Vuelven las tensiones entre campesinos y la Fuerza Pública en Argelia

Una operación de erradicación de cultivos ilícitos terminó en enfrentamientos en Cauca. Cinco jornaleros resultaron heridos y otro perdió la vida.

argelia ejercito 1Miembros de la Tercera División del Ejército en la zona rural de Argelia. Foto: tomada de la página web del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.Desde el pasado miércoles 18 de noviembre tropas del Ejército incursionaron en la zona rural de Argelia, municipio ubicado al suroccidente de Cauca, para custodiar grupos de erradicadores manuales que tenían como misión acabar con los cultivos de coca que hay plantados en la región. Desde ese momento iniciaron las confrontaciones con la comunidad, que alega abusos y atropellos por parte de los uniformados.

Durante la mañana del jueves continuaron los roces: los campesinos quemaron un camión en el que llegaron los soldados, y en la tarde fueron heridos cinco campesinos con arma de fuego y posteriormente falleció uno de ellos.

Un líder campesino perteneciente al Proceso de Unidad Popular de Suroccidente (Pupsoc), al que están afiliadas las comunidades campesinas de Argelia, le dijo a VerdadAbierta.com que “el Ejército ingresó de manera muy violenta y con uso desmedido de la fuerza. Lo hizo disparando y eso provocó las reacciones de la comunidad”. Los campesinos señalan que en diferentes puntos los soldados ingresaron a sus viviendas y los tildaron de guerrilleros.

Vea el comunicado

Por medio de un comunicado, la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes -que agrupa a 60 organizaciones sociales en Cauca-, denunció que hacia el mediodía del jueves, en la vereda El Encanto, un helicóptero de la fuerza aérea disparó de manera indiscriminada contra los campesinos que se encontraban en el lugar y que mientras se resguardaban en una vivienda, varios soldados dispararon sus fusiles. Producto de esa acción, resultaron heridos tres agricultores, entre ellos Miller Bermeo Acosta, de 20 años de edad, quien falleció posteriormente.

Video publicado en el canal de YouTube del movimiento Marcha Patriótica

Sin embargo, la versión del Ejército es diferente. El coronel Jorge Herrera, comandante de la Brigada 29, le dijo a VerdadAbierta.com que las tropas ingresaron a Argelia en cumplimiento de los planes Espada de Honor 3 y Resplandor haciendo control territorial, para golpear “el narcotráfico y los pulmones financieros de grupos armados al margen de la ley”, por medio de la erradicación.

“Iniciamos una operación sobre el corregimiento de Sinaí. Cuando llegamos la sitio, la población civil hizo una asonada contra los vehículos desocupados, rompieron los panorámicos y lograron quemar uno de ellos. Posterior a eso, en diferentes sitios se fue aglomerando la gente haciendo manifestaciones en contra de nosotros y después recibimos unos hostigamientos en la parte alta”, indicó el oficial.

Según el coronel, el día jueves fueron hostigados en cinco ocasiones y no pudieron evacuar a dos soldados que resultaron heridos. “Hubo unos intercambios de disparos y lamentablemente hay una persona civil que apareció muerta en el municipio de Argelia y hay seis personas más heridas. Las autoridades competentes están realizando todas las investigaciones”, y agregó que “no podemos precisar si esas personas salieron heridas por el fuego de las organizaciones al margen de la ley o del Ejército”.

Al respecto, el alcalde de Argelia, Elí Gentil Andrada, dijo que las autoridades locales y la comunidad no fueron notificadas sobre el operativo y considera que eso pudo desencadenar la reacción de la comunidad. “Ayer amaneció personal de Ejército y de erradicadores en la vereda El Encanto y en la tarde se presentaron los hechos donde murió un campesino de 20 años de la vereda Los Pinos. La versión de la comunidad es que los responsables son los soldados, pero los hechos son materia de investigación y todavía no se puede determinar nada”.

Vea el comunicado de la Defensoría

Por otro lado, la Defensoría del Pueblo emitió un informe en el que señala que las Farc habrían incumplido su tregua unilateral durante el último mes en al menos cuatro ocasiones. Dos de ellas, en Argelia, y sobre lo ocurrido el jueves indicó: “Presuntos guerrilleros del frente 60 de las Farc hostigaron a las unidades de la Fuerza Pública encargadas de vigilar el sector Sinaí, donde habitantes de la región adelantan movilizaciones en protesta por la erradicación de cultivos ilícitos en esa zona del territorio nacional. Posteriormente se desataron fuertes disturbios entre las autoridades y la comunidad, cuyas consecuencias son objeto de verificación por los equipos humanitarios enviados al terreno”.

Sin embargo, las comunidades campesinas señalan que no ocurrieron dichos hostigamientos e insisten en que “el único que disparó fue el Ejército”. Y la Asociación Campesina de Trabajadores de Argelia (Ascamta) emitió el siguiente comunicado: Comunicado de los campesinos de Argelia.

Esta no es la primera vez que ocurren tensiones entre la Fuerza Pública y los campesinos de Argelia. El pasado mes de julio, la comunidad del corregimiento de El Mango, expulsó a los miembros de la Policía que custodiaban el casco urbano, alegando que su presencia los pone en riesgo ante los eventuales ataques que la guerrilla cometa contra la estación.

En este municipio, los campesinos reconocen que han tenido que recurrir a la siembra de cultivos ilícitos porque viven en precarias condiciones y no tienen la posibilidad de vender otros productos. El líder de Pupsoc, que pide mantener en reserva su identidad, señala que las comunidades campesinas han recurrido al cultivo de coca como “economía de resistencia”, ante las precarias condiciones en las que viven y la falta de vías de comunicación para comercializar productos tradicionales.

“Acá hemos hecho propuestas para que la política que se aplique sea la de la sustitución gradual y concertada con visión territorial y no la mera erradicación. Es apoyada por el gobierno departamental y el gobierno nacional había aceptado la posibilidad de explorar esa posición, pero en estos días volvió la erradicación”, le dijo a este portal. Los campesinos insisten en negociar con el gobierno nacional y esperan reunirse con funcionarios de alto nivel para solucionar esta difícil situación. “Exigimos que haya una visión territorial para tratar este tema, no podemos repetir los errores de los últimos años de la política antidrogas”, concluye el integrante de Pupsoc.