VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

‘Julián Bolívar’ admitió asesinato de Luis Villegas Uribe

En audiencia de formulación de cargos, un fiscal de Justicia y Paz le formuló cargos por el delito de homicidio agravado al exjefe del Bloque Central Bolívar, Rodrigo Pérez, alias ‘Julián Bolívar’.
     
Rodrigo Pérez Alzate, momentos antes de una audiencia en Medellín.      

“Si su señoría, acepto”, dijo sin vacilaciones Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’, cuando el Magistrado con funciones de Control de Garantías le preguntó si aceptaba el cargo de homicidio agravado por la muerte del ganadero y comerciante Luis Alberto Villegas Uribe, formulado por un fiscal de la Unidad de Justicia y Paz durante una audiencia en la que le formularon cargos por 104 hechos ocurridos en Antioquia y Santander.

El nombre de Villegas Uribe, quien fue asesinado el 5 de diciembre de 2004 en el corregimiento San José del Nus, de San Roque, Antioquia, salió a la luz pública hace algunos meses, cuando dos paramilitares, en entrevista con el Representante a la Cámara Iván Cepeda, lo referenciaron como un financiador de las estructuras armadas ilegales que operaron en el Nordeste antioqueño y amigo del expresidente de la República Álvaro Uribe Vélez, con quien tuvo negocios de compraventa de tierras.

En esta audiencia, realizada en Medellín el 29 de septiembre, se observó una variación en relación con la tipificación del delito que se deriva del crimen de Villegas Uribe. El pasado 3 de mayo, durante la audiencia de imputación, el fiscal que lleva el proceso le imputó a alias ‘Julián Bolívar’, excomandante militar del Bloque Central Bolívar de las Auc, el delito de homicidio agravado en persona protegida.

No obstante, cuatro meses después y tras corroborar la información, el fiscal de Justicia y Paz le formuló cargos a alias ‘Julián Bolívar’ por homicidio agravado, tras considerar que Villegas Uribe no murió por su condición de miembro de la población civil, sino por ser integrante de grupos paramilitares que actuaban en el Nordeste antioqueño.

“Con la confesión ofrecida por el mismo postulado, corroborada por otras versiones, se puede constatar que el señor Villegas era colaborador del Bloque Metro y del Central Bolívar, por tanto hacía parte de las hostilidades en calidad de colaborador financiero, involucrado en las actividades propias del grupo ilegal y no podía considerarse como población civil protegido por el Derecho Internacional Humanitario”, argumentó el fiscal, quien fue apoyado en su decisión por la representante de la Procuraduría General de la Nación.

Una de las pruebas que expuso el ente acusador para reformular el cargo fue la versión entregada por alias ‘Julián Bolívar” el 23 de septiembre de 2009 ante un fiscal de la Unidad de Justicia y Paz en Medellín. En esa ocasión, el excomandante militar del Bloque Central Bolívar dijo que Villegas Uribe era “amigo y colaborador” de los comandantes del Bloque Metro de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu).

“Era tal la cercanía de este señor con los comandantes ‘Panadero’ y ‘Jota’ que se asociaron para instalar un laboratorio para el procesamiento de cocaína en la vereda Minas del Vapor del municipio de Puerto Berrío, el cual fue ubicado y destruido por tropas del Batallón Calibío”, explicó el exjefe paramilitar.

De acuerdo con Pérez Alzate, el ganadero intentó ocultar su responsabilidad en ese asunto del narcotráfico ante la comandancia del las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) señalando a miembros del bloque Central Bolívar como propietarios del laboratorio desmantelado. Este hecho generó la reacción adversa de Carlos Castaño Gil, quien a través de la página web denunció a los comandantes del Bloque Central Bolívar como narcotraficantes.

