¿Por qué ‘Don Mario’ está a un paso de ser extraditado?

Daniel Rendón Herrera reconoció ante la Fiscalía que manejó los negocios de narcotráfico de Vicente Castaño en Guaviare y Meta. Hace un más de un año fue excluido de Justicia y Paz. Ahora, la Corte Suprema de Justicia avaló su extradición a Estados Unidos.

620 donmario‘Don Mario’, quien se desmovilizó con las Auc y retomó las armas con las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, también conocidas como Los Urabeños, fue capturado en abril de 2009. Foto: archivo Semana.

El narcotraficante Daniel Rendón Herrera, alias ‘Don Mario’, quien fue el jefe financiero del Bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia y creador de las llamadas ‘Autodefensas Gaitanistas de Colombia’, tiene sus días contados en Colombia. La Corte Suprema dio vía libre para extraditarlo a Estados Unidos para que responda por delitos asociados al tráfico de drogas. Ahora, la decisión está en manos del presidente de la República, Juan Manuel Santos.  

Llegar a este punto no ha sido fácil. En 2010 la Corte había negado su extradición argumentado que alias ‘Don Mario’ debía responder primero ante las víctimas que reclamaban verdad ante la Ley de Justicia y Paz. Pero el escenario cambió en septiembre de 2013, cuando Rendón Herrera fue expulsado del proceso de justicia transicional. (‘Don Mario: sin Justicia y Paz y a la espera de extradición)

El exparamilitar es requerido por la Corte del Distrito Sur de New York para que responda allí por delitos asociados al tráfico de drogas hacia ese país. En el Indictment se le acusa de conspiración para proveer apoyo material para una organización terrorista, en este caso las Auc; conspiración para la importación de narcóticos; y conspiración para actividades narcoterroristas.

En el documento son acusados también dos de sus hermanos: John Jairo y Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’.  La justicia estadounidense asegura que con ayuda de los carteles mexicanos, entre 2002 y 2009, los hermanos Rendón traficaron droga de Colombia a Estados Unidos junto a Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, actual jefe de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc), conocidas también como ‘Urabeños’ y ‘Clan Úsuga’, y Juan de Dios Úsuga David (muerto en un enfrentamiento con la Policía el 1 de enero de 2012).

Así quedó fuera de Justicia y Paz
Alias ‘Don Mario’ salió huyendo de los Llanos Orientales, donde manejaba las finanzas del Bloque Centauros, hacía Urabá, porque sospechaba que miembros de su propio grupo lo querían matar. En 2006 se hizo pasar como un patrullero del Bloque Elmer Cárdenas, grupo que dirigía su hermano Fredy, para desmovilizarse.

Su estrategia de dejar las armas con un bajo perfil le sirvió para escabullirse de las autoridades y seguir manejando negocios de droga. Después de la desaparición de Vicente Castaño en marzo de 2007, ‘Don Mario’ se volvió el principal jefe de los paramilitares no desmovilizados, muchos de los cuales se agruparon en las ‘Autodefensas Gaitanistas de Colombia’. Su ambición, lo llevó a apoderarse de los mercados del narcotráfico y de los espacios dejados por los ex jefes paramilitares Salvatore Mancuso, Diego Fernando Murillo Bejarano, alias 'Don Berna', y Ramiro Vanoy Murillo, alias ‘Cuco Vanoy’.

En 2009 llegó a estar en la lista de los narcotraficantes más buscados del país, hasta que el 15 de abril de ese año unidades especiales de la Policía Nacional lo capturaron en zona rural del municipio de Necoclí, Urabá antioqueño, cerca de un caserío llamado Cerro Jockey. (Lea: Capturan a ‘Don Mario’ en Antioquia)

A pesar de las evidencias, solo hasta febrero de 2013, la Procuraduría indicó ante los Tribunales de Justicia y Paz que alias 'Don Mario' había reconocido, incluso, que se había rearmado, cuestionando la permanencia del exjefe paramilitar en Justicia y Paz. Fue en ese momento cuando la Fiscalía solicitó la exclusión del postulado del proceso de justicia transicional que le garantizaría solo 8 años de cárcel.

El Tribunal de Justicia y Paz en Bogotá tomó la decisión de excluirlo en septiembre de 2013, porque en efecto encontró que el exparamilitar siguió delinquiendo después de su desmovilización en 2006. Rendón Herrera no se opuso a la decisión.

