VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

La reunión de Pedro Juan Moreno y alias ‘HH’ en Medellín

El exsecretario de Gobierno de Antioquia durante la gobernación de Álvaro Uribe Vélez fue, según este exjefe paramilitar, el que conectó a los hermanos Villegas Uribe con Jacinto Alberto Soto, alias ‘Lucas’, para crear el Bloque Metro de las Accu.

300-medellinphPor cuenta del proceso de Justicia y Paz hoy se sabe que uno de los principales impulsores y financiadores del Bloque Metro de las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), estructura que operó en el Nordeste, Oriente antioqueño y Medellín, fue el ganadero y comerciante antioqueño Luis Alberto Villegas Uribe, conocido con el alias de ‘Tubo’, al parecer por recomendación de Pedro Juan Moreno Villa, en ese entonces secretario de gobierno departamental (1995-1997).

De acuerdo con testimonios de Hebert Velosa García, alias ‘HH’, Villegas Uribe terminó siendo uno de los principales financiadores del proyecto paramilitar una vez comenzó a penetrar en el Nordeste antioqueño, donde tenía sus inversiones. Este reconocido ganadero fue asesinado el 5 de diciembre de 2004 en el corregimiento San José del Nus de San Roque, Antioquia, por orden de Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’, crimen que ya reconoció ante jueces y fiscales. (Ver: 'Julián Bolívar admitió asesinato)

Villegas Uribe fue cercano a las familias más poderosas del departamento, entre ellas la del hoy electo senador Álvaro Uribe Vélez, con quien celebró negocios de compra venta de tierras en la región del Nordeste. Varias de sus andanzas fueron reveladas por VerdadAbierta.com. (Ver: Revelaciones del caso Villegas

La verdad sobre la relación entre Moreno Villa, Villegas Uribe y el Bloque Metro de las Accu ha surgido poco a poco en tribunales de Justicia y Paz. El punto de partida es una supuesta reunión que sostuvieron Moreno Villa y Jacinto Alberto Soto Toro, alias ‘Lucas’, encargado de las finanzas de las Accu en Antioquia a mediados de los años noventa y señalado de mantener estrechos vínculos con políticos, empresarios y militares.

Sin embargo, llegar a esta verdad será bastante complejo, pues como se recordará Moreno Villa falleció en un extraño accidente cuando el helicóptero en que viajaba se precipitara a tierra el 24 de febrero de 2006 en jurisdicción del municipio de Mutatá, Urabá antioqueño. Además, se desconoce el paradero de alias ‘Lucas’, quien se fugó de la cárcel Bellavista de Medellín el 26 de septiembre de 1998 y en noviembre de 2003 se desmovilizó con el Bloque Cacique Nutibara de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc). Las autoridades judiciales apenas comienzan a dimensionar la importancia que tuvo este hombre dentro de la organización de los hermanos Castaño Gil, pieza clave en la expansión de las Accu y en la estructuración de sus finanzas.

La reunión
Los pormenores de ese encuentro, que hasta ahora ha permanecido oculto en la historia del paramilitarismo en Antioquia, fueron narrados por alias ‘HH’, quien desde su sitio de reclusión en los Estados Unidos, a donde fue extraditado en mayo de 2008, manifestó a magistrados de Justicia y Paz de Medellín haber participado en él.

Según este exjefe paramilitar, Soto Toro era el encargado de las finanzas y las relaciones públicas de las Accu, labor que le implicaba entablar relaciones con importantes políticos, empresarios y militares de la ciudad y del departamento. Su oficina estaba ubicada en un parqueadero en el centro de la ciudad, muy cerca del centro administrativo La Alpujarra, donde están las sedes de la Gobernación, la Alcaldía y los despachos judiciales.

“Si se quería montar un grupo de autodefensas en el país, había que buscar era a (alias) ‘Lucas’. Era la persona que hablaba con estas personalidades y, si era necesario, después él mismo organizaba una reunión con Carlos y Vicente Castaño”, relató alias ‘HH’, lo que deja entrever el peso que tenía Soto Toro en la organización de los hermanos Castaño Gil.

