Fiscalía le imputa a 'HH' el asesinato de Carlos Castaño

La Fiscalía 17 de Justicia y Paz responsabilizó a Ever Veloza García, alias ‘HH’, de varios homicidios y desapariciones forzadas, entre ellos la de diez escoltas del ex jefe de las Auc.
hhv320x180   

Alias 'H.H' se encuentra recluido en una cárcel de New York, donde enfrenta cargos por narcotráfico.




Por su participación en los hechos que acabaron en el asesinato de Carlos Castaño, vocero político y fundador de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) y diez de sus escoltas, la Fiscal 17 Delegada ante la Unidad de Justicia y Paz le imputó varios delitos al ex paramilitar Ever Veloza García, alias ‘HH’, quien comandó los bloques Bananero y Calima, entre ellos el de homicidio, actos de terrorismo, secuestro simple y desaparición forzada.

La decisión fue adoptada durante la audiencia de imputación realizada en Medellín y que contó con la presencia de alias ‘H.H’ a través de videoconferencia desde una cárcel de Estados Unidos, donde afronta cargos por delitos asociados al narcotráfico. En la misma sesión, el magistrado con función de control de garantías, Olimpo Castaño, le impuso medida de aseguramiento por solicitud del Ente Investigador.

De acuerdo con diversas pruebas recopiladas por la Fiscalía 17, entre las que se cuentan la confesión de Veloza García, los testimonios de varios desmovilizados del Bloque Bananeros de las Auc y algunas pruebas forenses, alias ‘HH’ fue uno de los jefes paramilitares que planeó y comandó el operativo que acabó con la vida del otrora líder público de las Auc por orden de su hermano, Vicente Castaño Gil.

Al extraditado jefe paramilitar también se le responsabilizó  por la desaparición forzada y posterior muerte violenta de Darío Henao Gil, alias ‘H2’; Miguel Ángel Ramos Cogollo, alias ‘Batemán’; Emiro Antonio Vega Osorio, alias ‘El Negro’; Javier Enrique Martínez Molina, alias ‘Cucaracho’; Jorge Isaac Morales Contreras, alias ‘El Salado’; Ricardo Adán Sosa Córdoba, alias ‘Richar’; José D.Estrada Vélez; y Jorge Luis Sierra López, alias ‘Dumar’.

Todos ellos hacían parte del anillo de seguridad de Carlos Castaño y, según el relato con el que cuenta la Fiscalía, fueron asesinados en el operativo que acabó con la vida del vocero político de las Auc, aunque sus cuerpos fueron enterrados en fosas comunes y, días después, sus restos fueron inhumados y quemados para borrar toda evidencia.

A Veloza García también se le formularon cargos de tentativa de homicidio de Jorge Antonio Ramos Montes, alias ‘El Tigre’; así como por los secuestros de Jesús Aníbal García Hoyos, alias ‘Marlon’; alias ‘Cariacia’; y alias ‘Puyanube’, su esposa y su hija”.

La muerte de Carlos Castaño
Los hechos en mención se remontan al 16 de abril de 2004, fecha en la que fue asesinado Carlos Castaño, según versión entregada a Justicia y Paz por el desmovilizado del Bloque Bananero de las Auc, Elkin Casarrubia Posada, alias ‘El Cura’, quien además era hombre de entera confianza de alias ‘HH’.

En su versión entregada a la Fiscalía, el 12 de abril de 2010, Casarrubia Posada señaló que fue Vicente Castaño, alias ‘El Profe’, quien dio la orden de asesinar a quien fuera considerado el máximo líder de las organizaciones armadas ilegales de extrema derecha en el país. Para cumplir con este propósito, el ‘Profe’ confió la misión en dos hombres de su entera confianza: alias ‘HH’ y Jesús Ignacio Roldán, alias ‘Monoleche’.

Fue entonces cuando se organizó un grupo de paramilitares de por lo menos cincuenta hombres que venían de diversos bloques, entre ellos del Calima y del Bananero. Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘don Berna’, en aquel entonces Inspector General de las Auc y comandante de los bloques Cacique Nutibara y Héroes de Granada, también envió hombres para la misión.

