“Exclusión de alias ‘Don Berna’, en estudio”: Director de Justicia Transicional

Carlos Fidel Villamil, Director Nacional Especializado de Justicia Transicional de la Fiscalía, en diálogo con VerdadAbierta.com, hizo un balance de lo que deja hasta ahora ha sido ese complejo proceso que ya lleva ocho años.

Carlos Fidel Villamil, Director Nacional Especializado de Justicia Transicional de la Fiscalía.“No le estoy diciendo que no vayamos a solicitar exclusión, tampoco le estoy diciendo que sí. Lo cierto es que estamos analizando caso por caso”, dice Carlos Fidel Villamil, director Nacional Especializado de Justicia Transicional de la Fiscalía, al referirse a Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, exinspector de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y exjefe de varios bloques paramilitares, uno de los casos más complejos que tiene la dependencia a su cargo.

El tema surge luego de analizar las relaciones entre tráfico de drogas y paramilitarismo, asunto que en Colombia ofrece varias lecturas, las cuales se han venido revelando en las decisiones que están tomando fiscales, jueces y magistrados, pues en algunas ocasiones han optado por inclinarse por la exclusión, como en el caso de Francisco Zuluaga Lindo, alias ‘Gordo Lindo’, y en otras en advertir que era parte de la financiación de las estructuras armadas y debía ser procesado en Justicia y Paz, como puede verse en la decisión que favoreció a Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’. (Ver A alias ‘Gordo Lindo’ le crearon un bloque para desmovilizarlo y Exparamilitares podrán ser juzgados por narcotráfico en Justicia y Paz)

Esas diferencias de interpretación, según Villamil, hacen parte de la evolución de los procesos y para ilustrarlo indica que “lo que para la Corte Suprema de Justicia, que es la instancia jurídica de cierre, aquello que hace 10 años no era, hoy en día sí es. Y eso no es inseguridad jurídica. Eso es la evolución normativa, la evolución social, la evolución de los procesos”.

Y es que si algún tema despierta polémica en el país es la aplicación de las normas de justicia transicional siguiendo el derrotero de la Ley 975 de 2005 y la Ley 1592 de 2012, bajo las cuales se juzga a por lo menos 2.900 postulados, entre paramilitares y guerrilleros, que aspiran a beneficiarse de una pena alternativa de 8 años de prisión. Esas leyes se aplican a quienes dejaron sus armas bajo los acuerdos del gobierno nacional con las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y a varios jefes guerrilleros.

Las estadísticas de la Fiscalía General de la Nación muestran que, a la fecha, unos y otros han confesado cerca de 45 mil hechos entre masacres, homicidios, desapariciones, reclutamientos forzados, actos de violencia sexual y tortura, que dejaron miles de víctimas en todo el país. Por cuenta de estas confesiones se han compulsado más de 14 mil copias a la justicia ordinaria, que involucran a militares, policías, políticos y empresarios.

Sin embargo, el número de sentencias aún es muy bajo: 21 en total. De ello es consciente el Ente Investigador, que para darle mayor celeridad a este proceso inició desde mediados de 2013 una seria de transformaciones, tanto de carácter estructural como metodológico. De estas últimas se destaca la aplicación del mecanismo de priorización, que se centra en la investigación de 16 postulados por su rango e importancia en la estructura de las Auc (y algunos en las guerrillas de las Farc y el Erg) dándole prelación a delitos de alto impacto y la creación de patrones de criminalidad que den cuenta de los hechos criminales perpetrados por los hombres bajo su mando.

Asimismo, la Unidad de Justicia y Paz pasó a denominarse Dirección Nacional Especializada de Justicia Transicional, con el fin de articular la acción investigativa adelantada en el marco de la Ley 1592 así como la labor de acompañamiento a los desmovilizados que suscribieron los llamados Acuerdos por la Verdad (Ley 1442).

