La prensa en el entorno de las víctimas

Abrimos temporalmente este espacio para escuchar voces calificadas sobre los nuevos escenarios en los que debemos trabajar los periodistas y los investigadores sociales. El periodismo actual requiere del apoyo de múltiples voces para cualificarlo y ser más justo e incluyente.

debate bojayaFoto: Comité por los Derechos de las Víctimas de Bojayá.

La Dirección de VerdadAbierta.com, en un ejercicio de responsabilidad social y consciente de la discusión pública que ha generado la publicación del artículo “El silencio de Bojayá”, escrito por Patricia Nieto*, periodista, investigadora y docente universitaria, y publicado en nuestro portal, abre esta sección para que organizaciones sociales, grupos académicos, comunidades organizadas y expertos en el tema de las comunicaciones y del conflicto armado expresen sus puntos de vista sobre cómo debe ejercerse el periodismo en territorios donde ha prevalecido el dolor causado por la guerra y que ahora buscar recuperarse.

Por varias décadas, los periodistas hemos cubierto la confrontación armada en este país, algunos lo han hecho de manera acertada, otros de manera desacertada. El periodismo es una labor humana, por tanto, es vulnerable al error. Ahora que afloran, con todas las dificultades posibles, tiempos de reconciliación, el papel del periodismo vuelve a estar en primer plano. Y la pregunta que ronda ahora es: sabemos cubrir la guerra, pero, ¿estamos preparados para cubrir la paz?

Desde que VerdadAbierta.com salió a la luz pública, hace ya nueve años, su línea editorial ha sido la de la pluralidad, que se integra a la investigación rigurosa sobre los temas que abordamos. Fieles a ello, mantenemos la concepción de darle cabida a todas las voces, respetuosas y reflexivas, que buscamos en nuestro ejercicio diario.

Creemos, como miles de colombianos, que el silenciamiento de los fusiles es un camino necesario para alcanzar una paz justa, incluyente y duradera. Por ello nuestro compromiso es mirar hacia los territorios y tratar de interpretar sus angustias, pero también sus iniciativas para salir adelante. Esta labor, que también es la muchos otros colegas, no es posible sin acceder a las comunidades y tener un contacto directo con sus pobladores. Hacer periodismo a distancia, sin sentir en el terreno sus particularidades, va en detrimento de todos.

Queremos entonces abrir un debate transparente, sosegado, autocrítico, en el que predominen los argumentos, no solo sobre lo ocurrido en Bojayá, sino sobre el papel de la prensa en el entorno de las víctimas. Si bien queremos ser lo más abiertos posibles, no publicaremos textos que contengan insultos ni señalamientos que estigmaticen. Por tal razón, reiteramos, privilegiaremos reflexiones que aporten a nuestro papel como comunicadores y que provengan de comunidades organizadas, organizaciones sociales, grupos académicos y aquellos que tengan una reconocida experiencia en el campo de las comunicaciones y el conflicto armado.

Con esta iniciativa, que será temporal, creemos que podemos impulsar, a través de múltiples voces, profundas reflexiones para que nuestra labor como periodistas e investigadores sea lo más precisa posible, sin vulnerar el derecho de ningún ciudadano. Los textos deben ser enviados a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

PD: *El texto lo publicamos en calidad de colaboración especial, tras valorar el contenido. Aclaramos que ni Patricia Nieto ni Natalia Botero hacen parte del equipo de VerdadAbierta.com.