Al frente del operativo estarían Henry Rodríguez Gómez, alias 'Darío', comandante militar del Bloque Bananero en ese momento; Elkin Casarrubia Posada, alias ‘El Cura’, quien dirigía el Frente Amalfi del Bloque Calima en varios municipios del Nordeste antioqueño; y alias ‘Móvil Cinco’, de quien no se conoce hasta el momento su nombre.

Los detalles de la misión se coordinaron en Santa Fe de Ralito, Córdoba, donde la comandancia en pleno de las Auc se aprestaba a iniciar diálogos de paz con el Gobierno nacional. El relato de alias ‘El Cura’ revela que hubo varios intentos de atacar a Carlos Castaño, pero que por diversas circunstancias y contraordenes se abortaron. Una de esas ocasiones se presentó en la finca conocida como ‘La 28’, frecuentada por el líder político de la organización paramilitar. Hasta ese lugar había llegado Diego Martínez Goyeneche, alias ‘Daniel’, quien estaba al frente del Bloque Tolima.

Pero el 16 de abril de 2004, y luego de recorrer varias fincas ubicadas entre San Pedro de Urabá y Arboletes, el comando paramilitar, que se movilizaba en varias camionetas, llegó hasta el paraje conocido como “Rancho al Hombro”, una pequeña tienda ubicada en la vereda El Tomate de San Pedro de Urabá donde salía Carlos Castaño a conectarse a Internet a través de un teléfono público que había allí.

“Móvil Cinco y yo veníamos delante de todos los vehículos y cuando llegamos a ese punto vimos a un muchacho de la seguridad de Castaño. Le avisé a Monoleche y les dije a todos los hombres que la acción iba a comenzar. Cuando pasamos por frente de la casa de Rancho al Hombro, vimos a Carlos Castaño  en el mostrador de la tienda frente a un computador”, narró ese día ‘El Cura’ ante fiscales de Justicia y Paz.

Su versión continuó de la siguiente manera: “(alias) ‘Móvil Cinco’ venía manejando el vehículo y frenó casi al frente donde estaba Carlos Castaño y comenzó el tiroteo. Ese intercambio de disparos duró como media hora y allí murieron varios escoltas de Carlos Castaño. Al rato, se escuchó gritar que no dispararan más. Allí, recostado en una silla contra la pared, Carlos Castaño nos preguntaba qué estaba pasando y ‘Móvil Cinco’ le hacía varios reclamos. Cuando Castaño insistió que lo llevaran donde su hermano, Móvil Cinco le disparó y lo mató”.

Terminada esa tarea, se dio otra orden: matar a todos los hombres que le ayudaron a Carlos Castaño. Los hombres, incluso los heridos, fueron asesinados y enterrados en fosas comunes en la finca escuela conocida como La acuarela. Pero uno de ellos, Jorge Antonio Ramos Montes, alias ‘El Tigre’, se hizo el muerto, escapó y fue quien anunció que Carlos Castaño estaba muerto.

Luego de la operación, se allanaron varias fincas frecuentadas por Carlos Castaño en busca de dinero y armas. En una de ellas encontraron varios fusiles y en otra un trabajador del jefe paramilitar les entregó varios millones de pesos. De acuerdo con Casarrubia Posada, “a los dos o tres días, ‘Monoleche’ les repartió de a dos millones de pesos a los patrulleros que participaron en el operativo contra Carlos Castaño”.

De acuerdo con alias ‘El Cura’, los cadáveres de los escoltas asesinados fueron desenterrados y quemados varios días después cuando a la zona de El Tomate llegaron hombres de la Fiscalía y de la Policía, con el objetivo de desaparecier todo tipo de pruebas. Otra de las medidas que tomó Vicente Castaño y sus hombres fue organizar varios grupos paramilitares para contener algunas reacciones y represalias de aquellos jefes afectos a Carlos Castaño, entre ellos se le temía a Fredy Rendón Herrera, alias ‘el alemán’.

Por último, Casarrubia Posada precisó que la muerte de Carlos Castaño estaría relacionada con los supuestos contactos del líder político de las Auc con autoridades norteamericanas. Pero fue más allá y dijo que ya había perdido mando sobre las autodefensas: “solo le copiaban Daniel, el del Tolima, el Alemán y Jorge 40. Y con su hermano Vicente no tenían buenas relaciones, mantenían muchas discusiones”.