VerdadAbierta.com habló con el director de esta nueva Dirección, Carlos Fidel Villamil, sobre el balance y los retos del Ente Investigador en materia de justicia transicional.

VA: A la fecha se han proferido 21 sentencias en el marco de Justicia y Paz. ¿Se esperan más sentencias, por lo menos para lo que falta de este año?
CFV: Estamos pendientes de varias sentencias. Dos de ellas de los procesos priorizados que se adelantan en Bogotá y una más en Barranquilla. En esos casos ya culminaron las audiencias de incidentes (de identificación de afectaciones) y el proyecto de sentencia ya está en discusión en Sala. Es decir, ustedes saben que primero, el magistrado elabora un proyecto de sentencia y luego lo presenta a los otros dos magistrados para la ‘discusión en sala’. Puede que haya otras que estén en elaboración de proyecto. En este caso dependemos de la celeridad de los tribunales. Ahora, no queremos decir que ellos sean o estén lentos, pero estamos hablando de sentencias bastantes complejas.

VA: En el caso de las que se adelantan en Bogotá, ¿cuáles serían?
CFV: (Salvatore) Mancuso y (alias) ‘HH’. La de Barranquilla es la de Hernán Giraldo. En Antioquia creo que la primera que podría darse sería la de (alias) ‘El Alemán’, pero es que la audiencia de identificación de afectaciones no ha culminado. Pero en ese departamento, ese es el priorizado más adelantado que llevamos. Ahora, no está bien que la Fiscalía diga que van a salir sentencias, pues eso le corresponde a las salas de Justicia y Paz. Pero en ese diálogo que uno va teniendo con los magistrados, pues comentan cuáles están en discusión en Sala. Estamos a la expectativa de que salgan estas tres sentencias.

VA: Es decir que de los 16 postulados priorizados, estas serían las tres primeras sentencias…
CFV: Sí. Ahora valga la pena decir que no es porque solamente se hayan adelantado estos tres, sino que fueron los que acabaron primero. En la medida en que vayan culminando los otros irán saliendo más sentencias. En este momento ya culminamos Bloque Central Bolívar (BCB), Bloque Resistencia Tayrona en Barranquilla, Bloque Mineros también va adelantado, y el Bloque Vencedores de Arauca ya lo terminamos en Bogotá.

VA: ¿Ahora el proceso está en manos de los Tribunales?
CFV: Yo estoy en permanente contacto con los presidentes de los Tribunales, que es el conducto regular, precisamente para saber cómo van ellos en audiencias, y ahí es donde ellos nos comentan: ‘mire, salió esto, el proceso va en esto’. Claro, cada uno en su independencia, cada uno en su trabajo, pero hay un esfuerzo para que haya coordinación. Esto hay que irlo trabajando así. Claro que hay unos casos que no son tan complejos, como Vencedores de Arauca, qué pensaría uno podrían salir rápido, no porque no sea poquito, sino que no es tan complejo. Muy complejo, por ejemplo, BCB. Uno pensaría que Tayrona no es complejo, pero ese bloque, por el tema indígena y por violencia de género, requiere un manejo especial que toma tiempo.

VA: A poco más de un año de su implementación, ¿qué balance hace de la estrategia de priorización?
CFV: Al principio nos costó, mientras encontrábamos la mejor manera de adelantar el proceso. Pero en la medida en que avanzamos en la construcción de los patrones de macrocriminalidad, el proceso comenzó a fluir y se ven los resultados. En un año avanzamos lo que no pudimos en ocho años. Y cada vez será más ágil este proceso mediante esta metodología, aparte de que hay un compromiso de todos los actores involucrados en esto para darle mayor celeridad.