“El mes de mayo del año 2003 marcó definitivamente el surgimiento de la confrontación entre los bloques Central Bolívar y el Bloque Metro en zonas aledañas a Puerto Berrío”, continuó narrando alias ‘Julián Bolívar’. “En ese entonces, Luis Villegas venía siendo acosado por los comandantes ‘Jota’ y ‘Panadero’, quienes cada vez le exigían más dinero y colaboración. Ante el inminente enfrentamiento, se presentó ante mí con el propósito de negociar su dispensa a cambio de información sobre la ubicación y actividades de los miembros del Bloque Metro. Esto estratégicamente representaba una valiosa ventaja sobre nuestro enemigo, por lo tanto accedí a la propuesta y pasó a ser informante el Frente Pablo Emilio Guarín del Bloque Central Bolívar”.

Según la versión de este postulado, una vez finalizó la confrontación entre estructuras paramilitares, y para efectos de mantener el control territorial en las regiones en donde anteriormente operaba el Bloque Metro, Vicente Castaño Gil coordinó la redistribución del territorio.

“Fruto de esa reasignación, se dispuso que los municipios de Maceo, Caracolí y el corregimiento San José del Nus quedaran bajo la jurisdicción militar y política del Frente Pablo Emilio Guarín del Bloque Central Bolívar”, precisó Pérez Alzate, quien una vez tuvo bajo su control esas localidades, tomó la decisión de prohibir el hurto de combustible en la zona, actividad ilícita que adelantaba el Bloque Metro.

Según alias Julián Bolívar, la orden no fue atendida por Villegas Uribe, quien era propietario de estación de gasolina ubicada en San José del Nus. “Para agravar la situación, el señor Villegas denunció ante las autoridades como responsables del hurto de combustible a los miembros de las autodefensas. Ante esa situación y cerciorarme del asunto, ordené su ejecución”.

Tras la exposición de motivos, y una vez se precisó los alcances del cambio de tipificación del delito, el magistrado con funciones de control de garantías Olimpo Castaño procedió a preguntarle a alias ‘Julián Bolívar’ si aceptaba el cargo formulado por el fiscal de Justicia y Paz. “Si acepto”, respondió el postulado.

El proceso para este exjefe paramilitar continuará en los próximos meses en Bogotá, cuando su caso sea presentado ante los magistrados de la Sala de Justicia y Paz de Conocimiento del Tribunal Superior de Distrito Judicial de Bogotá.

En audiencia de formulación de cargos, un fiscal de la Unidad Nacional de Justicia y Paz le formuló cargos por el delito de homicidio agravado al excomandante militar del Bloque Central Bolívar, Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’.

 

“Si su señoría, acepto”, dijo sin vacilaciones Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’, cuando el Magistrado con funciones de Control de Garantías le preguntó si aceptaba el cargo de homicidio agravado por la muerte del ganadero y comerciante Luis Alberto Villegas Uribe formulado por un fiscal de la Unidad de Justicia y Paz, durante una audiencia en la que le formularon cargos por 104 hechos ocurridos en Antioquia y Santander.

 

El nombre de Villegas Uribe, quien fue asesinado el 5 de diciembre de 2004 en el corregimiento San José del Nus, jurisdicción del municipio de San Roque, Antioquia, salió a la luz pública hace algunos meses, cuando dos paramilitares, en entrevista con el Representante a la Cámara Iván Cepeda, lo referenciaron como un financiador de las estructuras armadas ilegales que operaron en el Nordeste antioqueño y amigo del expresidente de la República Álvaro Uribe Vélez, con quien tuvo negocios de compraventa de tierras.

 

En esta audiencia, realizada en Medellín el 29 de septiembre, se observó una variación en relación con la tipificación del delito que se deriva del crimen de Villegas Uribe. El pasado 3 de mayo, durante la audiencia de imputación, el fiscal que lleva el proceso le imputó a alias ‘Julián Bolívar’ el delito de homicidio agravado en persona protegida.

 

No obstante, cuatro meses después y tras corroborar la información, el fiscal de Justicia y Paz le formuló cargos a alias ‘Julián Bolívar’ por homicidio agravado, tras considerar que Villegas Uribe no murió por su condición de miembro de la población civil, sino por ser integrante de grupos paramilitares que actuaban en el Nordeste antioqueño.