“Cuando yo estaba en Medellín, a veces lo acompañaba a reuniones. Casi siempre eran en un negocio de compraventa de carros que había frente a la IV Brigada (del Ejército)”, continúo el extradito jefe paramilitar, quien recordó que para mediados del año 1996, él y alias ‘Lucas’ sostuvieron una reunión en Medellín con el entonces secretario de Gobierno de Antioquia, Pedro Juan Moreno Villa, en un establecimiento público del Centro Comercial Obelisco, contiguo a la Unidad Deportiva Atanasio Girardot.

Según ‘HH’, la reunión fue corta y privada, pues Moreno Villa llegó sin sus escoltas al encuentro. Allí, ‘Lucas’ le pidió al fallecido político que hablara con los hermanos Alberto y Guillermo Villegas Uribe para que le ayudaran con la conformación de un grupo paramilitar en los corregimientos Cristales y San José del Nus de San Roque, así como en los municipios de Santo Domingo, Maceo y Cisneros, región del Nordeste antioqueño. Dicha estructura es la génesis de lo que se conocería después como el Bloque Metro de las Accu.

“En ese momento se estaban montando los grupos paramilitares en Antioquia. ‘Lucas’ estaba organizando la entrada de la gente para Cristales, San José del Nus, San Roque y Santo Domingo. Por esa razón, le pidió una cita a Pedro Juan Moreno para que le ayudara a concretar una reunión con los hermanos Alberto y Guillermo Villegas. Ellos eran muy cercanos a (Álvaro) Uribe, tenían fincas para esos lados, incluso uno de ellos tenía una estación de gasolina en San José del Nus. (Pedro Juan) Moreno dijo que sí, que iba a hablar con ellos”, declaró ‘HH’ y agregó: “Ya para la reunión entre ‘Lucas’ y los hermanos Villegas yo no asistí porque me había desplazado para los lados de Tolú, Barranquilla, a montar grupos por allá”.

El eslabón perdido
Versiones entregadas a fiscales de Justicia y Paz por parte de varios desmovilizados de las Auc han señalado el papel fundamental que jugó Alberto Villegas Uribe en la creación del Bloque Metro de las Accu, cuya base principal estuvo precisamente en el corregimiento Cristales de San Roque. De allí, donde además funcionó un importante centro de entrenamiento bajo el mando de Carlos Mauricio García, alias ‘Rodrigo Doblecero’, el Bloque Metro inició su expansión por todo el Nordeste de Antioquia, hasta llegar al Oriente del departamento y de ahí a Medellín.

Villegas Uribe terminaría contribuyendo al exterminio del Bloque Metro, estructura a la que le declararon la guerra varios bloques de las Auc. En 2003 se presentó ante el entonces comandante del Bloque Central Bolívar, Rodrigo Pérez Alzate, alias ‘Julián Bolívar’, ofreciendo información sobre la ubicación de los combatientes del bloque que ayudó a crear a cambio de beneficios económicos. Y sería el propio ‘Julián Bolívar quien ordenaría su muerte, tras considerar que Villegas se había convertido en una piedra en el zapato para esta organización.

Sin embargo, pese a la información que hoy posee la justicia sobre el papel que tuvo de este ganadero y comerciante en la conformación de grupos paramilitares en Antioquia, la pregunta que siempre queda rondando en el aire es si el expresidente Álvaro Uribe Vélez, amigo personal de Villegas y gobernador de Antioquia para los años en que nació el Bloque Metro, tuvo conocimiento de estos hechos.

El episodio de la reunión sostenida entre alias ‘HH’, alias ‘Lucas’ y el exsecretario de Gobierno Pedro Juan Moreno parece alimentar aún más las suspicacias de quienes creen que era imposible que todo esto sucediera a espaldas del exmandatario. “(alias) ‘Lucas’ mantenía como seis beepers. Para ese tiempo se usaban los beepers. Y él tenía uno para sus amigos narcos, para los militares, para (Carlos) Castaño, para Vicente. Y decía que tenía uno para la Gobernación, no sé con quien hablaba. Pero él decía que uno era para la Gobernación”, dijo alias ‘HH’ durante su versión ante magistrados de Justicia y Paz de Medellín.

