VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

La primera víctima de Ramón Isaza en Puerto Nare

Ramón Isaza confesó que el primer asesinato que ordenó en Puerto Nare fue el del líder político Henry de Jesús Rendón Moreno porque se opuso a las Auc en ese municipio de Antioquia. También confesó 20 hechos entre desapariciones y asesinatos selectivos.

En Breve: En la tarde del 14 de septiembre en versión conjunta con varios ex integrantes del Frente Isaza Héroes del Prodigio, Ramón Isaza reconoció su primier crimen en Puerto Nare.

Paramilitares mencionados: Oliverio Isaza, alias 'Terror'; Ovidio Suaza, alias 'El Gato' o 'Don Alex'; César Augusto Botero, alias 'Flecha'; Rodrigo de Jesús Galeano, alias 'Leo' o 'Águila 10'; Yersy Fernando Marín Quintero; Mauricio Vélez López; 'Caiamán'; 'Boris'; 'Julián'; 'Conejo'; 'Care Vieja'; 'Japonés'; Perucho''Contreras'; 'Danilo'; Henry Pérez; Hernán Jaramillo; 'El Pastuso'; 'Botalón'; 'Memín'

Lugares mencionados: Puerto Nare, La Sierra, La Unión.

Ramón Isaza, alias 'El Viejo', ex comandante de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio. Foto: Semana.

- Versión libre colectiva intenta reconstruir crímenes en Puerto Nare
- Mil crímenes en el Magdalena Medio podrían quedar impunes

Henry de Jesús Rendón Moreno se convirtió en la primera víctima de Ramón Isaza y sus hombres en Puerto Nare por su abierta oposición a la presencia y accionar paramilitar en este municipio antioqueño. Este ex líder político y veedor de Puerto Nare fue desaparecido por un grupo de paramilitares el 31 de mayo de 1995, según lo confesó el jefe paramilitar de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio (Acmm).

La hermana de Rendón Moreno, quien veía la versión en Puerto Nare por circuito cerrado, cuestionó a Isaza por el asesinato del líder político y relató que cinco paramilitares encapuchados entraron a las 10:30 de la noche a la miscelánea La Fortuna y se lo llevaron en un vehículo trooper rojo y blanco. Según ella, esto sucedió porque Moreno se reveló y se enfrentó a las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio. Las Autodefensas cometieron el crimen sindicándolo de ser guerrillero. Su hermana negó estas acusaciones.

‘El Viejo’, como también se le conoce a Ramón Isaza, dijo que este hecho fue ordenado directamente por él, porque “la mayor parte de la gente nos quería tener allá pero él no, y convivía con la guerrilla”. Agregó que el entonces veedor de Puerto Nare llenaba el pueblo de panfletos en contra de las autodefensas.

Después intervino el desmovilizado Ovidio Suaza, alias ‘El Gato’, quien en diferentes versiones libres ha demostrado tener gran claridad y conocimiento sobre los numerosos crímenes de las Acmm. ‘El Gato’ dijo que éste fue el primer asesinato del grupo de Isaza en Puerto Nare y aseguró que participaron los paramilitares conocidos como ‘Boris’, ‘Julián’, ‘Conejo’, ‘Care Vieja’ y ‘Caimán’. Según ‘El Gato’, los tres primeros pagaron condenas entre ocho y nueve años tras ser capturados por el Ejército.

Hasta el momento se desconoce la ubicación de los restos de Henry de Jesús Rendón Moreno. Ramón Isaza dijo que no sabe en dónde se encuentran porque no estuvo en el lugar de los hechos, pero indicó que de pronto se encuentran en una laguna. Por último se comprometió a averiguar con alias ‘Wilson’ el paradero del cuerpo.

Estos hechos se conocieron en el inicio de la segunda semana de versiones libres que rinden de manera conjunta varios ex integrantes del Frente Isaza Héroes del Prodigio y Ramón Isaza.

