía 2 de Justicia y Paz. /FOTO SEMANA

-Imputan 519 crímenes a las autodefensas de Ramón Isaza
-
La máquina de guerra de Ramón Isaza
- Niegan casa por cárcel a Ramón Isaza
- Suspenden imputación contra autodefensas de Ramón Isaza
- Imputan a Ramón Isaza 620 crímenes en el Magdalena Medio

- Fiscalía imputó 105 delitos a Ramón Isaza, 'El Gurre' y 'Steven'
- La primera víctima de Ramón Isaza en Puerto Nare
- Las confesiones de Ramón Isaza
- Fiscalía imputó 100 nuevos crímenes a Ramón Isaza

Ante un juez de control de garantías, la Fiscalía 2 de Justicia y Paz comenzó a imputar los 519 crímenes que tiene documentados contra las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, ex comandadas por Ramón Isaza alias 'El Viejo'.

La Fiscalía le atribuirá 12 masacres de las cuales seis fueron imputadas durante la sesión del 24 de noviembre de 2010. A esta diligencia fueron citados 15 desmovilizados, entre ellos, Ramón Isaza alias ‘El Viejo’, Wálter Ochoa Guisao alias ‘El Gurre’, Álvaro Murillo Flórez alias ‘El Zorro’ y Alejandro Manzano alias ‘Chaqui’.

Durante la narración de los crímenes y a partir de las versiones libres suministradas por los desmovilizados, las víctimas de estos asesinatos múltiples fueron señaladas de ser consumidores de droga, extorsionistas, malos profesionales o auxiliares de la guerrilla.

Frente a las versiones de los postulados a la Ley de Justicia y Paz, las víctimas y su defensa negaron que sus familiares tuvieran esos vínculos, pidieron dejar en limpio su nombre, y exigieron verdad, justicia y reparación. Estas fueron las masacres hasta el momento imputadas:

Petaqueros

El 26 de octubre de 2001 las autodefensas asesinaron a cuatro hombres en Petaqueros, corregimiento de Fresno, en el Tolima. Según la versión de los desmovilizados, alias ‘El Costeño’ les ordenó a los ‘financieros’ que delinquían en Manzanares (Caldas), entre ellos alias ‘Pirringo’, ‘Jota’ y ‘Changio’, que llevaran a las víctimas a un sitio conocido como El Mangón. Allí los torturaron poniéndoles bolsas en la cabeza, los interrogaron y luego Alejandro Manzano alias ‘Chaqui’ ordenó asesinarlos.

Los cadáveres de Reinaldo Bernal, Gerardo Antonio Molina, Rafael Humberto Castaño y Norbey Montes fueron encontrados en el puente sobre el río Guarinó. Los cuerpos fueron abandonados con un letrero que  los sindicaba de ser auxiliadores de la guerrilla. La Fiscalía investigará si en esta masacre hubo una quinta víctima, después de que alias ‘El Zorro’ indicó que una persona más, que venía desde Pueblo Nuevo (Antioquia), también fue asesinada. Después de la masacre, la familia de Gerardo Antonio Molina fue amenazada y desplazada.

Guaduas
El 29 de marzo de 2001, varios hombres de las autodefensas armados con fusiles y pistolas llegaron a El Trébol, una finca de la vereda Malambo en Guaduas (Cundinamarca), donde asesinaron a Carlos Julio Moreno, de 27 años; Máximo Caballero, de 29, y José Rodrigo Nieto, de 35, cuando los hombres se disponían a desarmar un camión.

Según la versión de los desmovilizados, las víctimas fueron asesinadas por orden de alias ‘Memo Chiquito’, que los señaló de ser ladrones dedicados al desvalijamiento de vehículos en la zona. En una versión preliminar, las autodefensas dijeron que además desarmaron y se llevaron unos camarotes que había en una vivienda cercana pero en una nueva versión, alias ‘El Zorro’ indicó que ese lugar era base de las autodefensas, por lo que no se les podía atribuir el delito de hurto. Cerca de los cadáveres fue encontrado un letrero alusivo al Frente Omar Isaza (Foi).

Hermanos Arredondo Urrego
Otro de los crímenes que será atribuído a las autodefensas de Ramón Isaza ocurrió el 19 de agosto de 2001, cuando Isidro Arredondo Urrego, Lisímaco Arredondo Urrego, Julio César Castillo Arredondo y Jairo Alberto Cifuentes Murillo fueron citados por las paramilitares y luego desaparecidos.

Según la versión de los desmovilizados, alias ‘Rambo’ le ordenó a alias ‘Tolima’ citar y llevar a las cuatro personas donde el jefe, alias ‘Memo Chiquito’, por un problema relacionado con la compra de un predio. Los hombres salieron de Armero, vereda de Guayabal en el Tolima, pero sus cuerpos no fueron hallados porque los asesinaron, desmembraron y arrojaron al río Magdalena. Las autodefensas los señalaron además de ser presuntos colaboradores de la guerrilla.

Guarinó
El 6 de noviembre de 2000 las autodefensas asesinaron a dos hombres en Fresno, Tolima. Según la versión de los desmovilizados, Juan Alberto Muñoz fue retenido en un establecimiento conocido como Los Pinos, mientras Arnobis Poveda fue retenido en la finca La Esperanza. Según la versión de los desmovilizados, la primera víctima fue señalada de drogadicto y la segunda de hacer parte de una banda delincuencial. Los cadáveres fueron encontrados baleados en las riveras del corregimiento El Encuentro, sobre el río Guarinó.

Frías

El 15 de septiembre de 2001 un grupo de autodefensas, que vestía prendas similares a las utilizadas por los militares, ingresó a las Finas, corregimiento de Falán en el Tolima, donde asesinaron a 13 personas y dejaron heridas a dos mujeres.

Según la versión de los desmovilizados, la masacre fue cometida como una ofensiva contra colaboradores de la guerrilla. A su llegada al pueblo, primero asesinaron a Jhon Jairo Navarrete, Duberney Miranda, Cecilia Cortez, Hernán Miranda Cortez y Vicente Rodríguez. En el camino también asesinaron a otras ocho personas, y a la salida del corregimiento balearon a dos mujeres, una de ellas resultó herida en un pie y la otra, en la espalda. Las autodefensas dejaron letreros en la zona que decían “Fuera sapos”.

Hermanos Salazar
El 16 de septiembre de 2001, las autodefensas asesinaron a tres hombres en su casa, ubicada en Las Mercedes, corregimiento Las Margaritas en el Manzanares (Caldas). Según confesaron los desmovilizados, Ubaldo, Gildardo y Vitelio Salazar de los Ríos fueron asesinados después de ser señalados como colaboradores de la guerrilla. Los cuerpos de los agricultores fueron encontrados con signos de tortura y la familia Salazar de los Ríos se desplazó de la zona por miedo.

Durante la segunda sesión de audiencia, la Fiscalía también le imputó a las Autodefensas del Magdalena Medio, varios asesinatos selectivos como el cometido contra Carlos Mario Cárdenas Molina, ocurrido el 28 de junio de 2001; los  hermanos Luis Ángel y Luis Fernando Ocampo Ortega, el 22 de febrero de 2001, y Óscar Enrique Sánchez Marín, el 26 de junio de 2001.