Lo que queda en evidencia, tras escuchar el testimonio de alias ‘HH’ es que la justicia dará un paso significativo en esta dirección cuando logre escuchar a Soto Toro, el hombre fuerte de las finanzas de las Accu. Su importancia en esta organización paramilitar quedó en evidencia cuando el propio Carlos Castaño ordenaría sacar, a como diera lugar, a alias ‘Lucas’ de la cárcel Bellavista. La fuga se concretó el 29 de septiembre de 1998, cuando Soto Toro salió por la puerta principal del penal mostrando una boleta de libertad falsa.

Alias ‘Lucas’ fue recluido en este centro penitenciario el 30 de abril de ese mismo año, luego que investigadores del CTI realizaran un allanamiento a un parqueadero conocido como Padilla, que a la postre resultó ser el corazón financiero de las Accu. Testimonios de varios desmovilizados, entre ellos Rodrigo Zapata Sierra, alias ‘Ricardo’, señalaron que luego de su fuga, alias ‘Lucas’ se refugió en el Urabá antioqueño, donde trabajó al lado de Vicente Castaño.

El 17 de febrero de 2004, su abogada le solicitó al Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Medellín cesara todo procedimiento en su contra, señalando que su cliente se había acogido a la Ley 782 de 2002, entre otras razones porque se había desmovilizado en Medellín como integrante del bloque Cacique Nutibara de las Auc el 25 de noviembre de 2003. La solicitud fue aceptada y a la fecha no pesa requerimiento judicial alguno contra el exparamilitar; tampoco se conoce su paradero.

Los archivos inéditos de Vicente Castaño Gil

Fiscalía de la Unidad de Justicia y Paz reveló documentos hasta ahora desconocidos almacenados en una memoria USB y escritos por este ex jefe paramilitar. Su escolta personal entregó el dispositivo al Ente acusador.

vicentecastañop

"De las personas que aún quedan con vida soy la única que conoce las verdaderas razones por las cuales su hermano fue asesinado. Los sé porque fui por más de 10 años el desahogo de mis hermanos Fidel y Carlos, fui el paño de lágrimas de los dos. Varios de los hechos relacionados en este episodio ya se conocen, pero los detalles solo los conozco yo. Es mi deber dárselos a conocer a usted. Quisiera dárselos de manera personal, pero como las circunstancias lo hacen ahora casi imposible, lo haré en un sobre cerrado dirigido a usted".

Las palabras son del desaparecido jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), Vicente Castaño Gil, alias 'El Profe", y hacen parte de una corta misiva dirigida en enero de 2007 al presidente de la desaparecida Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (Cnrr), Eduardo Pizarro Leóngomez, en alusión a su hermano, Carlos Pizarro Leóngomez, ex jefe del grupo guerrillero M-19, asesinado el 26 de abril de 1990 por hombres al servicio de Carlos Castaño Gil.

Dicha comunicación aparece contenida en uno de los 158 documentos almacenados en una memoria USB entregada recientemente por Jesús Ignacio Roldán Pérez, alias 'Monoleche', a la Fiscalía 13 de Justicia y Paz y que asegura perteneció al mayor de los hermanos Castaño Gil.

Tras un minucioso análisis pericial, la Fiscalía señaló que todo apunta a que los documentos allí almacenados corresponden en efecto a textos escritos por alias 'El Profe' sobre diversos temas del acontecer nacional, directrices dirigidas a los negociadores del Estado Mayor Negociador, relatos históricos sobre el surgimiento del movimiento de Autodefensas, el desarrollo del proceso de paz entre las Auc y el Gobierno Nacional y, en especial, los tropiezos y dificultades del mismo.

También aparecen varias misivas dirigidas en el año 2006 al entonces Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, firmadas por Iván Roberto Duque, alias 'Ernesto Báez' así como diferentes correos electrónicos enviados entre 'Báez' y Salvatore Mancuso, y entre ambos a una cuenta de correo electrónica que perteneció a Vicente Castaño.

De acuerdo con Roldán Pérez, estando recluido en la cárcel de Máxima y Mediana seguridad de Itagüí fue abordado por el Comisionado de Paz, quien le pidió que contactara a Castaño Gil, por aquel entonces prófugo de la justicia, para entablar con él un diálogo epistolar que apuntara a su sometimiento a la ley. "Así fue como comenzaron estos correos entre Vicente, 'Ernesto Báez' y Mancuso", expresó alias 'Monoleche.