 

“Con la confesión ofrecida por el mismo postulado, corroborada por otras versiones, se puede constatar que el señor Villegas era colaborador del Bloque Metro y del Central Bolívar, por tanto hacía parte de las hostilidades en calidad de colaborador financiero, involucrado en las actividades propias del grupo ilegal y no podía considerarse como población civil protegido por el Derecho Internacional Humanitario”, argumentó el fiscal, quien fue apoyado en su decisión por la representante de la Procuraduría General de la Nación.

 

Una de las pruebas que expuso el ente acusador para reformular el cargo fue la versión entregada por alias ‘Julián Bolívar” el 23 de septiembre de 2009 ante un fiscal de la Unidad de Justicia y Paz en Medellín. En esa ocasión, el excomandante militar del Bloque Central Bolívar dijo que Villegas Uribe era “amigo y colaborador” de los comandantes del Bloque Metro de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu).

 

“Era tal la cercanía de este señor con los comandantes ‘Panadero’ y ‘Jota’ que se asociaron para instalar un laboratorio para el procesamiento de cocaína en la vereda Minas del Vapor del municipio de Puerto Berrío, el cual fue ubicado y destruido por tropas del Batallón Calibío”, explicó el exjefe paramilitar.

 

De acuerdo con Pérez Alzate, el ganadero intentó ocultar su responsabilidad en ese asunto del narcotráfico ante la comandancia del las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) señalando a miembros del bloque Central Bolívar como propietarios del laboratorio desmantelado. Este hecho generó la reacción adversa de Carlos Castaño Gil, quien a través de la página web denunció a los comandantes del Bloque Central Bolívar como narcotraficantes.

 

“El mes de mayo del año 2003 marcó definitivamente el surgimiento de la confrontación entre los bloques Central Bolívar y el Bloque Metro en zonas aledañas a Puerto Berrío”, continuó narrando alias ‘Julián Bolívar’. “En ese entonces, Luis Villegas venía siendo acosado por los comandantes ‘Jota’ y ‘Panadero’, quienes cada vez le exigían más dinero y colaboración. Ante el inminente enfrentamiento, se presentó ante mí con el propósito de negociar su dispensa a cambio de información sobre la ubicación y actividades de los miembros del Bloque Metro. Esto estratégicamente representaba una valiosa ventaja sobre nuestro enemigo, por lo tanto accedí a la propuesta y pasó a ser informante el Frente Pablo Emilio Guarín del Bloque Central Bolívar”.

 

Según la versión de este postulado, una vez finalizó la confrontación entre estructuras paramilitares, y para efectos de mantener el control territorial en las regiones en donde anteriormente operaba el Bloque Metro, Vicente Castaño Gil coordinó la redistribución del territorio.

 

“Fruto de esa reasignación, se dispuso que los municipios de Maceo, Caracolí y el corregimiento San José del Nus quedaran bajo la jurisdicción militar y política del Frente Pablo Emilio Guarín del Bloque Central Bolívar”, precisó Pérez Alzate, quien una vez tuvo bajo su control esas localidades, tomó la decisión de prohibir el hurto de combustible en la zona, actividad ilícita que adelantaba el Bloque Metro.

 

Según alias Julián Bolívar, la orden no fue atendida por Villegas Uribe, quien era propietario de estación de gasolina ubicada en San José del Nus. “Para agravar la situación, el señor Villegas denunció ante las autoridades como responsables del hurto de combustible a los miembros de las autodefensas. Ante esa situación y cerciorarme del asunto, ordené su ejecución”.

 

Tras la exposición de motivos, y una vez se precisó los alcances del cambio de tipificación del delito, el magistrado con funciones de control de garantías Olimpo Castaño procedió a preguntarle a alias ‘Julián Bolívar’ si aceptaba el cargo formulado por el fiscal de Justicia y Paz. “Si acepto”, respondió el postulado.

 

El proceso para este exjefe paramilitar continuará en los próximos meses en Bogotá, cuando su caso sea presentado ante los magistrados de la Sala de Justicia y Paz de Conocimiento del Tribunal Superior de Distrito Judicial de Bogotá.