VA: ¿No teme que esa dinámica se afecte, ahora que comiencen a otorgarse las libertades a los postulados que ya cumplieron el tiempo de reclusión que estipula la ley, es decir, los ocho años, así estos no hayan recibido sus sentencias?
CFV: Creo que uno de los objetivos de la justicia transicional es avanzar con bases sólidas hacia una reconciliación nacional. El Estado colombiano les ofreció una oportunidad a estas personas. Ellos la tomaron creyendo en el Estado. Y han cumplido. Prueba de ello es que, quienes no han cumplido, se han excluido. Ahora es el turno de la sociedad de confiar en ellos. Los postulados han manifestado en reiteradas ocasiones su arrepentimiento, han señalado públicamente que se equivocaron. Este es el momento para ver si lo que dijeron es verdad. Pero eso no lo podemos comprobar si no se da esa oportunidad. Ahora, de todas formas ellos siguen vinculados formalmente a los procesos y si no cumplen, aún se pueden excluir.

VA: Hablando de exclusiones, en las audiencias del Bloque Vencedores de Arauca, la misma magistratura sugirió solicitar la exclusión de Miguel Ángel Mejía Múnera, ¿ya se solicitó?
CFV: Sí, ya se radicó ante la Sala de Justicia y Paz de Bogotá. El pasado 2 de agosto se presentó también ante la Sala de Justicia y Paz de Medellín la solicitud de exclusión del (alias) ‘Tuso’ Sierra. Y tenemos programada para este 26 de agosto la de Marco Tulio Pérez, alias ‘El Oso’, que será en Barranquilla. Se le pedirá exclusión por faltar a la verdad en tema de género.

VA: Con la solicitud de exclusión de alias ‘El Mellizo’, alias ‘El Oso’ y el ‘Tuso’ Sierra, ¿a cuántos postulados se las ha solicitado exclusión de los beneficios de la Ley de Justicia y Paz?
CFV: Desde que existe Justicia y Paz se han excluido un total de 2.117 postulados. Por renuencia, por faltar a la verdad, por temas de narcotráfico, por haber delinquido con posterioridad, por no haber entregado bienes.

VA: Conocemos la solicitud de exclusión por no haber entregado bienes de Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’. ¿Se están estudiando más casos de este tipo?
CFV: Ojalá comencemos a escuchar más casos, pero en este momento, ante la Magistratura, solo está el caso de (alias) ‘Macaco’. Pero eso no quiere decir que la Fiscalía no esté trabajando en eso.

VA: ¿Y a cuántos se les va solicitar exclusión, que estén en trámite?
CFV: No tengo una cifra exacta de los que se les va solicitar, pero eso tiene una explicación. No porque no tenga la información, sino por la dinámica. Estamos evaluando dos o tres casos semanalmente donde miramos: ‘este tipo dijo esto pero tuvimos razón de esto, analicemos’. Y al entrar a analizar, si hay causal para la exclusión, se pide. Por eso no puedo decirle una cifra. Sí puedo decirle que estamos haciendo una depuración frente a los que hay que excluir por renuencia. Es decir, aquellos que estando en libertad no han estado asistiendo. Estamos hablando que en el último año son casi 70 que se han excluido por renuencia. Y están dentro de la cifra total. Y puede que esa cifra sea mayor, pues hay muchas solicitudes que se han radicado, pero todavía no nos han dado fecha de audiencia, hay otras que ya tienen fecha, hay otras que están en apelación.

VA: ¿Cómo analiza la relación narcotráfico-paramilitarismo?
CFV: Mire, todo este debate se abrió precisamente porque no existía claridad en el tema. Y hace parte de la dinámica evolutiva de cualquier ámbito del derecho donde en la medida en que evolucionan las normas y evoluciona la situación social, evolucionan los procesos penales, Así, lo que para la Corte Suprema de Justicia, que es la instancia jurídica de cierre, aquello que hace 10 años no era, hoy en día sí es. Y eso no es inseguridad jurídica. Eso es la evolución normativa, la evolución social, la evolución de los procesos. El derecho en sí mismo es dinámico.

