“Hay que jugarle a una política de paz definitiva”: Luis González

Para los cinco años del proceso de Justicia y Paz, VerdadAbierta.com entrevistó a Luis González, jefe de esta Unidad de la Fiscalía. Expuso los logros, los cuellos de botella del proceso y de la paz en Colombia.

Luis González,director de la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía. Foto: Semana.

- Más de seis mil hechos han sido imputados a desmovilizados
Desde que el Congreso votó la Ley 975 o de Justicia y Paz el 25 de julio de 2005 esta ha producido centenares de noticias impactantes. Decenas de fosas comunes descubiertas, familiares que han recuperado los restos de sus seres desaparecidos hace años, miles de asesinatos develados, revelaciones de nexos entre paramilitares y políticos, captura mafiosa de entidades del Estado… la verdadera magnitud de una tragedia que no se vio mientras sucedía.

Unos de los protagonistas de este proceso ha sido el santandereano Luis González León, a quien le fue encomendada la difícil tarea de montar, poner andar y orientar la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía. Venía de ser director nacional de fiscalías, y antes de esto, fiscal antisecuestro.

Cinco años después, cuando el proceso de Justicia y Paz sigue su curso, y no se le ve final cierto, VerdadAbierta.com entrevistó a González para que diera un diagnóstico y analizara las perspectivas del proceso. Advirtió del peligro de las bandas emergentes y de la guerrilla y abogó porque todos los colombianos se unan en torno a este proceso.

VerdadAbierta.com presenta una síntesis de la entrevista. (En los videos adjuntos está la entrevista completa).

VerdadAbierta.com: ¿Ya van cinco años de Justicia y Paz. Cuánto tiempo más cree que se pueda demorar el proceso?

Luis González: Uno quisiera tener la capacidad de poder prever cuánto nos vamos a demorar,  pero a diario nos sorprenden los postulados, diciendo lo inimaginable que habían hecho. Cuando cuantificamos los crímenes, ellos dicen ‘¿Nosotros hicimos todo esto?’. Ellos mismos se aterran, no sabían que eran una maquina, más allá de la barbarie. No tenían ni idea que habían hecho.

{youtube}gBPd4RYA5fI|300|225|true{/youtube}

VerdadAbierta.com: ¿Pero en qué porcentaje del proceso cree que estamos?

L.G.:
Yo creo que si uno mira los hechos que tenemos documentados hay alrededor de 150 mil y ya vamos llegando a esclarecer 40 mil. En promedio vamos en una cuarta parte.

VerdadAbierta.com: ¿Cuál es el avance más importante del proceso de Justicia y Paz en estos cinco años?

L.G.:
Lo más importante fue cambiar la atención de la Fiscalía a las víctimas,  antes nadie salía a buscar las víctimas. Ahora no nos quedamos en las oficinas, vamos a las veredas, a las poblaciones más afectadas. Es una diferencia enorme en la administración de justicia. Hemos atendido a más de 100 mil víctimas.

Otro logro importante es el derecho de las víctimas a saber y a participar. Hemos hechos esfuerzos importantes para que lo que esté sucediendo acá en Bogotá se lleve a mil kilómetros a Apartadó por transmisión satelital y las víctimas allá puedan escuchar y preguntar.

Además no hemos cumplido cuatro años, desde que recibimos del Gobierno la primera lista de postulados a Justicia y Paz y ya tenemos a 256 con imputación, con más de 19 mil delitos. Hay además 56 perpetradores esperando sentencia.

  {youtube}nl1oFbDL4_o|300|225|true{/youtube}

 
 
VerdadAbierta.com: ¿Cuáles son las verdades más importantes que se han destapado?

L.G.: El compromiso y la relación que se ha podido establecer en un número muy alto de servidores públicos con estos grupos. Ahí dimensionamos las consecuencias de lo que la justicia no hizo y lo que ha debido hacer.  También de lo que permitieron las instituciones que se hiciera y no han debido permitir.