Deseo de entregarse
Entre los archivos que más llamaron la atención del Ente Investigador figura, precisamente, una carta enviada por Castaño Gil en septiembre de 2006, al parecer, a Restrepo, en la que desde la clandestinidad manifestó su inconformidad por el cambio en las reglas del juego de la negociación.

"Ahora que las Autodefensas cumplimos a cabalidad con todos los compromisos pactados con el Gobierno Nacional, incluidos el desarme, la desmovilización y la desactivación de todas nuestras estructuras militares, me veo en la necesidad de denunciar el incumplimiento del Gobierno Nacional en materias tan decisivas para nuestro futuro como la inseguridad jurídica", dice en un sus apartes la misiva.

Y continúa la carta: "la mayoría de los compañeros del Estado Mayor Negociador fueron capturados mucho antes de que saliera la Ley de Justicia y Paz. No se respetaron los salvoconductos que impedían la captura. Un mes después de la captura no se han expedido los decretos reglamentarios de las leyes 782 y 975. El acogimiento a la Ley de Justicia y Paz lo hicimos en circunstancias y condiciones muy diferentes a las de hoy".

Se refiere Castaño Gil a la detención por orden del entonces presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, de los máximos jefes paramilitares ocurrido a mediados de agosto de 2006, quienes fueron recluidos en un centro especial del municipio de La Ceja, en el oriente antioqueño. Varias semanas después fueron distribuidos en varias cárceles del país y en mayo de 2008 extraditados a Estados Unidos.

En su relato recriminatorio, Vicente le recuerda a su destinatario que el entonces ministro del Interior y de Justicia, Sabas Pretelt de la Vega, se comprometió a construir o adecuar cuatro centros de reclusión especiales para los postulados a la Ley de Justicia y Paz y asevera que "con la detención de los principales líderes del proceso de paz se le asestó un golpe mortal al proyecto Villa Esperanza (casa finca ubicada en Copacabana, Antioquia, donde los voceros de las Autodefensas se instalaron por un tiempo), que se había convertido en un excelente escenario de reconciliación".

En la misma comunicación, Vicente Castaño dejó clara su voluntad de someterse a los requerimientos de la justicia si le cumplían una serie de exigencias, entre otras, la expedición de los decretos reglamentarios a la Ley 975; garantizarle a los miembros de las Autodefensas la condición de delincuentes políticos; continuar con el proyecto Villa Esperanza; y permitirle a los paramilitares recluidos en cárceles y centros penitenciarios seguir liderando proyectos productivos y programas de erradicación de cultivos ilícitos.

"Para efecto de convenir lo anterior, solicitó una reunión con el Alto Comisionado de Paz, con presencia de la Iglesia católica a través de monseñor Julio Cesar Vidal, el viceministro de Justicia, el director de un medio de comunicación relevante y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz (Mapp) de OEA a través del jefe de Misión. De llegar a un acuerdo, éste debe ser suscrito por todas las partes con aval de la iglesia y la OEA. Las condiciones de mi entrega, conducción y sitio de reclusión serían convenidas con el Alto Comisionado".

La estrategia
Otro de los documentos que llama la atención de los investigadores judiciales por su contenido es un correo electrónico enviado desde la cuenta virtual de Vicente Castaño a Salvatore Mancuso y alias 'Ernesto Baéz', también en el año 2006, en el que les pide que, pese a las dificultades y los llamados "incumplimientos del Gobierno Nacional", las Autodefensas deben continuar con las negociaciones de paz.

Sin embargo, les reclama por no haber planteado una mejor estrategia de negociación y les propone recuperar la vocería del proceso y recordarle al Estado que en Santa Fe de Ralito, Córdoba, se hicieron unos acuerdos que, según Castaño Gil, para ese entonces no se estaban cumpliendo.

"El Congreso nos otorgó unas prebendas que no se pueden dejar perder, y si no se recuperan todas, por lo menos se pueden recuperar algunas, como la sedición, que no fue declarada inconstitucional por la Corte (Constitucional)", manifestó en su mensaje el máximo jefe paramilitar, en la que añade: "ustedes están miopes con el grupo de garantes. Si conseguimos el grupo de garantes, tendremos quién nos defienda, quién hable por nosotros, ese grupo es casi infinito mientras exista un proceso jurídico en contra nuestra, de alguna forma, lo ligaríamos al proceso".

