Los perseguidos de José Miguel Narváez, según Mancuso

El ex paramilitar aseguró que el ex subdirector del Das les mostraba fotos de los líderes de izquierda que debían perseguir, entre ellos miembros del Colectivo de Abogados José Albear Restrepo y de la Comisión Colombiana de Juristas.
 
El ex subdirector del Das se encuentra privado de la libertad. Es investigado por la muerte del humorita Jaime Garzón. Foto: Archivo Semana  

Durante el juicio que se lleva en contra de Salvatore Mancuso dentro de Justicia y Paz, el extraditado jefe paramilitar narró cómo José Miguel Narváez, ex subdirector del Das,  y varios militares de alto nivel, dictaron cátedras a los miembros de las autodefensas para que persiguieran a líderes de la izquierda, defensores de derechos humanos y ongs.

Según Mancuso, Narváez les presentaba fotos de polìticos como Gustavo Petro, Wilson Borja y Piedad Córdoba.

"También recuerdo que estaban el  Padre Jesús Alberto Franco Giraldo, el director de la Comisión Colombiana de juristas, el Colectivo de Abogados José Albear Restrepo y varios miembros de ongs “, aseguró Mancuso.  

En las escuelas de entrenamiento militar y político de las autodefensas, varios miembros de la fuerza pública y autoridades, entre ellos José Miguel Narváez, ex subdirector del Das,  dictaron cursos de anti-subversión y anti-comunismo. Estas cátedras se realizaron desde 1996 en varios lugares del país.

Con la información de Narváez, según Mancuso, “Carlos Castaño ordenó que se le pusiera una bomba de 500 libras sin mecanismos de activación para asustar al director del periódico Voz. También se realizó un atentado a Wilson Borja y se retuvo a Piedad Córdoba  (secuestrada el 21 de mayo de 1999 y liberada días después)”, agregó.

De acuerdo a Mancuso, Narváez tenía acceso a información de inteligencia, representaba el pensamiento militar y era asesor de varias instituciones en el país como el Ministerio de Defensa y la Escuela Superior de Guerra, y por eso fue elegido como “profesor” en las escuelas de las autodefensas.

Ya en anteriores ocasiones Mancuso había asegurado que "Narváez disparaba contra todo el mundo y decía que era lícito combatir comunistas, sin importar donde se encontraran. Nos sorprendió por la fogosidad con la que habló. Luego nos dijo que tomáramos nota y sacó una lista de 50 ONG que, según él, eran propiedad de la guerrilla”.

Pero Mancuso no es el único ex paramilitar que lo ha relacionado,  también han rendido versión ante las autoridades Diego Fernando Murillo Bejarano, alias 'Don Berna'; Iván Roberto Duque, alias 'Ernesto Báez', y Jorge Iván Laverde, alias el 'Iguano'.

De acuerdo con el ex jefe de las autodefensas, la estrategia principal del adoctrinamiento era mostrar como estas personas y organizaciones de derechos humanos actuaban a favor de la guerrilla y se convertían en una amenaza para la sociedad y para la imagen del país.

Narváez decía que independientemente de que las personas señaladas pertenecieran a organizaciones defensoras de derechos humanos o fueran personajes ligados al proceso sindical, en realidad estaban cumpliendo una misión específica para la guerrilla, agregó el ex jefe paramilitar ante las preguntas de la fiscal de Justicia y Paz encargada de su juicio.

Según Mancuso la última vez que vio a Narváez fue en 2003 en la región de San Ángel, Magdalena, en un campamento de Rodrigo Tovar Pupo alias ‘Jorge 40’.

Las clases se realizaron en las fincas La 35 y Corazones. “En las que dictaba Narváez nos enseñaron que la guerrilla no estaba compuesta solamente por los que portaban un fusil sino también por personas como las que nos mostraba en fotos y quienes, según Narváez,  eran más peligrosos que los mismos armados”, dijo Mancuso desde una Cárcel de Virginia, Estados Unidos.

Son estas versiones, entre otras pruebas, las que hoy tienen tras las rejas a Narváez, quien está siendo juzgado por supárticipación en el asesinato del periodista y humorista Jaime Garzón que tuvo lugar en agosto de 1999.

Con las clases, que incluso recibió Carlos Castaño y el mismo Mancuso, se incentivó una persecusión de los grupos paramilitares contra cualquier personas u organización que pudiera relacionarse con la izquierda.

Sin embargo, aunque Mancuso hizo claridad de que no se trataba de una persecusión a todos los miembros de la izquierda sino solamente a los que estuvieran involucrados con las guerrillas, la verdad es que durante el auge paramilitar se asesinaron indiscriminadamente a varios líderes, sindicalistas y defensores de derechos humanos.

Frente a los cuestionamientos sobre víctimas inocentes como Iván Villamizar Luciani, ex defensor del pueblo en el Norte de Santander y rector en la Universidad Libre de Cúcuta que fue asesinado por denunciar las acciones de los paramilitares, Mancuso aseguró que en muchos casos posiblemente cayeron  inocentes  por falsas informaciones de miembros del Estado que buscaron beneficiarse.

"En la mayoría de los casos la información de los supuestos auxiliadores provenían de los miembros del paramilitarismo de Estado, que en algunos casos nos utilizaron para beneficiarse", aseguró Mancuso refiriéndose a miembros de la fuerza pública y autoridades en la legalidad que les suministraban información de a quién deberían perseguir y asesinar.

Narvaéz y el asesinato de Jaime Garzón

Por las declaraciones de varios ex jefes paramilitares, especialmente de Jorge Iván Laverde, alias 'El Iguano', Narvaéz fue vinculado a las investigaciones sobre el asesinato del periodista y humorista Jaime Garzón en agosto de 1999.

En junio de este año, se realizó la audiencia preparatoria del juicio en contra de Narváez, acusado por la Fiscalía como la persona que instigó a Carlos Castaño a asesinar al Garzón.

Para esa ocasión el juez Séptimo Penal Especializado de Bogotá llamó a rendir su versión a Mancuso, Diego Fernando Murillo alias ‘Don Berna’, Freddy Rendón Herrera alias ‘El Alemán’, Iván Roberto Duque alias ‘Ernesto Báez’ y Rodrigo Tobar Pupo alias ‘Jorge 40’.

Una de las pruebas que presentará la Fiscalía será una memoria (usb) del desaparecido jefe paramilitar Carlos Castaño, que según fuentes consultadas por VerdadAbierta.com, contiene información que supuestamente Narváez le filtró a los paramilitares para que se cometiera el crimen. La Usb fue entregada por Ever Veloza, alias ‘HH’ a la justicia.