VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

El terror del Frente William Rivas

La Fiscalía está próxima a lograr la condena de 'Carlos Tijeras' y un patrullero del Frente William Rivas de las Auc por 600 crímenes, y al tiempo pudo reconstruir la historia de ese grupo en Magdalena.
  
El Frente William Rivas fue uno de los 15 brazos del Bloque Norte. Foto VerdadAbierta  

El Bloque Norte de Rodrigo Tovar Pupo alias ‘Jorge 40’ fue el grupo paramilitar más sanguinario que tuvo las Auc. Así lo consideró la Unidad de Justicia y Paz tras explicar que de las 41.956 víctimas registradas, por lo menos 30.843 son atribuidas a este bloque. Este grupo paramilitar tuvo 15 frentes que delinquieron en Atlántico, Cesar, Magdalena y La Guajira.

El Frente William Rivas fue uno de esos tentáculos y los magistrados de Justicia y Paz ya leyeron la decisión de control de legalidad contra José Gregorio Mangonez Lugo alias ‘Carlos Tijeras’, ex jefe paramilitar de ese frente, y Omar Enrique Martínez Ossías alias ‘Maicol’, ex patrullero del grupo. La Fiscalía documentó que ambos son responsables de por lo menos 600 delitos cometidos en Ciénaga, Pueblo Viejo, Zona Bananera, Fundación, El Retén y Aracataca.

Eso significa que la justicia está próxima a dictar sentencia contra estos ex paramilitares, así como lo hizo de forma reciente contra Édgar Ignacio Fierro Flórez alias ‘Don Antonio’, ex jefe paramilitar del Frente José Pablo Díaz que delinquió en el Atlántico. En su decisión contra alias ‘Carlos Tijeras’ y ‘Maicol’, los magistrados reconstruyeron a partir de lo documentado por la Fiscalía cómo delinquió el Frente William Rivas en Magdalena. (Lea la decisión aquí)

Cómo apareció
Los primeros delitos cometidos por el Frente William Rivas ocurrieron en 1996, según lo documentó la Fiscalía, cuando el entonces jefe paramilitar Salvatore Mancuso ordenó crear varios grupos que empezaron a delinquir en Cesar, Guajira y Magdalena. Para ello, Mancuso designó a René Ríos González alias ‘Santiago Tobón’ para que delinquiera con varios grupos en Codazzi, Fundación y Zona Bananera. En este último municipio el jefe era William Rivas Hernández alias ‘4.4’, quien luego fue asesinado y por eso el grupo que delinquía en ese pueblo adoptó su nombre.

Entre marzo de 2002 y julio de 2005, el jefe paramilitar de este frente fue José Gregorio Mangonez Lugo alias ‘Carlos Tijeras’, que delinquió en Ciénaga, Magdalena, Pueblo Viejo, Zona Bananera, Fundación, El Retén y Aracataca, mientras sus segundos fueron Jorge Luiz Ortiz Garrido alias ‘El médico’, entre marzo de 2002 y septiembre de 2003, y Nehemías Moisés Sandoval Becerra alias ‘Camilo’ entre octubre de 2004 y el 23 de julio de 2005. La Fiscalía documentó que el jefe de finanzas fue Rafael Carbonell Pérez alias ‘Pin’ junto a alias ‘Poncho’, ‘El flaco’, ‘Migue’ y ‘Pitirri’.

Según la Fiscalía, alias ‘Carlos Tijeras’ comenzó como patrullero en el grupo. Entre octubre de 1999 y agosto de 2000 sus jefes fueron Mauricio Roldán Pérez alias ‘Julián’, que delinquía en Ciénaga y Magdalena junto a Carlos Sosa Castro alias ‘Rodrigo’, y Alfonso Berbén Gil alias ‘El Viejo’, encargado de Ciénaga. En este municipio alias ‘Carlos Tijeras’ delinquió en complicidad con alias ‘Paisa’, ‘Cepillo’, ‘Kaliman’, ‘Negro’ y ‘Harold’.

En mayo de 2001 los grupos que delinquían en los diferentes municipios se reorganizaron de manera que Carlos Sosa alias ‘Rodrigo’ quedó como jefe en Ciénaga, Magdalena y Pueblo Viejo, y ‘Carlos Tijeras’ fue ascendido como jefe en el municipio de Zona Bananera. Al siguiente año, en 2002, fue encargado como jefe del Frente William Rivas.

En versiones libres, alias ‘Carlos Tijeras’ le confesó a la Fiscalía que a su llegada como jefe reorganizó al Frente, designando grupos en Ciénaga, Magdalena, Pueblo Viejo, Zona Bananera, Fundación, El Retén y Aracataca, cada uno integrado por seis paramilitares urbanos, un encargado de las finanzas y un radio-operador. “Era autónomo de nombrar a sus comandantes de zona y cada fin de mes le reportaba a su jefe, alias ‘Jorge 40’, los detalles de lo que ocurría en cada uno de los municipios bajo su mando”, leyó un magistrado de Justicia y Paz.