En la versión que se realizó este lunes participaron Oliverio Isaza, alias ‘Terror’, ex comandante del frente e hijo de Ramón Isaza; Ovidio Suaza, alias ‘El Gato’ o ‘Don Alex’; César Augusto Botero, alias ‘Flecha’; Rodrigo de Jesús Galeano, alias ‘Leo’ o ‘Águila 10’; Yersy Fernando Marín Quintero y Mauricio Vélez López.

Durante la diligencia de Justicia y Paz, los familiares de las víctimas cuestionaron en directo a los ex paramilitares desde Puerto Nare y algunos de ellos exigieron millonarias cantidades de dinero como parte de la reparación integral a la que tienen derecho. Por su parte, los paramilitares contaron cómo y por qué cometieron diferentes desapariciones forzadas y asesinatos selectivos.

Crímenes atribuidos a los paramilitares de Henry Pérez
En esta versión libre los paramilitares sindicaron de varios crímenes cometidos a finales de los ochenta al grupo que comandó Henry Pérez en el Magdalena Medio.

Del total de 20 crímenes por los que fueron indagados en la tarde del lunes, este grupo de desmovilizados dijo que tres fueron cometidos por las Autodefensas de Puerto Boyacá.

El primer crimen que le atribuyeron al grupo de Pérez fue el asesinato de León de Jesús de Martínez Isaza, presidente del sindicato de Cementos Nare, quien aspiraba a ser concejal por la Unión Patriótica. El asesinato sucedió el 30 de agosto de 1988 en Medellín, y según Isaza, en ese entonces la estructura de Henry Pérez manejaba La Sierra, Nare y otro municipio de la zona, mientras él operaba desde La Unión hacia arriba.

Otro crimen que los desmovilizados le atribuyeron al grupo de Pérez fue el asesinato de Joaquín Guillermo Moreno y su hijo Leonard de 14 años, dos provincianos que fueron asesinados en la vía La Sierra - Puerto Berrío, cuando estaban de paseo por la zona. ‘El Gato’ señaló a Hernán Jaramillo como responsable de este crimen.

En otro caso, Ovidio Suaza y Ramón Isaza coincidieron en señalar que la desaparición de Norbey de Jesús Castrillón Valencia fue realizada por las autodefensas de Puerto Boyacá y no de ellos. ‘El Gato’ señaló como culpable de este crimen a Octavio Bedoya.

Casos trasladados a otros despachos
Para los desmovilizados del Frente Isaza Héroes del Prodigio, varios de los hechos por los que fueron indagados este lunes no son responsabilidad del desaparecido grupo paramilitar, sino de otros que tuvieron presencia en zonas cercanas al suyo. Por esta razón, el fiscal que tiene a cargo las investigaciones de Ramón Isaza y sus hombres, decidió trasladar dichos casos a los despachos correspondientes para que se establezca finalmente quiénes son los responsables.

El primer hecho que rechazaron los ex ‘paras’ del Frente del Prodigio fue el asesinato de Ricardo Alfonso Jaramillo, el cual ocurrió el 19 de agosto de 1999 en el caserío El Bagre, Puerto Nare. Según Ovidio ‘El Gato’ Suaza, este crimen fue cometido por el Bloque Metro de las Auc. Afirmación que sustentó diciendo que esta información la confirmó con ‘El Pastuso’, un ex integrante de dicho bloque.

Ramón Isaza y ‘El Gato’ negaron que miembros de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio hubieran asesinado a Emerson García Gasca, quien fue baleado el 26 de abril de 1995 cuando estaba por llegar a la casa de su abuela. La madre dijo que en el crimen de su hijo había participado alguien con el alias de ‘Conejo’. Ramón Isaza respondió que ‘Conejo’ pertenecía a las Autodefensas de Puerto Boyacá que para ese entonces eran comandadas por Anubio Triana, alias ‘Botalón’. Por esta razón, el caso pasará al Despacho 28 de Justicia y Paz para que se esclarezca quién fue el responsable.

