Fiscalía comenzó imputación de 112 crímenes a Salvatore Mancuso

La fiscalía comenzó la imputación de cargos contra Salvatore Mancuso por más de 112 crímenes, entre los que se cuentan masacres, asesinatos y desplazamientos en Antioquia, Córdoba y Norte de Santander.
En breve: Salvatore Mancuso, alias ‘El Mono Mancuso’, ex comandante del bloque Catatumbo, Norte y Córdoba de la AUC, inició su audiencia de imputación parcial de cargos ante un Magistrado de Justicia y Paz desde Washington donde fue acusado del delito de concierto para delinquir .

Lugares que mencionó: Cúcuta, Norte de Santander y Córdoba.

Salvatore Mancuso, ex jefe paramilitar del bloque Norte, Córdoba y Catatumbo. Foto: Semana.

- Mancuso dice que ex subdirector del DAS les daba clase anticomunismo a las Auc
- Mancuso señala a Giorgio Sale como testaferro
- Mancuso: masacres y sus "aliados"
- Las órdenes de Mancuso
- Matando civiles Mancuso llegó al Catatumbo
- Los crímenes de Mancuso en la Universidad de Córdoba


- Perfil de Carlos Castaño
- Perfil de Salvatore Mancuso

Tras superar varios escollos entre la justicia norteamericana y la colombiana, el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, alias ‘El Mono Mancuso’, la fiscalía inició la audiencia de imputación parcial de cargos ante un Magistrado de Justicia y Paz desde Washington donde fue acusado del delito de concierto para delinquir.

Dentro de los delitos que imputará la Fiscalía durante los tres días de diligencia que tiene programados, se encuentran crímenes como la Masacres de ‘La Granja', ‘El Aro', ‘La Gabarra', ‘Pichilín', ‘El Salado'; el reclutamiento de menores; desplazamiento forzado; homicidio de sindicalistas y profesores de la Universidad de Córdoba, entre otros.

El objetivo de la imputación es que un magistrado de Justicia y Paz dicte medida de aseguramiento en contra de Mancuso, quien comandó los bloques Norte, Córdoba y Catatumbo de las Auc, por sus crímenes en Colombia, a pesar de que actualmente se encuentra encarcelado por narcotráfico en los Estados Unidos, donde aún no ha recibido sentencia.

Salvatore Mancuso fue extraditado en mayo de 2008 a los Estados Unidos en compañía de 14 jefes paramilitares que fueron acusados por las autoridades colombianas de continuar delinquiendo desde la prisión después del proceso de desmovilización. Hace unos días durante un evento de medicina legal el fiscal General de la Nación, Mario Iguarán, aseguró que la institución no conoce pruebas que justificaran la extradición a Estados Unidos de 14 jefes de las Auc el año pasado. (ver nota completa)

A lo largo de la diligencia, que fue transmitida vía satélite a seis ciudades de Colombia; el fiscal de Justicia y Paz afirmó que el ex jefe paramilitar cumple por ahora con los requisitos que exige la ley de Justicia y Paz para obtener la pena alternativa de cinco a ocho años de prisión, entre ellos, haber dejado de delinquir y reparar a sus víctimas.

Según dijo el fiscal, Mancuso ha entregado ocho propiedad para reparar a sus víctimas en Tierra Alta y Santa Marta. La Fiscalía también aseguró que 72 familias víctimas de desplazamiento forzado en Córdoba en los municipios de Costa de Oro y El Parral, ya recibieron de nuevo sus tierras después de que la Fiscalía verificara que les fueron despjadas por los paramilitares y tras las confesiones que Mancuso.

El Fiscal delegado, también dijo que Mancuso ofreció ceder la sociedad Incusor y la empresa “L’Enoteca” en el Atlántico para la reparación de sus víctimas, pero Acción Social decidió no aceptar ambas empresas después de hacer un estudio detallado sobre su situación financiera y descubrir irregularidades.

El Fiscal aseguró que el bloque Catatumbo que comandaba Mancuso no entregó ningún menor de edad en el momento de su desmovilización en el 2004, pero que el despacho adelanta investigaciones para corroborar una lista de 114 jóvenes que presuntamente ingresaron a las autodefensas antes de cumplir la mayoría de edad.

La Fiscalía también confirmó existe una lista de personas que fueron secuestradas durante el accionar delincuencial de los paramilitares en Norte de Santander y está investigando si fueron liberadas después de la desmovilización del bloque Catatumbo.

La Fiscalía anunció que espera imputar a Salvatore Mancuso por más de 112 crímenes en los próximos días. El fiscal delegado dijo que su despacho pretende exponer al país la verdad detrás de varios de los crímenes más sanguinarios del país en los miembros de la Fuerza Pública y sectores políticos están involucrados.

En sus versiones libres hasta principios del 2008, alcanzó a confesar más de 500 crímenes entre los que se destacan: desaparición forzada, fabricación y tráfico ilegal de armas, homicidio, hurto, incendio, lesiones personales, secuestro extorsivo, tentativa de homicidio y terrorismo.

A Mancuso se le atribuyen las masacres de Mapiripán, en la que murieron veinte campesinos en 1997. La de la Gabarra en 1999, en la que paramilitares bajo su mando asesinaron a treinta y cinco personas. La del Aro, en Ituango Antioquia, en octubre de 1997 y la del Salado en febrero de 2000 en la que murieron treinta y ocho campesinos.

El día de su desmovilización el bloque entregó 1.114 armas (998 largas, 71 cortas, 55 de apoyo), 287.444 unidades de munición de diferente calibre, 1.335 granadas, 200 radios portátiles, 11 vehículos, 2 lanchas, 8 canoas, 15 motores, 45 mulas, 19 semovientes, 56 inmuebles rurales e información acerca de 105 predios utilizados por el bloque como apoyo logístico.

La imputación parcial de Salvatore Mancuso continuará hasta el viernes de esta semana, las víctimas interesadas en asistir a la audiencia pueden acudir a las diferentes sedes de la Fiscalía en Montería, Cúcuta, Sincelejo, Medellín, Bogotá y Barranquilla.

Tags: Salvatore Mancuso, Bloque Norte, Bloque Córdoba, Bloque Catatumbo