Su paso por el narcotráfico
Los hermanos Rendón Herrera nacieron en Amalfí, Antioquia, el mismo pueblo del que son oriundos los hermanos Fidel, Vicente y Carlos Castaño. Desde sus primeras versiones libres en 2009, alias ‘Don Mario’ ha asegurado que entró al negocio del narcotráfico de la mano de Vicente Castaño. Miguel Arroyave, un narco que también nació en Amalfi fue quien los presentó.

En 1986, cuando administraba unos billares de su familia el barrio Castilla, de Medellín, dio sus primeros pasos en el mundo criminal. Al comienzo, ocultaba droga de los Castaño en su local y les trasportaba dinero y armas.  En 1991 Vicente Castaño le propuso que supervisara la calidad de la cocaína que estaba produciendo en unos laboratorios que tenía en Caño Mosco y Salto Gloria, entre San José del Guaviare y la Reserva Nacional Nukak. ‘Don Mario’ dijo en versión libre que  la droga se sacaba por avión desde una pista construida por ellos conocida como ‘Tomachipán’ y por camiones de doble piso.

“Yo solamente no fui a los laboratorios a revisar que no rindieran la coca, sino a hacer inteligencia, cuánto le pagaban los narcos a la Farc, qué grandes comerciantes habían en la región”, precisó alias ‘Don Mario’ en una versión libre de junio de 2012.

Esos laboratorios de procesamiento de pasta de coca pertenecían a Yesid Nieto y a Néstor López, alias ‘El Enano’, esmeralderos de Boyacá que después le vendían la producción a  Vicente Castaño. Alias ‘Don Mario’ reconoció que desde época recibió pagos de Vicente Castaño y de varios de los narcotraficantes a quienes les administró sus negocios.  

En 1998, Rendón Herrera se fue al Meta donde continuó trabajando en laboratorios que producían entre 800 y 1.000 kilos de cocaína, según el mismo le contó a la Fiscalía. Por ese entonces en la zona estaban las Autodefensas del Casanare, grupo paramilitar que nunca se desmovilizó y que estuvo a cargo de Héctor Buitrago, alias ‘El Viejo’ y su hijo ‘Martín Llanos’.

En 2002, cuando ya conocía bien el negocio en los Llanos, Miguel Arroyave, alias ‘el Arcángel’, quien para ese entonces ya había creado su propio grupo paramilitar en los Llanos conocido como el Bloque Centauros, le pide a ‘Don Mario’ que maneje las finanzas de su grupo. El exparamilitar contó ante la Fiscalía que desde el instante en que entró le asignaron hombres armados para que cuidaran los laboratorios.

El grupo armado tuvo cinco laboratorios y cada uno producía a la semana cerca de 3 mil kilos de base de coca. En las plazas de mercado los fines de semana en Casibare, un corregimiento de San Martín, y en Puerto Lleras, los campesinos llevaban la hoja de coca para vendérsela a los paramilitares. La droga procesada salía por las rutas que conducen de San Martín y de San Carlos de Guaroa a Villavicencio.

Otros narcotraficantes también les pagaban por producir en la zona. “Los narcos más importantes como Daniel Barrera, alias ‘El Loco Barrera’, y Gustavo Lozano pagaban mensualmente entre 400 y 500 millones de pesos por el derecho de procesar el clorhidrato de cocaína, los otros pagaban por cada kilo procesado”, señaló la Fiscal Quinta de Justicia y Paz en audiencia pública. (Ver: ‘Don Mario’ acusado de narcotráfico)

Según ‘Don Mario’, alias ‘El Arcángel’ y Manuel Pirabán, alias ‘Pirata’, jefe militar del grupo conocían la forma de financiación desde 2002.

“Yo no sé por qué no reconocen de que yo era un miembro más de las Autodefensas, yo fui la persona que les ayudó a conseguir las finanzas para crecer esa organización para ejercer control. Se empezó en la Serranía de San Martin, pero se creció al Meta, Guaviare, parte de Cundinamarca, parte de Boyacá y Casanare. De otra manera la organización no hubiera crecido lo que creció”, dijo el exparamilitar en versión libre

Luego de una guerra entre las facciones del Bloque Centauros, ‘Don Mario’ se fue a Urabá, a donde su hermano, conocido con el alias ‘El Alemán’, y según él mismo reconoce, siguió vinculado a los negocios del narcotráfico.

Se espera entonces que en las próximas semanas el presidente Santos sancione la orden de extradición y autorice la extradición de alias ‘Don Mario’, otro narcotraficante convertido a paramilitar, que deberá responder ante la justicia norteamericana por sus negocios ilícitos.