El Frente delinquió en las ‘fronteras’ de otras extensiones del Bloque Norte como el Frente Resistencia Tayrona, en Santa Marta, a cargo de Hernán Giraldo alias ‘El Patrón’; el Frente José Pablo de Díaz de alias ‘Don Antonio’, principalmente en Sitio Nuevo; el Frente Tomás Guillén en los municipios de Remolino y Pivijay a cargo de Miguel Ramón Posada alias ‘Rafa’; el Frente Aldavis Santana en el municipio de Algarrobo a cargo de Jorge Escorcía Orozco alias ‘Rocoso’; el Frente Bernardo Escobar en Fundación a cargo de Cesar Augusto Victoria alias ‘7.1’.

Los pretextos
En versiones libres, alias ‘Jorge 40’, extraditado en mayo de 2008 a Estados Unidos por cargos de narcotráfico, explicó que el Bloque Norte y sus frentes combatieron a los Frentes 19 y 37 de las Farc. La Fiscalía documentó que el Frente 19 delinquió en Aracataca, Ciénaga, Fundación, Pivijay y Santa Marta y en varios corregimientos compartiendo territorio con el Frente Francisco Javier Castaño, que a su vez hace parte del Frente de Guerra Norte del Eln. El Frente 37 delinquió en Tenerife y Plato, en Magdalena, en complicidad con miembros del Eln y el Epl.

Entre 1990 y 2006, período en el que guerrilleros y paramilitares se disputaron Magdalena, la Fiscalía documentó que la población fue víctima de homicidios, desplazamientos forzados, desapariciones, secuestros y extorsiones. Las Convivir, empresas de seguridad privadas entonces avaladas por el gobierno, fueron según el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso clave para que las Auc delinquieran en Córdoba, Sucre, Bolívar, Cesar y Magdalena.

Otro de los principales apoyos para que las Auc delinquieran en esta zona del país, aseguró Mancuso en varias versiones libres, fue el apoyo de los militares de alto rango. “Con el general Iván Ramírez tuve tres reuniones… básicamente para hablar del tema del avance de las autodefensas. Él sí sabía que yo era autodefensa y fue hasta él por instrucciones del comandante Carlos Castaño. Él era el comandante de la Primera División del Ejército en Santa Marta”, dijo Mancuso en un versión libre el 15 de mayo de 2007 en Medellín antes de ser extraditado.

Según el ex jefe paramilitar, los militares les informaron sobre las áreas donde no había presencia del Ejército para que las Auc delinquieran en estas zonas. Para expandirse por la región, el Bloque Norte tuvo al narcotráfico como su principal fuente de financiación y por eso también incursionó los Montes de María. De forma paralela y con el mismo fin, el Bloque Central Bolívar de Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián Bolívar’ incursionó el sur de Bolívar.

Después de tener el control territorial, las Auc buscaron el control político. En varias versiones libres alias ‘Jorge 40’ confesó que el Bloque Norte trazó un plan para infiltrar el poder local en Cesar, Magdalena, Sucre y Atlántico, teniendo incidencia en las elecciones a partir de 1999.

Para sembrar el terror, este bloque cometió varias masacres. Según la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional, entre 1997 y 2000, entre las masacres más recordadas está la de Pueblo Viejo donde fueron asesinadas 15 personas; la de Ciénaga, con 19 víctimas; la de Fundación, donde murieron cinco personas, y la de Zona Bananera donde hubo otras cinco víctimas.  

El Bloque Norte y sus frentes, incluyendo el Frente William Rivas, se desmovilizaron en la vereda La Mesa en Valledupar, y en el corregimiento Chimila en el Copey, Cesar, de forma respectiva, el 8 y 10 de marzo de 2006. Durante los dos actos de desmovilizaron 4.730 personas, de las cuales 627 están postuladas al proceso de Justicia y Paz.

Durante los actos de desmovilización el Bloque Norte entregó 1.369 armas, provenientes en su mayoría de Rusia, Corea del Norte, Hungría, Rumania y Estados Unidos, y diez motocicletas y nueve vehículos. Según los ex paramilitares, por lo menos 410 hombres ingresaron a las Auc siendo menores de edad cometiendo el delito de reclutamiento de menores, y entre 1998 y 2005 la Fiscalía calculó que 164 personas fueron secuestradas en el área donde delinquió este grupo.

La Unidad de Justicia y Paz tiene reportados 8.523 crímenes atribuibles al Frente William Rivas, correspondientes a 6.384 víctimas. La Fiscalía 3 ha documentado de ese total 6.275 casos en los que han participado y aportado información 7.030 víctimas.