En el mismo correo, 'El Profe' les pide a Mancuso y a Báez retomar las labores de cabildeo: "Yo sé que ustedes están maniatados pero, ¿dónde están los amigos? Alguien nos tiene que quedar. Digámosle que se pronuncien, que nos cambiaron las reglas de juego. Si no nos quedan amigos, busquemos una agencia de lobby internacional. Cuando se acaba la fe y los amigos queda la plata que hace el oficio de los dos (...) no necesitamos correr, sea como sea, íbamos un año para la cárcel y aún no se ha cumplido".

Esos "amigos" a los que pudiera refererirse alias 'El Profe' podrían ser senadores, representantes a la Cámara, gobernadores, alcaldes y muy probablemente periodistas y columnistas afines a su proyecto. Cabe recordar que para esa época ya era pública la influencia que las Auc tenían en el Congreso. Según declaró a medios de prensa en el año 2005, "tenemos más del 35 por ciento de amigos en el Congreso. Y para las próximas elecciones vamos a aumentar ese porcentaje".

Y en lo que parece ser un emotivo mensaje dirigido a alias 'Ernesto Báez', Vicente le pide que en el inicio de sus diligencias de versión libre "ratifique que usted no fue miembro activo de la parte en armas. En su versión libre sea bien aseverante (sic) que la traición del Gobierno abrió las puertas de una nueva violencia en armas. Qué lástima que yo no sea una víctima suya y me tenga que perder el primer palco. No se vaya dejar poner las esposas como Mancuso. A él le tocó la peor parte, con él se están dando un banquete".

También llama la atención del Ente Investigador una serie de documentos relacionados con proyectos solidarios y productivos adelantados por Vicente Castaño en diversas regiones del país y sobre los cuales apenas se inició su averiguación. Sobre algunos de ellos se sabe que hacen referencia a Colombia Sin Hambre, organización creada por alias 'El Profe' con fines humanitarios.

Otros, por su parte, dan clara cuenta de la construcción de una represa en la Alta Guajira, en asocio con Gervasio Valdeblánquez, un influyente hombre de negocios guajiro señalado por las autoridades de ser uno de los protagonistas de la bonanza marimbera y que hoy tiene cuentas pendientes con la justicia.

Para la Fiscalía, como para el Tribunal de Justicia y Paz de Medellín, lo contenido en la USB constituye material valioso para la construcción de la memoria histórica.

Lo que ha dicho VerdadAbierta.com de Nariño

Para debatir sobre el conflicto en Nariño se realizará la Semana de la Verdad en Nariño. Este espacio busca que la sociedad pueda contar sus verdades, para que no se repita la historia. VerdadAbierta.com preparó una recopilación de artículos sobre lo que ha dicho de esta región.

Instructor de los 'paras' no colaborará más con la justicia

Arturo Salom Rueda, alias 'JL', el hombre que formó a más de 10 mil paramilitares, no ha sido postulado por el gobierno nacional a los beneficios de la Ley de Justicia y Paz. Reclama garantías jurídicas para seguir hablando.

aliasjl

Manuel Arturo Salom Rueda, alias 'JL', el hombre que formó y entrenó a más de 10 mil combatientes que luego se integraron a distintos bloques y frentes de las
Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), no continuará colaborando con la justicia hasta tanto no reciba beneficios jurídicos a cambio de su información o, en su defecto, sea postulado a la Ley de Justicia y Paz.

Así se lo hizo saber mediante una carta entregada a la Fiscalía 13 de Justicia y Paz, encargada de documentar la historia y crímenes cometidos por la estructura denominada 'Casa Castaño' y quien requirió a Salom Rueda para que diera información sobre el funcionamiento, la ubicación, la logística y las estrategias empleadas en las escuelas de formación que los hermanos Castaño Gil tuvieron en Córdoba, así como en Urabá y el Nordeste antioqueño.