VA: ¿El narcotráfico fue un mecanismo de financiación de la guerra?
CFV: Se empieza a presentar una realidad dentro del proceso de Justicia y Paz en donde la Fiscalía debía optar por una de dos posiciones: o estas personas narcotraficaron o no narcotraficaron. Al hacer la investigación se encontró que los grupos sí narcotraficaron. Y ahí fue cuando se dieron las primeras imputaciones por narcotráfico hace 3 o 4 años, pues teníamos las pruebas de ello. Ahí vino la discusión con los tribunales, pues si el postulado narcotraficó debía excluirse de Justicia y Paz. Entonces la Fiscalía dice: ‘no, no tiene que excluirse porque el grupo existió dentro de un contexto de conflicto armado en Colombia’. Casi que en el fondo se estaba diciendo que el narcotráfico es una problemática interna en Colombia y por lo tanto es uno de los componentes del conflicto.

VA: ¿Se colaron ‘narcos’ al proceso de desmovilización?
CFV: Hay unas personas que pertenecieron al grupo pero que su fin no fue narcotraficar. Entonces muy seguramente ese máximo responsable sale, pero esas personas que sí tenían un fin en contra de la subversión, ellas no. Pero esto son hipótesis que se van perfilando y muchas más hipótesis se irán dando porque cada vez el tema se hará más especializado. Por ahora tenemos claro que aquellas personas que fueron narcotraficantes e hicieron parte de un grupo para seguir narcotraficando, deben salir del proceso de paz y es lo que está haciendo la fiscalía.

VA: Con esa argumentación, exjefes paramilitares como Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’, podrían ser excluidas de Justicia y Paz.
CFV: Estamos analizando. Pero lo que pasa es que hay que mirar todo el tema de ‘Don Berna’. No es la misma situación. Él originariamente no era narcotraficante, él incluso era guerrillero creo, luego hay un espacio de tiempo donde termina con narcotráfico. Pero él incluso cuando sale de la guerrilla comienza a ser contactos con paramilitarismo y es cuando coetáneamente entra el narcotráfico a su vida y termina en grupos paramilitares. Entonces, miremos que el nacimiento delincuencial difiere de esa hipótesis. Es una situación diferente y nosotros la estamos analizamos. Ahora, con esto no le estoy diciendo que no vayamos a solicitar exclusión, tampoco le estoy diciendo que sí. Lo cierto es que estamos analizando caso por caso. Es algo que tiene que ir evolucionando porque cada caso tiene su complejidad.

VA: Lo que podemos decir entonces es que la Fiscalía viene depurando el proceso, para excluir a quienes intentaron colarse.
CFV: Efectivamente. Estamos mirando otros temas también, pues podrían proceder exclusiones por otros motivos. La idea es que cada vez el proceso sea de aquellos que realmente participaron en el conflicto y no se están amparando en el conflicto para lavar su situación delincuencial. Ese es el conejo que pueden pretender hacer unos, pero lo que hay que hacer es precisamente depurar. Y eso se va depurando en la medida en que se va a analizando y llevando a discusión. Pero es un proceso muy dispendioso. Hay que filtrar qué sí y qué no. El caso de (alias) ‘Mellizo’, por ejemplo: puede que estemos solicitando su exclusión, pero miremos una cosa: tuvo miembros esa estructura: sí, cometieron hechos: sí, hay víctimas: sí, combatieron a la guerrilla: sí. ¡Ah! Pero (alias) ‘El Mellizo’ se metió en el narcotráfico, entonces ese sale. Por eso, no puede llevarse la consecuencia del cabecilla o su máximo responsable a los demás.

VA: Quiere decir que aparecerán más casos similares a alias ‘El Mellizo’
CFV: En este momentos tenemos unos casos en estudio.

VA: ¿Alias ‘Don Berna’ es uno de ellos?
CFV: Sí, (alias) ‘Don Berna’ está en estudio.