Procesan a 'Botalón' por desplazamiento en Santander

El exparamilitar Arnubio Triana Maecha fue cobijado con medida de aseguramiento por un fiscal de la Unidad de Derechos Humanos y DIH.
  
Alias 'Botalón' durante la desmovilización de su grupo paramilitar.

- "En puerto Boyacá la verdad está enterrada"
- Víctimas de Puerto Boyacá, con más dudas que certezas
- Asegurado 'Botalón' por masacre de 12 taladores
- Aseguramiento contra 'Botalón' y 'El Pájaro' por reclutamiento de menores

El exjefe de las Autodefensas de Puerto Boyacá es investigado por el desplazamiento forzado de los habitantes del corregimiento La Quitaz, del municipio de La Belleza. Los hechos ocurrieron entre el 31 de marzo y el 1 de abril de 2001, cuando en esa zona se enfrentaron los paramilitares con miembros de las Farc.

De acuerdo con la Fiscalía, los pobladores se vieron obligados a abandonar sus hogares por el riesgo de los combates y porque los paramilitares llegaron a la población.

El exjefe paramilitar es procesado como autor mediato.

¿Quién es 'Botalón'?

Arnubio Triana Mahecha, conocido con el alias de 'Botalón' nació en 1964 en Yacopí, Cundinamarca. De allí sus padres lo llevaron a Cimitarra, Santander, un pueblo marcado por el conflicto entre la guerrilla y los paramilitares.

En una entrevista con VerdadAbierta.com, el mismo paramilitar reconoció que a los 22 años se convirtió en escopetero bajo el mando del ganadero Manuel Basabe, ingresó a las filas de las autodefensas en 1988 por medio de la escuela de formación ‘O1’, a cargo de Henry y Gonzalo de Jesús Pérez, creadores de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio.

Después de tres años en San Fernando, Cimitarra, 'Botalón' se desmoviliza en 1991 durante el gobierno de César Gaviria Trujillo. Para ese año, Henry y Gonzalo de Jesús Pérez habían sido asesinados.


Después de varios años de reinsertado, algunos excomandantes como 'El Zarco' y 'Santomano' comienzan a ser asesinados en Puerto Boyacá, y 'Botalón' se reencuentra con algunos excompañeros que se organizan bajo el mando de un paramilitar conocido como alias 'Policía'.

Es en ese momento es cuando vuelve a las autodefensas y después del asesinato de 'Policía', 'Botalón' asumió la dirección de un grupo de 'paras' que delinquían en Puerto Boyacá.

En 1994 'Botalón' tomó la comandancia de las Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá y negoció el control del territorio con el narcotraficante Jaime Correa Alzate y con el jefe paramilitar Ramón Isaza, que también mandan en la región.

Para financiar la estructura armada, integrada por 80 hombres, 'Botalón' siguió cobrando la cuota por hectárea a los ganaderos y se dedicó al robo de combustible.

En 1997 Carlos Castaño creó las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), y el bloque comandado por 'Botalón' se adhirió a éstas. Cuando las Auc deciden firmar el Acuerdo del Nudo de Paramillo, una iniciativa para comenzar el proceso de paz, la cúpula de las autodefensas expulsa a 'Botalón' por el asesinato de dos oficiales de la Dijín que investigaban al cartel de la gasolina en el que él estaba involucrado.


En enero de 2006 el Bloque de las Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá se desmovilizó. Sin embargo, tres años después las autoridades confirmaron que los desmovilizados de este bloque estaban libres y seguían delinquiendo.

En versión libre Gerardo Zuluaga, alias 'Ponzoña', segundo al mando de las Autodefensas de Puerto Boyacá, contó que el bloque reclutó 82 menores de edad en Santander, Boyacá, Antioquia y Cundinamarca. La Fiscalía ha confirmado 45 de los 82 casos, entre los más alarmantes cuatro casos de niños nacidos en 1987. Es decir, que fueron reclutados cuando tenían siete años de edad.

Según El Tiempo, alias 'Botalón' fue uno de los hombres del narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, entrenado por Yair Klein, israelí que el capo del narcotráfico trajo al país para reforzar operaciones de la mafia en la década de 1980.

Según informes del Ejército, se presume que 'Botalón' tuvo vínculos con el narcotráfico por más de dos décadas, con centros para la cristalización de la cocaína en las selvas del Magdalena Medio antioqueño y santandereano y con el hurto de carburantes de los oleoductos que cruzan la zona.