Al momento de ser abordado por los investigadores de este despacho en su sitio de reclusión, la cárcel de Máxima y Mediana Seguridad de Itagüí, Salom Rueda se negó a entregar información tras considerar que no le asiste ninguna obligación de declarar sobre lo que sabe ni mucho menos tiene compromiso alguno con los principios de verdad, justicia y reparación por no estar postulado a los beneficios jurídicos de la Ley 975, conocida como de Justicia y Paz.

En su misiva, alias 'JL' señaló que pese a haber colaborado con distintas instancias judiciales, como fiscalías de las unidades de Derechos Humanos y Justicia y Paz, y de entregar información considerada por él como valiosa a magistrados de los tribunales de Justicia y Paz e investigadores de la Corte Suprema de Justicia, ninguna de esas instacias ha intercedido ante el gobierno nacional para que aceptara su postulación, que fue presentada en el año 2010.

"Ninguna fiscalía me ha dado respuesta a mis peticiones y quiero pedirle a todos los que me requieren que no insistan más con las diferentes entrevistas, pues renunció a todas las propuestas emitidas por ustedes (...) deseo callar, no me importa lo que me acarreará más adelante", manifestó Salom Rueda, quien adujo además desconfiar del Ente Investigador: "hoy en día no confío en la Fiscalía pues muchos de mis compañeros, después de que entregaron información, fueron excluidos de Justicia y Paz y están esperando la condena por la justicia ordinaria. Hay investigadores y fiscales que tienen rabo de paja".

El pasado 5 de octubre, Salom Rueda ajustó cinco años de reclusión en la cárcel de Itagüí, donde purga una condena de 30 años por los delitos de concierto para delinquir agravado, terrorismo, secuestro agravado y homicidio agravado que le impuso un juez por la masacre perpetrada el 14 de enero de 1990 en el corregimiento Pueblo Bello, de Turbo, en el Urabá antioqueño, en la que perdieron la vida 43 personas y los cuerpos de 37 de ellas siguen desaparecidos.

"Yo estaría dispuesto a estar en Justicia y Paz siempre y cuando me valgan los años que llevo en la cárcel de Itagüí" añadió alias 'JL', quien pidió además ser trasladado a un centro penitenciario en el departamento de Córdoba con el fin de estar cerca de su familia. "No se trata de presionar por información, simplemente estoy pidiendo que se pongan en mi lugar", agregó este ex paramilitar, quien, según el Observatorio del Programa Presidencial de Derechos Humanos y DIH, comandó el Bloque Héroes de Tolová de las Auc, que operó en el municipio de Valencia, Córdoba.

Salom Rueda fue capturado el 4 de octubre de 2008 en San Pedro de Urabá, Antioquia, y fue presentado por las autoridades como un miembro importante de 'Los Urabeños', grupo armado conformado semanas después de la desmovilización colectiva de la última facción del Bloque Elmer Cárdenas de las Auc, en agosto de 2006.

Pero, ¿por qué es de vital importancia para la Fiscalía de Justicia y Paz un hombre como Manuel Arturo Salóm Rueda, alias 'JL', y qué dejaría de conocerse sin su colaboración?

Camino en armas
En mayo del próximo año, Salóm Rueda cumplirá 65 años de edad, la mitad de ellos dedicados a la guerra. Se retiró del Ejército siendo sargento viceprimero, institución a la que sirvió por cerca de 22 años. Sus últimos años como militar los pasó en la década de los ochenta en el Batallón Bárbula, con sede en Puerto Boyacá.

Estando en esa guarnición militar conoció el grupo de autodefensa que lideraba Henry Pérez, al cual terminaría entrenando. En varias declaraciones rendidas ante fiscales de Derechos Humanos, alias 'JL' manifestó que recibió adiestramiento militar por parte del mercenario israelí Yair Klein. Y fue precisamente ese amplio conocimiento en armas y tácticas de guerra el que puso a disposición de los hermanos Fidel, Vicente y Carlos Castaño Gil cuando decidieron fundar las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu).

De la mano de otro militar retirado, Carlos Mauricio García, alias 'Doblecero', hombre de confianza de Carlos Castaño Gil, el instructor Salom Rueda creó las escuelas de entrenamiento más importantes de las Accu, como La 35, La 15 y La Acuarela, ubicadas en fincas de propiedad de los hermanos Castaño Gil en Córdoba. De allí salieron miles de combatientes que conformarían bloques paramilitares en Antioquia, Chocó, Putumayo, Santander y Caquetá.