A ese despacho también pasó el caso de Jader Alberto Pérez Cárdenas, quien fue asesinado el 27 de febrero de 1997 por un paramilitar de alias ‘Memín’. Según Ramón Isaza, ‘Memín’ pertenecía a las Autodefensas de Puerto Boyacá. ‘El Viejo’ agregó que este grupo paramilitar eventualmente le prestaba a ‘Memín’ cuando hacía incursiones hacia Bretaña.

El último caso de este lunes que será trasladado a otro despacho de Justicia y Paz fue el de Rigoberto Sierra Acevedo, quien fue asesinado en La Sierra, Puerto Nare el 13 de abril de 1999. De acuerdo con la versión de los desmovilizados del Frente del Prodigio, este crimen fue cometido por hombres del Bloque Central Bolívar.  

Desapariciones forzadas
La primera desaparición forzada que confesaron los ex paramilitares fue la de Jhon Freddy Hernández Ortega, de quien sus familiares dejaron de tener información desde el 7 de agosto de 2001. Ovidio Suaza, alias ‘El Gato’ o ‘Don Alex’, dijo que le dio la orden a Luis Evencio Cardona Giraldo alias ‘Japonés’ de que lo matara, porque luego de haber entrado a las Auc, Hernández consumía drogas y en una ocasión agredió a varias personas.

‘El Gato’ agregó que él sólo se limitó a dar la orden de asesinarlo y que no sabe qué hizo el ‘Japonés’ con el cadáver. Las posibilidades de hallar el cadáver de Hernández son pocas porque alias ‘Japonés’ fue asesinado el 19 de septiembre de 2008 en San Miguel, Antioquia. 

Asimismo, ‘El Gato’ confesó que en compañía de alias ‘Yanki’, y por orden de ‘Perucho’, capturó a Robinsón Rojas y que luego se lo entregó a él. ‘El Gato’ dijo que hasta ese momento tuvo información de Rojas, quien está reportado como desaparecido desde el 26 de octubre de 1998. ‘Perucho’ era un sobrino de Ramón Isaza que murió en un accidente de tránsito. Tanto Ramón Isaza como su hijo Oliverio, dijeron que se enteraron de este crimen durante la versión libre y asumieron responsabilidad por línea de mando.

César Augusto Botero, alias ‘Flecha’, confesó la desaparición de una persona que ocurrió el 8 de febrero de 2005. Según el desmovilizado, alias ‘Camilo’ lo retuvo en Puerto Nare porque le habían dado información de que tenía vínculos con alias ‘Morocho’ de las milicias del Eln. Luego, y por órdenes de ‘Terror’, ‘Flecha’ le entregó la víctimas a alias ‘Cabellón’, porque tenía información de San Francisco (Antioquia), zona en la que operaba el Frente José Luis Zuluaga.

‘Flecha’ dijo que hasta ese momento tuvo conocimiento del desaparecido. En la versión libre, ‘Terror’, el hijo de Ramón Isaza, reconoció que sí le dio esa orden a ‘Flecha’.

Asesinatos selectivos
La primera muerte que reconocieron los ex paramilitares en la tarde fue la de Carlos Mario Arcila García, quien murió accidentalmente el 20 de mayo de 2001 después de haber recibido un tiro en la columna. Oliverio Suaza, alias ‘El Gato’, dijo que este hecho no se trató de ningún homicidio selectivo sino de un “accidente”.

Según el ex paramilitar, a una patrullera conocida como ‘Leidy’, se le cayó el fusil y éste se disparó al caer al piso, con la mala fortuna para Carlos Mario Arcila que recibió el disparo en la espalda cuando acababa de salir de su casa para buscar su bicicleta extraviada. ‘El Gato’ reiteró que se trató de un accidente y que nadie ordenó la muerte del joven.

Ramón Isaza, al igual que ‘El Gato’, asumió responsabilidad en este hecho por línea de mando, debido a que con un fusil de dotación murió una persona inocente.