Haber permitido que estas organizaciones permearan a tantos funcionarios, miembros del Ejército, del Das, de la Policía, de la Fiscalía, de las alcaldías, a tanto político.
Esa es la verdad que más nos duele, porque ahí se dimensiona que es una sociedad anestesiada.  Esta es una sociedad en la que hoy hay dolor, mañana  a nadie le interesa. Para mí esa verdad es la más preocupante, es la que refleja la gran capacidad de daño de la corrupción.

VerdadAbierta.com: ¿En reparación cuáles han sido los mayores logros de Justicia y Paz?

L.G.: El logro más importante es el tema de desaparecidos. Ya recuperamos 3.269 restos, entregamos más de 1.100 restos a sus familiares y estamos pronto a identificar otros 600. A mí eso me enorgullece.

¿Qué sacaría yo con tener 20 sentencias contra paramilitares si no hubiera salido a buscar los desaparecidos?

Algunos nos juzgan, que porqué somos tan lentos, que haber identificado 1.200 restos no es nada. Compárenos con el mundo, a ver  quién, en tan corto tiempo ha hecho lo que hemos hecho.

VerdadAbierta.com: ¿Cuáles son los retos de la unidad de Justicia y Paz?

L.G.: El tema que nos asusta ahora es el tema de las Farc y el ELN. ¿Cómo vamos a enfrentar a los 400 desmovilizados que llegaron?

Si hacemos el mismo trabajo que con el paramilitarismo: cuando nació, por qué nació cada frente, si nos vamos a las regiones, catalogamos cuáles son las víctimas, no tenemos como terminar el proceso con el personal que tenemos.   

VerdadAbierta.com: ¿Cree que con el nuevo gobierno Justicia y Paz va a tener más medios?

L.G.: Este Gobierno nos ha dado mucho. De 295 funcionarios pasamos a 1.048, crecimos enormemente en presupuesto. Lo que pasa es que cada vez que dimensionamos, nos quedamos cortos.

{youtube}x8FOxcvEC5g|300|225|true{/youtube}
 
VerdadAbierta.com: ¿Qué problemas han tenido?

L.G.: Falencias y deficiencias tenemos muchas. Por ejemplo en reparación pues no han llegado los bienes. Tenemos un reto enorme para encontrar los bienes de estos grupos al margen de la ley..

VerdadAbierta.com ¿En ese sentido qué piensa de la decisión de los magistrados de Justicia y Paz de crear una unidad especializada en la Fiscalía para rastrear los bienes de los ex ‘paras’?

L.G.:
Respetamos las decisiones de los Magistrados pero apelamos porque tenemos que ver si lo mejor es seguir creando unidades nacionales o  fortalecer equipos que estén enfrentados a  estas organizaciones.

A veces concentrar todo en una unidad también puede crear dificultades. La Fiscalía no tiene personal para enfrentar tantas obligaciones. Y el hecho no es decir “créese una unidad”, es decir “hagan un estudio y Congreso, dele a la Fiscalía la planta que necesite para este tema y dele los recursos a esta unidad”.

VerdadAbierta.com: Hace unas semanas varios desmovilizados les enviaron una carta a Gustavo Petro y a Iván Cepeda donde dicen que tienen más de cinco millones de hectáreas en sus manos. ¿Cuál es su posición?

L.G.:
Los desmovilizados en Justicia y Paz han tenido todas las oportunidades para entregar los bienes. Yo creo que todos quieren manipular este proceso, ya llegó el momento de empezar a expulsar, cada cual se construye su suerte y va a tener lo que se merece.

VerdadAbierta.com: ¿Y usted cree que hay plata para tanta víctima?

L.G.:
Le dejo esta respuesta a los matemáticos, porque las cifras son escandalosas. Si acudimos a las tesis normales de reparación, es multiplicar y sumar y ahí se sabe cuánto hay que pagar por cada homicidio, por cada desplazado.

No creo que en el mundo haya una organización, de estas que han hecho tanto daño, que con sus bienes puedan reparar ella sola a las víctimas que han causado.

Así entregaran todos los bienes, no alcanzarían para reparara todas las víctimas. 
 
