Justicia de EE.UU dará acceso a 'paras' extraditados

El gobierno anunció un acuerdo judicial con Estados Unidos para facilitar las audiencias de Justicia y Paz para los ex jefes ‘paras’ extraditados.

Salvatore Mancuso, extraditado el 13 de mayo de 2008, podrá reanudar sus veriones libres desde una cárcel en Virginia.


- Las confesiones de los ex jefes 'paras' extraditados

- Carta de la Fiscalía de Estados Unidos donde anuncian el acuerdo judicial

Hace dos años el gobierno extraditó los principales jefes de las Auc, una decisión que bloqueó su colaboración con Justicia y Paz. De los 15 ex jefes ‘paras’ extraditados, sólo seis continuaron en el proceso judicial en Colombia.

Sin embargo un acuerdo de cooperación judicial entre el Ministerio de Interior y la Fiscalía de Estados Unidos, que busca que  magistrados, jueces y fiscales tengan más acceso a los 'paras' extraditados, abre la posibilidad de que se reanude la colaboración de los paramilitares extraditados con la justicia en el país.

Una de las medidas anunciadas por Lanny A. Breuer, Vice Fiscal General de Estados Unidos, es agrupar los extraditados en dos ciudades de Estados Unidos: en una cárcel en Miami, Florida, y en una en Northern Deck, Virginia (Ver carta).

El comunicado dice que esta medida será en un primer tiempo para los ex paramilitares que ya fueron sentenciados por la justicia estadounidense. Así en los próximos meses se podrán reactivar los procesos de Justicia y Paz de Guillermo Pérez Alzate, alias ‘Pablo Sevillano’, Diego Ruiz Arroyave, Ramiro ‘Cuco’ Vanoy, Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’ y Francisco Javier Zuluaga, alias ‘Gordo Lindo’, condenados por narcotráfico.

Este primer grupo será transferido a una cárcel en Miami, donde las autoridades judiciales colombianas podrán disponer de estos ex jefes ‘paras’ 21 horas semanales.

Otro grupo de postulados, que está a la espera de ser condenados en Estados Unidos, será transferido al centro de detención de Northern Deck, en Virginia. El grupo incluye a Salvatore Mancuso, Hernán Giraldo, Juan Carlos Sierra, alias ‘El Tuso’, Miguel Ángel Mejía, alias ‘El Mellizo’, José Gregorio Terán y Norberto Quiroga, alias ‘Beto’.

En esta cárcel las autoridades judiciales estadounidenses se comprometieron a darles a sus colegas colombianos acceso a los extraditados ocho horas diarias, cinco días por semana.

El Vice Fiscal Lanny A. Breuer también anunció que el éxito de estas diligencias depende de la coordinación entre los dos países. Por eso le pide a Colombia nombrar un “oficial de enlace” para organizar el tiempo que dispone con los postulados el Ministerio de Justicia, la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

La decisión puede volver a dinamizar un proceso donde la extradición de los jefes paramilitares se volvió uno de los grandes obstáculos de Justicia y Paz. Sin embargo hay que definir qué va a pasar con otros jefes paramilitares como Rodrigo Tovar, alias ‘Jorge 40’ y Éver Veloza, alias ‘HH’, entre otros.

El Gobierno de Colombia también tendría que comprometerse con la seguridad de las familias de los antiguos jefes ‘paras’, pues estos se quejaron en repetidas ocasiones que no quieren seguir hablando y colaborando con Justicia y Paz mientras haya peligro.

Hay que recordar que en diciembre pasado sicarios asesinaron el hermano de ‘Jorge 40’, Sergio Tovar Pupo.

Por otro lado en varias cartas enviadas a la Fiscalía, los extraditados pidieron tener contactos con sus antiguos subalternos, para poder profundizar sus confesiones.

Sin embargo, este es un primer paso para destrabar el proceso con los desmovilizados extraditados. Hasta ahora los fiscales que querían hacer versiones libres con extraditados tenían que solicitar citas con seis meses de antelación y hacer las diligencias con tiempo limitado.

Así, en su ultima versión libre, ‘El Mellizo’ sólo dispuso de alrededor de cuatro horas diarias para dar su versión.