‘El Gato’ reconoció que el 26 de enero de 2002 ordenó asesinar a Carlos Albeiro Osorio Suárez, después de que alias ‘Contreras’, lo llamara a avisarle que había capturado a un ladrón que tenía azotado el pueblo. Según ‘El Gato’, a él no lo consultaron sobre la captura de la víctima, pero sí autorizó su ejecución.

Desde Puerto Nare, la esposa de la víctima negó que Osorio Suárez fuera ladrón, y dijo que su esposo fue obligado a subir a un carro por dos hombres, que luego tomaron rumbo hacia La Unión. Al día siguiente recibió una llamada en la que le dijeron que buscara a su esposo por la bocarela, más allá de La Sierra.

Por este crimen, ‘Terror’ y su padre asumieron responsabilidad por línea de mando, aunque el hijo de Ramón Isaza aclaró que sólo se enteró de este asesinato en el transcurso de la versión libre, a pesar de ser el superior inmediato de ‘El Gato’.

Los paramilitares a lo largo de la versión aseguraron que las víctimas de estos crímenes eran ladrones o drogadictos y las autodefensas aceptaron que los asesinaban por la mal llamada "limpieza social".

‘El Gato’ contó que ordenó asesinar a José Iván Ochoa Cerrezuela el 7 de octubre de 2001 porque alias ‘Japonés’ le había dicho que él era consumidor y expendedor de drogas. Según el hermano de la víctima, a él lo buscaron dos hombres en una moto y alias ‘Danilo’ -quien fue asesinado en La Sierra- lo asesinó de dos disparos.

Los parientes de la víctimas reconocieron que consumía drogas, pero dijeron que ésta no era una razón válida para asesinar a una persona, y negaron tajantemente que fuera un vendedor de alucinógenos.

Otra persona que fue asesinada por los paramilitares bajo la acusación de ser vendedor de drogas fue José Israel Uribe Correa. Él fue asesinado por los paramilitares enfrente de su casa el 11 de mayo de 2001. Según su esposa, Uribe Correa sólo tomaba trago y no le gustaban las drogas. Por el contrario, dijo que él aconsejaba a los jóvenes del barrio para que no fueran a caer en el consumo de estupefacientes.

‘El Gato’ y alias ‘Yanki’ reconocieron que asesinaron a Ever Darley Vargas Piedrahíta el 7 de julio de 1997, porque según ellos, esta persona había sido señalada por la comunidad de ser ladrón. Por este crimen Ramón Isaza y su hijo asumieron responsabilidad por línea de mando, porque “esa era la política de la organización”.

Casos pendientes
Un homicidio que quedó sin esclarecer fue el de Jorge Alirio Marín Buitrago, asesinado el 21 de agosto de 1997 por varios paramilitares en la finca La Estrella, en el corregimiento La Unión, Puerto Nare. Tanto Oliverio Suaza, como Ramón Isaza, dijeron no saber nada sobre este hecho ni tampoco conocer una finca con ese nombre en La Unión. Por esta razón el caso quedó pendiente mientras se recopila más información.

Otro caso que quedó en espera fue la desaparición de un hombre en Puerto Nare el 5 de septiembre de 2004, cuando varios paramilitares se lo llevaron en una camioneta. Según algunas versiones, alias ‘Camilo’ le entregó esta persona a ‘El Gurre’, quien era el jefe político del Frente Ómar Isaza en el Tolima. Al respecto, César Augusto Botero, alias ‘Flecha’, dijo que ‘Camilo’ nunca le comentó nada sobre estos  hechos. La Fiscalía le entregó una fotografía de la víctima a ‘Flecha’ para que ‘Camilo’ pueda identificar a la víctima y brindar más información sobre este caso.

El último caso que quedó pendiente por falta de información fue el de Jesús Antonio Robles Trujillo, quien fue asesinado el 10 de mayo de 1993. 

Tags: Ramón Isaza, Oliverio Isaza, ACMM, Puerto Nare

Tags: *El Viejo* *Terror* *Flecha* *Don Alex* *Yanqui* *King Kong* *Aguila 10* *Camilo* *Botalón* *Memin* *Japonés*