VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

Mancuso señala a ex subdirector del DAS y asegura que militares venezolanos tenían vínculos con Farc

En versión libre desde Estados Unidos el ex jefe paramilitar del Bloque Norte, Catatumbo y Córdoba de la AUC, Salvatore Mancuso, señaló al ex subdirector del DAS, José Miguel Narváez, y mencionó presuntos nexos entre las Fuerzas Armadas venezolanas con la guerrilla de las Farc.
En breve: Salvatore Mancuso, alias ‘El Mono Mancuso’, ex comandante del bloque Catatumbo, Norte y Córdoba de la AUC, señaló al ex subdirector del DAS, José Miguel Narváez, y mencionó presuntos nexos entre las Fuerzas Armadas venezolanas con la guerrilla de las Farc.

Nombres de funcionarios y militares que mencionó: El ex jefe paramilitar confesó que las autodefensas que comandó en Córdoba recibían semanalmente informes de inteligencia de las manos de Wilfredo Ortiz, a quien identificó como un miembro activo de la policía de Córdoba en el año 1994. Mancuso también se refirió al Coronel Suárez, al cual identificó como Comandante de la Policía de Córdoba entre 1995 y 1996.
Lugares que mencionó: Cúcuta, Norte de Santander y Córdoba.

{youtube}Di-maw6gM4w|320|240|true{/youtube}
El ex jefe paramilitar volvió a hablar de la complicidad de miembros de las Fuerzas Armadas con las Auc. Video Fiscalía.

Salvatore Mancuso, ex jefe del bloque Córdoba, Catatumbo y Norte de las AUC.

- Mancuso: masacres y sus "aliados"
- Las órdenes de Mancuso
- Matando civiles Mancuso llegó al Catatumbo
- Los crímenes de Mancuso en la Universidad de Córdoba


- Perfil de Carlos Castaño
- Perfil de Salvatore Mancuso

En la continuación de su versión libre desde Estados Unidos ante la Fiscalía, Salvatore Mancuso, alias ‘El Mono Mancuso’, aseguró que José Miguel Narváez, quien fue subdirector del DAS, dictó clases a miembros de las autodefensas sobre lucha anticomunista en varias oportunidades.

Esta no es la primera vez que ex paramilitares mencionan el nombre de Narváez y sus presuntos nexos con paramilitares. En junio de 2008, alias 'El Iguano' también había hecho referencia a las clases que impartió Narváez a paramilitares en campamentos del Sur de Bolìvar y Córdoba, coincidiendo con el relato de Mancuso.

Mancuso aseguró que entre 1998 y 2002, Narváez, que para ese entonces se desempeñaba como profesor de la Escuela Superior de Guerra, dictó una cátedra llamada “¿Por qué es licito matar comunistas en Colombia?” a un grupo de paramilitares entre los que se encontraban él y Carlos Castaño.

El ex jefe paramilitar aseguró al despacho octavo de la Unidad de Justicia y Paz, que se reunió en más de cinco ocasiones con Narváez en las fincas “Veintiuno” y “Quince” de las autodefensas en Urabá, entre los años 1998 y 2002. “El hombre encargado de difundir los ideales de la democracia y la paz a los mayores de Colombia, se reunió en varias ocasiones con Carlos Castaño y conmigo para enseñarnos a combatir a los comunistas”, dijo.

El contenido de las presuntas cátedras iba orientado a justificar el exterminio de sectores sociales involucrados con la guerrilla, entre ellos, hacía énfasis en sindicatos, políticos activos y miembros desmovilizados de la guerrilla. Dentro del grupo de personas estudiadas en la clase figuraba Wilson Borja, quien fue declarado como objetivo militar por parte de las AUC. Borja fue víctima de un atentado el 15 de diciembre de 2000, por los que fueron responsabilizados militares en complicidad con paramilitares.

Según Mancuso, Narváez tenía influencia sobre Carlos Castaño, pero que el jefe paramilitar tenía reservas sobre el ex subdirector del DAS y sus conceptos porque le parecían demasiado radicales: “Cree que todos son guerrilleros”, le dijo.

A lo largo de su Versión Libre, Mancuso aceptó haber recibido de manos de Carlos Castaño una lista con los nombres de varias personalidades nacionales que debían ser asesinadas por sus presuntos nexos con la guerrilla. En el listado figuraban los nombres de Álvaro Leiva Durán, Wilson Borja, Gustavo Petro, Piedad Córdoba y un ex parlamentario de Arauca de quien no supo referir el nombre: “Puede ser Octavio Sarmiento o Luis Alfredo Colmenares, tal vez, las autodefensas mataron a los dos”, aseguró.

El ex jefe paramilitar confesó que las autodefensas que comandó en Córdoba recibían semanalmente informes de inteligencia de las manos de alias ‘Caballo’ y Wilfredo Ortiz, este último identificado por el ex jefe paramilitar como un miembro activo de la policía de Córdoba en 1994.

Mancuso también se refirió al Coronel Suárez, a quien identificó como Comandante de la Policía de Córdoba entre 1995 y 1996, y con quien se reunía todas las semanas en las estación de Policía escondido detrás de su cargo de “Policía Cívico” para recibir información y acordar operaciones conjuntas. Como parte de la evidencia el ex jefe paramilitar presentó copia de dos carné presuntamente expedidos por la Policía Nacional con fecha de vencimiento de 1994 y 1998 simultáneamente.

En su versión libre del día anterior, Mancuso confesó a la Fiscalía la forma en la que construyó el Bloque Córdoba, su primer grupo de autodefensas, con la presunta colaboración de los poderes locales del departamento y las fuerzas militares.

Relaciones peligrosas


En la sesión de la mañana del miércoles, Salvatore Mancuso señaló presuntos nexos entre las Fuerzas Armadas venezolanas con la guerrilla de las Farc.

Según el ex jefe extraditado, fuerzas militares del vecino país intervinieron en un enfrentamiento entre el naciente Bloque Catatumbo que comenzaba a extender sus tentáculos en el Norte de Santander y frente 33 de las Farc.“Varios helicópteros descargaban guerrilleros y soldados venezolanos”, aseguró.

Como resultado del enfrentamiento, las autodefensas comandadas por el propio Mancuso, encontraron un computador que pertenecía a un alto mando de la guerrilla. En este encontraron información que vinculaba al ex ministro del Interior venezolano, Rodríguez Chacín, con la guerrilla de las Farc.

Salvatore Mancuso aseguró a la Fiscalía que, ante la importancia de la evidencia encontrada en el computador, las autodefensas decidieron entrar en contacto con las periodistas Claudia Gurisatti y Astrid Legarda a quienes entregaron gran parte de la información que supuestamente encontraron en el computador de la guerrilla.

“Ellas deben tener esa información, nosotros la quemamos cuando nos íbamos a desmovilizar, tengo entendido que Gurisatti publicó algo unas semanas después”, dijo.

Salvatore Manuso continuará rindiendo versión libre este jueves ante el despacho octavo de la Unidad de Justicia y Paz. El ex jefe paramilitar tiene programada la confesión de más de 300 asesinatos realizados por el Bloque Catatumbo en el Norte de Santander.

Tags: Salvatore Mancuso, Bloque Norte, Bloque Córdoba, Bloque Catatumbo

Tags: *El Mono Mancuso* *El Iguano*