‘Macaco’ no va más en Justicia y Paz

El Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá expulsó a Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, de la justicia transicional, por haber aceptado que traficó cocaína aún después de su desmovilización. Ante la justicia de Estados Unidos podría irle mejor que en Colombia. 

Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, narcotraficante que se desmovilizó como jefe paramilitar. Foto: archivo Semana.

Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias ‘Macaco’ fue excluido en primera instancia de los beneficios de Justicia y Paz por las magistradas del Tribunal de Bogotá. Según la decisión aunque el exjefe paramilitar se desmovilizó en 2005 como máximo jefe del Bloque Central Bolívar, BCB, de las Auc, aceptó ante la justicia de Estados Unidos que delinquió después de haber dejado las armas. ( Descargue el documento aquí)

Esto significa que ‘Macaco’ no puede acceder a una pena alternativa de ocho años de cárcel, como los otros desmovilizados que están en Justicia y Paz, sino que debe responder ante la justicia ordinaria por los delitos que cometió mientras estuvo a la cabeza del BCB, esto es, 226 desapariciones, 159 desplazamientos, 38 delitos de violencia de género y 173 de reclutamientos de menores, hechos que dejaron 1.544 víctimas. Los abogados defensores de Jiménez apelarán la decisión por lo que la última palabra queda en manos de la Corte Suprema de Justicia.

La Sala de Justicia y Paz le dio la razón a Fiscalía, que hace más de un año solicitó la exclusión basándose en la sentencia proferida por la justicia de Estados Unidos el 5 de noviembre de 2011, en la que se condena a Jiménez Naranjo a 33 años de prisión por trasportar y distribuir cocaína desde Colombia a ese país entre 1997 a 2007, dos años después de la desmovilización. Actualmente ‘Macaco’ está detenido en una cárcel de la Florida.

“La sentencia proferida en este evento en contra de Carlos Mario Jiménez Naranjo, es prueba suficiente de la comisión de delitos en Colombia por parte del postulado (…) por tanto se muestra procedente la exclusión formulada por la Fiscalía”, dice la decisión tomada por la magistrada Léster González.

La Ley de Justicia y Paz establece que un postulado no puede acceder a los beneficios que otorga la misma si ha sido condenado por delitos cometidos luego de haber entregado las armas. (Ver: Los argumentos para excluir a ‘Macaco’ de Justicia y Paz)

En su momento la defensa de ‘Macaco’ aseguró que el exparamilitar se sintió presionado para firmar un acuerdo con la justicia estadounidense y que las fechas allí establecidas no corresponden a la realidad. (Ver: La pelea de ‘Macaco’ para seguir en Justicia y Paz)

Sin embargo, el Tribunal citó en el fallo un aparte del acuerdo firmado por el mismo Jiménez que contradice sus argumentos. “He leído una traducción al español del ofrecimiento fáctico y he discutido con mis asesores legales… Comprendo este ofrecimiento fáctico en su totalidad, Consiento y reconozco con mi firma que esta exposición de hechos es veraz y exacta. Hago este acto de manera voluntaria y libre de apremios. No he sido objeto de ningún tipo de amenazas, así como tampoco estoy bajo la influencia de nada que impida mi capacidad de comprender la totalidad del ofrecimiento de hechos”.

Este es primer caso en que se excluye a un postulado tomando como base una condena proferida en otro país.

La estrategia de ‘Macaco’
Jiménez Naranjo no se dará por vencido y decidió apelar. Según dijo Henry Rodríguez, abogado del exparamilitar, su estrategia ante la Corte Suprema no será rebatir lo que dice la sentencia de Estados Unidos, sino demostrar que la Fiscalía violó la cadena de custodia de la prueba, es decir, que no cumplió con todos los requisitos legales para que la sentencia se convirtiera en prueba. 

Pero ese es solo uno de los frentes. En cinco años ‘Macaco’ puede quedar en libertad por su colaboración en casos como el de los generales (r) Mauricio Santoyo y Flavio Buitrago, procesados ambos en Estados Unidos por narcotráfico, y no descarta seguir negociando con Estados Unidos. Según conoció VerdadAbierta.com Jiménez está dispuesto a declarar contra otros militares e incluso contra su primo, el hacker Carlos Escobar, involucrado recientemente en los escándalos por los espionajes ilegales realizados por miembros del Ejército, y quien también trabajó con los paramilitares. 

‘Macaco’ buscará un permiso de las autoridades de Estados Unidos para permanecer en ese país, tal como lo hizo Juan Carlos ‘el Tuso’ Sierra, otro paramilitar que ya está libre, argumentando que no tiene condiciones de seguridad en Colombia. Mostrará como ejemplo el supuesto atentado que cometieron contra su hijo el 10 de septiembre de este año.

El regaño de los magistrados a la Fiscalía
El segundo argumento del ente investigador para pedir la expulsión fue que ‘Macaco’ ocultó algunos seis bienes por medio de testaferros y no los entregó para reparar a las víctimas, como obliga la ley. (Ver: Los argumentos para excluir a ‘Macaco’ de Justicia y Paz )

La información sobre estos bienes fue obtenida de versiones rendidas por el también desmovilizado del Bcb, José Germán Sena Pico y un testigo a quien se le reservó la identidad, y cuyos testimonios no fueron conocidos por las demás partes. El abogado de ‘Macaco’ dijo que consideraba la prueba como ilegal pues el sistema actual de juzgamiento no admite esta clase de testigos.

La magistrada le dio la razón y no tuvo en cuenta estos testimonios, pues consideró que si no se conocían, le negaban a los intervinientes, en este caso a ‘Macaco’, la posibilidad de contradecirlos. Agregó que esa prueba en sí misma no es suficiente para probar que los actuales dueños de los predios son testaferros de ‘Macaco’.

La magistrada cuestionó que la Fiscalía se limitara a presentar los testimonios y no iniciara una investigación formal. “No fue acreditado para los fines de la exclusión, que pese a que las denuncia de estos bienes fue realizada ante la Fiscalía General de la Nación desde el año 2012, a lo menos se haya procurado una investigación que se oriente a clarificar la responsabilidad del postulado por aquella determinación en la ejecución del delito de testaferrato, ni tampoco la de los presuntos testaferros”.

La Sala de Justicia y Paz concluyó que la Fiscalía erró al presentar este argumento de exclusión, sin que existiera una condena previa por estos hechos.

En ocho años que han trascurrido desde que inició el proceso de Justicia y Paz este fue el primer intento que hizo la Fiscalía de acusar y pedir la exclusión de un postulado por ocultar sus bienes.