{youtube}aXNZXUhCeFY|300|225|true{/youtube}
 
VerdadAbierta.com: ¿Cuáles son los cuellos de botellas que tiene el proceso de Justicia y Paz?

L.G.: Para mí el principal cuello de botella, y toca desatarlo este año, es que hay 56 postulados con más de cuatro mil delitos esperando sentencia. Ya no depende de la Fiscalía sino del poder judicial a ver si nombra más magistrados para poder avanzar. Hay gente que lleva más de un año esperando.

Otra dificultad es que no teníamos donde mirar, nos correspondía construir el camino que íbamos a andar con los procesos y la jurisprudencia ha ido forjándolo.

Ahora tenemos mensajes claros sobre cuál es la dinámica de cada etapa del proceso y para qué es cada audiencia: la de imputación, la de cargos, la de legalización. A pesar de que la Corte ha sido clara, parece que las tres son la misma. Uno diría: “Rápido, hagamos una modificación y esas audiencias que nos hacen perder tanto tiempo, volvámosla una sola o dos”. Ahí hay otro cuello de botella, es que no se ha delimitado la naturaleza de cada una de las diligencias.

Y otro gran cuello de botella, que no sabemos cuándo lo vamos a solucionar, es que el proceso judicial lo volvimos uno de verdad total.  Nos preguntan tantas cosas que no se ven reflejadas en los fallos. Si durábamos semanas en este debate y no va a estar reflejado en el fallo ¿Para qué lo debatimos? Estamos en mora de construir para qué es el proceso y no convertir el proceso judicial en proceso de verdad.

{youtube}SAGsc6EITsE|300|225|true{/youtube}
 
VerdadAbierta.com: ¿Qué piensa de la prórroga de Justicia y Paz que ha buscado el gobierno de Uribe?

L.G.: Lo lógico es que ingresen todos los delitos que cometieron hasta el día que se desmovilizan. No entendemos cómo ‘Karina’, que se desmovilizó en el 2008, sólo va a responder en Justicia y Paz por hechos cometidos hasta el 25 de julio de 2005. Crearíamos dos condiciones de víctimas.

Mi llamado y mi posición ha sido que debemos permitir que este país logre la paz, con políticas sensatas y lógicas. Alguien dijo que este país iba a seguir así por siempre, si no le apuesta con políticas definitivas a la paz o a la guerra.

Si seguimos con decisiones intermedias, vamos a seguir  en todo esto que estamos. Ya vamos para lo mismo con las bandas criminales, con las Farc, con el ELN, con el narcotráfico, con el crimen organizado creciendo. Vamos a un escenario igual o más complicado que el qué estamos dejando.

{youtube}3LxeY4Izdfk|300|225|true{/youtube}
 
VerdadAbierta.com: Usted es el jefe de unidad donde hay casos emocionalmente muy fuertes. ¿Cuál ha sido el episodio más conmovedor que ha vivido?

L.G.: Los que tienen que ver con menores, que estas organizaciones hayan reclutado miembros de tan corta edad.

Recuerdo una vez que el doctor Gordillo (Fiscal del Despacho 2 de Justicia y Paz) me dijo: “Estoy desaminado, un postulado que ingresó a los 10 años a la organización me contó cómo lo formaron, cómo lo reclutaron. Cuando me contó que asesinó, le pregunté: ¿Qué sintió? Y me dijo: ‘¿Doctor, acaso hay que sentir algo cuando se mata?’” Es el colmo que nos pase esto.

VerdadAbierta.com: ¿En ese sentido cree que es posible llegar a la paz?


L.G.: Vuelvo y digo que hay que apostarle a la paz y que todos tenemos que aportar, rodear los procesos.

El problema es que no tenemos una unidad donde tengamos un conceso de las fuerzas políticas, económicas, religiosas para sacar adelante el país. Aquí parece que es lo contrario, que nos pusiéramos de acuerdo para permanece cada día yendo más al fondo en la violencia y en la desarticulación de la sociedad.

El panorama no es fácil para este país, no es fácil.