Lo conocido hasta ahora por la Fiscalía de Justicia y Paz, que ha sido aportado por desmovilizados que integraron las Accu, es que en dichos centros se impartía adiestramiento militar, se enseñaban técnicas de tortura, se mostraba cómo desmembrar cuerpos. Además, aseguran que en dichas escuelas yacen los restos de decenas de hombres que quisieron desertar del régimen de las Autodefensas. También coinciden en señalar que alias 'JL' tenía la responsabilidad de seleccionar los instructores, diseñar los cursos, los manuales, los reglamentos y componentes ideológicos, así como de conseguir armamento.

En noviembre de 2012, en entrevista con el Tribunal de Justicia y Paz de Bogotá, alias 'JL' señaló que la iniciativa de expandir las escuelas de formación paramilitar no solo provenía de los hermanos Castaño Gil sino de políticos y ganaderos que les solicitaban presencia de las Autodefensas en las distintas regiones del país. "Esto se dio luego de la muerte de Fidel Castaño, cuando (alias) 'El Profe' (Vicente Castaño) y Carlos empezaron a dar la orden de expandirnos a otras partes donde no estábamos", explicó el ex militar.

En esa misma diligencia, alias 'JL' señaló que en una ocasión su compañero de instrucción, alias 'Doblecero', le contó que el entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez, había solicitado a través de Carlos Castaño "que se instruyera gente buena para las Convivir". La versión de 'JL' no puede ser confirmada porque 'Doblecero' fue asesinado en mayo de 2004 en la ciudad de Santa Marta.

El ex militar agregó que "realizó un curso intensivo para las convivir de 15 a 30 hombres". De acuerdo con su versión, en esa época, un delegado de la gobernación de Antioquia, canoso, de bigote y de apellido Moreno, revisó junto con 'Doblecero' el plan de entrenamiento y la calidad de los hombres que habían seguido el curso. "El delegado de la gobernación quedó contento con lo que vi", agregó 'JL'.

Fuentes judiciales consideran que un hombre como Salóm Rueda, con su experiencia y conocimiento, ayudaría a comprender mejor lo que fue el fenómeno del paramilitarismo y cómo logró expandirse desde Córdoba hacia diversas regiones del país como el más mortal virus.

Y ello lo sabe alias 'JL', quien en su misiva, donde renuncia a toda colaboración con la justicia, dijo: "Los comandantes Fidel, Carlos y Vicente, que ya están muertos; 'Mono' Mancuso; Ramiro Vanoy; (alias) 'Jorge 40'; (alias) 'H.H'; estas dos últimas personas estuvieron bajo mi mando en curso de comandantes superiores. El señor (alias) 'Diego Vecino'; (alias) 'Don Berna'; (alias) 'El Alemán'; Pedro Hasbún; todos ellos tienen conocimiento de por qué entrené gente y hacía dónde iban. Todos ellos tienen sus abogados y económicamente están bien, pero yo no tengo un solo abogado y no me han tenido en cuenta por lo que fui".

Su decisión de no continuar colaborando con la justicia también podría afectar procesos que vienen adelantando otros despachos, como la Fiscalía 46 de Derechos Humanos, que está documentando todo lo relacionado con la masacre de Pueblo Bello.

De acuerdo con el ente investigador, alias 'JL' posee información valiosa que ayudaría a esclarecer magnicidios como el del líder de la Unión Patriótica, José Antequera y el periodista Jaime Garzón, así como todo lo relacionado con las cooperativas de vigilancia y seguridad privada conocidas como Convivir.

Según las normas vigentes, el gobierno nacional tiene la potestad de postular o los beneficios de la Ley de Justicia y Paz a todos aquellos que consideré elegibles para obtener los beneficios de esta ley, situación que parece no cumple alias 'JL', el entrenador de las Accu.

Las verdades reveladas

El proceso de Justicia y Paz hizo que el país conociera la barbarie y el sufrimiento, cuya enorme magnitud había desconocido hasta entonces. VerdadAbierta.com presenta las principales verdades que salieron a la luz.