Raúl Hasbún a juicio por contribuciones de Bananeras

La Fiscalía acusó a Raúl Hasbún de utilizar contribuciones de las bananeras para financiar grupos de autodefensas en Urabá y Magdalena. Lo revelador de la acusación es que el ente investigador sostiene que los empresarios sabían que financiaban grupos de autodefensas y se beneficiaron de su accionar.

Raúl HasbúnRaúl Hasbún, alias "Pedro Bonito" o "Pedro Ponte". Foto: Semana.

Un fiscal delegado ante la Corte Suprema considera que hay evidencias para probar que los grupos de autodefensas al mando de Raúl Hasbún se organizaron bajo el paraguas de las cooperativas de seguridad Convivir, con las contribuciones de bananeras, agricultores y finqueros en el Urabá y Magdalena, con lo que lograron desplazar a los grupos guerrilleros de la región.

Hasbún confesó que en su condición de jefe del bloque bananero fue responsable de crímenes contra sindicalistas y agricultores a quienes señalaba de ser guerrilleros.

En breve: A partir de informaciones dadas en sus audiencias de versión libre, la Fiscalía acusó a Raúl Hasbún de utilizar contribuciones de las bananeras para financiar grupos de autodefensas en Urabá y Magdalena. Lo revelador de la acusación es que la Fiscalía asegura que los empresarios sabían que financiaban grupos de autodefensas y se beneficiaron de su accionar.

Otros paramilitares mencionados en la versión:
Salvatore Mancuso y José Ever Veloza alias HH.

Lugares mencionados en la versión: Urabá antioqueño, Carepa (Antioqia) y la zona bananera del departamento del Magdalena.

Militares y Funcionarios presuntamente vinculados con el caso: Arnulfo Peñuela Marín, ex alcalde de Carepa (Antioquia).

Otras personas o entidades mencionadas: Víctor Buitrago Sandoval ex jefe de seguridad de Banadex S.A. Filial de Chiquita Brands; Convivir Papagayo; Centurión S.A., Coochigorodó, Exportadora de Banano S.A., El Convite S.A., Riocedro Ltda. y Agrícola El Carmen.


- Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá

En la versión que rindió Hasbún ante la fiscalía reveló que no fueron una sino “14 o 15” convivir las que se lograron montar con el financiamiento de las bananeras, una de ellas fue dirigida por el hoy detenido alcalde de Carepa, Arnulfo Peñuela.

En el expediente también se resalta que el cobro que se hizo a las empresas no fue producto de extorsiones sino un acuerdo voluntario entre los paramilitares y los empresarios.

“Ahí no se presionó a nadie, las convivir siempre la han asumido los bananeros como suyas porque ellos las conformaron y siempre se les pasó informes y hasta cierto momento no supieron de la penetración de las autodefensas en las Convivir”, dice Hasbún en uno de los apartes de la versión que sirvió para dictarle resolución de acusación.

En este sentido, el ex jefe paramilitar calculó que entre el 90 y 95 por ciento de la zona bananera de Urabá aportó la cuota de sostenimiento de las convivir y muchas de las fincas autorizaban a una de ellas, Papagayo, a descontar de forma directa los 3 centavos de dólar por cada caja de banano exportado, de sus cuentas bancarias.

Los paramilitares copiaron el método de financiación que tenía la guerrilla en la región de 3 centavos de dólar por cada caja de banano exportado.

A Raúl Hasbún, conocido con el alias 'Pedro Ponte' o 'Pedro Bonito', se le vinculó al caso el 17 de abril de 2008 y solo el pasado 29 de abril se entregó a las autoridades para acogerse al proceso de Justicia y Paz.

Hasbún había ratificado que las autodefensas utilizaron a las convivir como fachada para el recaudo del “impuesto de guerra” a las bananeras, pero en otra versión trató de quitarle la responsabilidad a los empresarios del sector, al decir que ellos nunca supieron que los dineros que aportaban terminaban financiando a las autodefensas.

Luego, Mancuso y 'HH' coincidieron en que las bananeras sabían que los dineros recaudados por Hasbún financiaban a las Auc y, de hecho, se beneficiaron de las acciones del bloque Bananero, entre los que se cuentan los asesinatos de cientos de sindicalistas y campesinos de la región.

A juicio de Mancuso, de los tres centavos de dólar que recogían por cada caja, uno iba para las autodefensas y dos eran destinados a pagar funcionarios estatales, las convivir, informantes, comunicaciones y el manejo de la misma Papagayo.

Mancuso ratificó en dos declaraciones, una en Justicia y Paz y otra ante el fiscal que lleva el caso de las bananeras, que Hasbún era el encargado del recaudo y administración de los recursos del bloque Bananero. Tanto Mancuso como HH reconocieron que las bananeras sabían que lo recaudado por Papagayo iba para las Auc.

Otro aspecto revelador de la acusación es que se establece que las bananeras financiaron a las Auc desde 1997 hasta 2007, es decir incluso después de iniciarse el proceso de desmovilización en 2006. En total la Fiscalía halló que durante ese período los paramilitares recibieron 4.695 millones de pesos.

Entre las empresas que presuntamente financiaron a los paras en las zonas bananeras de Urabá y Magdalena están Centurión S.A., Coochigorodó, Exportadora de Banano S.A., El Convite S.A., Riocedro Ltda. y Agrícola El Carmen, entre otras.

En el expediente, la Fiscalía logró confirmar que Víctor Buitrago Sandoval, ex jefe de seguridad de Banadex S.A., Filial de Chiquita Brands, se reunió con Hasbún en dos ocasiones para pactar los pagos a la convivir Papagayo y descartó la versión de Hasbún quien, en una segunda declaración, trató de exculpar a las bananeras.

El jefe paramilitar en una diligencia del 9 de septiembre de este año señaló que los empresarios bananeros y las directivas de las convivir no sabían de su doble condición de bananero y paramilitar y que fue detectado por ellos en el año 2000 o 2001, cuando fue enviado por las Auc a replicar el modelo en la zona bananera del Magdalena.

Hasbún también señaló que los bananeros, ganaderos y gente de Urabá se beneficiaron con el accionar de las Auc. “Así se podría dar la doble apreciación, quien utilizó a quien, desde el punto de vista yo los utilicé y otra interpretación puede ser los gremios de Urabá, el gremio bananero utilizó a las autodefensas”.