“Mi esperanza es que 'Simón Trinidad' firme la paz”: Mark Burton

El actual apoderado de la defensa de Ricardo Palmera ('Simón Trinidad'), preso en los EE.UU., habló sobre la situación del exjefe guerrillero y las posibilidades que se sume a la Mesa de Diálogos.

Abogado Simón trinidadMark Burton, abogado defensor de 'Simón Trinidad' en Estados Unidos. Foto: Andrés Celis.

Mark Burton es integrante de la Coalición Larga Vida a las Mariposas, una organización defensora de derechos humanos a nivel internacional que trabaja por la libertad y el buen traro a los presos condenados por delitos políticos. Aunque desde 2011 manifestó  su interés por la defensa de ‘Trinidad’ esta le fue negada por el gobierno norteamericano y solamente hasta 2014 la pudo asumir.

Como miembro del Estado Mayor Central de las Farc, ‘Simón Trinidad’, purga una condena de 60 años por el secuestro de tres ex contratistas norteamericanos que en 2003 cayeron en manos de la guerrilla, mientras sobrevolaban las selvas del sur del país en una misión encargada por el Pentágono. En los tribunales estadounidenses enfrentó dos juicios: uno por narcotráfico y terrorismo y, otro por secuestro. El primer expediente nunca prosperó, el segundo sí. Se le halló culpable de “conspirar para mantener a tres ciudadanos estadounidenses como rehenes”.

Las opciones de 'Simón Trinidad'

Desde el inicio de los Diálogos de Paz, las Farc declararon a ‘Trinidad’ como miembro plenipotenciario y en varias de las intervenciones desde La Habana, han pedido su libertad e incorporación a la mesa asegurando que no puede haber firma sin que esté presente en Cuba.

VerdadAbierta.com: ¿Cuáles son las opciones reales para una repatriación de ‘Simón Trinidad’?

Mark Burton: La más clara es que a propósito del proceso de paz, el gobierno colombiano solicite expresamente al norteamericano la necesidad de tener de regreso a mi cliente para que este pueda aportar, con su conocimiento, a una firma final de las conversaciones. Más que un mecanismo judicial lo que se necesita es que por la vía diplomática las dos partes lleguen a un acuerdo. Jurídicamente la condena ya está impuesta.

VA: Luego de que Wikileaks revelara un documento en el cual el gobierno norteamericano se negara a la petición de Colombia para extraditar a 'Trinidad' por falta de pruebas ¿hubo algún cambio en el juicio?  

MB: Jurídicamente no, la condena ya estaba impuesta, pero políticamente sí, y mucho. Esta revelación sirvió para que se ratificara la condición política por la cual ‘Trinidad’ está en la cárcel, su extradición fue planeada por el gobierno de Álvaro Uribe Vélez y  de las pruebas más contundentes que se suponía tenían, se cayeron dos: el terrorismo y el narcotráfico. Solo lo condenaron por conspiración para secuestrar.

VA: ¿Por qué tratar como “prisionero político” a una persona que enfrenta cargos por conspiración de secuestro y hace parte de un grupo armado que ha cometido actos de barbarie?

MB: Para empezar, todos los hechos del conflicto armado fueron en Colombia, nada pasó en los Estados Unidos. Lo revelado por Wikileaks puso ante la opinión pública que ‘Trinidad’ fue procesado por su trabajo político en la Costa Caribe. Él es un rebelde, tomó las armas pese a su condición económica para enfrentar al Estado.

Ahora, el delito por el cual está condenado, “conspiración para secuestrar”, es muy discutible desde el punto de vista del Derecho Internacional Humanitario. Los tres ex contratistas estaban adelantando una operación de inteligencia militar y al ser capturados pasan a ser prisioneros de guerra y no secuestrados, no eran civiles.  Durante el juicio ellos lo señalaron como el autor intelectual, pero aseguraron nunca haberlo visto.

simon trinidad'Simón Trinidad', cuando fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2004. Foto: archivo Semana.

VA: ¿Bajo qué condiciones está privado de la libertad?

MB: Son pésimas. Su celda es subterránea, le llega muy poca luz natural, no tiene visitas más allá de una lista de personas que autorizó el gobierno norteamericano. Recibe tres llamadas familiares por mes y yo, por ser su abogado, tengo un poco más de acceso. Lo dejan escribir muy poco, casi ni a los jueces. Por ejemplo, mantiene un contacto muy discreto con su abogado en  Colombia. Sin embargo, su ánimo es incuestionable cuando de hablar de paz se trata.

VA: ¿Qué beneficios traería para la Mesa de Diálogos que él se incorporara?

MB: Daría mucha confianza a la insurgencia, él puede dar insumos para la terminación del conflicto. Por ejemplo en el campo de la economía rural sería uno de los pesos más fuertes tanto de la guerrilla como del Gobierno para aterrizar el acuerdo agrario. Los estudios que ha adelantado lo catalogan como uno de los miembros más estudiados de la guerrilla, todo esto sin duda va a servir para el avance en la búsqueda de la paz.   

VA: ¿Ha tenido alguna posibilidad de manifestarse sobre los diálogos?

MB: Por orden del gobierno norteamericano se firma un acuerdo de confidencialidad entre mi cliente y yo, no puedo hablar de eso. Sin embargo, él ya se manifestó a inicios de este año a través de una carta publicada por el Semanario Voz. Allí pidió que se le dejara participar desde su celda enviando propuestas  y conociendo sobre lo adelantado. Pero por su condición, la comunicación es muy difícil y la voluntad del gobierno norteamericano no ha sido mucha a pesar de saber la importancia de ‘Trinidad’ para los diálogos.

En la carta también respondió a la propuesta que jueces colombianos habían hecho para que desde Estados Unidos empezara a responder por los delitos de los cuales estaba señalado. ‘Trinidad’ nunca se ha negado a nada, él quiere colaborar con la justicia colombiana.

VA: En Colombia son varios lo grupos de víctimas que han rechazado su posible liberación por temor a que no se haga justicia. ¿Qué responde?

MB: Personalmente no conozco una sola víctima directa de él. Pero hay que decirles que la reciente creación de la jurisdicción Especial para la Paz  se produjo para ellas mismas, para que no exista impunidad, para que todo el conjunto de la guerrilla responda y sobre todo para que haya verdad, justicia y reparación.

VA: Usted que es un extranjero que se interesó por el país y su situación política interna, ¿se lo ha imaginado en paz?

MB: Llevará mucho tiempo poder afirmar que Colombia es un país en paz, pues los cambios sociales son muy demorados. Me gustaría ver un país de verdad democrático, donde todos los sectores sean escuchados sin necesidad de que se les extinga, donde no existan fenómenos como el paramilitarismo. Pero sí creo en que va a llegar la paz.