VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

‘Don Antonio’ y el crimen del alcalde de Santo Tomás (Atlántico)

Un abogado señala a Dieb Maloof de instigar el asesinato del alcalde Nelson Mejía cometido por ‘paras’ en 2004. ‘Don Antonio’ niega la relación del ex senador con el crimen y éste se defiende.
  
Édgar Ignacio Fierro fue capitán del Ejército. Foto Semana.  

Durante una legalización de cargos al ex jefe del Bloque Norte, el abogado defensor de uno de los familiares del asesinado alcalde de Santo Tomás, Nelson Mejía, aseguró que el ex senador Dieb Maloof estuvo detrás del asesinato del Político. ‘Don Antonio’ dice que no ha relacionado a Maloof, quien a su vez niega que tuviera algo que ver con ese crimen.

El médico Nelson Mejía Sarmiento había sido alcalde de Santo Tomás en 1995 y fue elegido nuevamente en 2003 con el aval de Colombia Viva, partido que tenía como fundador en Atlántico al entonces senador Dieb Maloof Cuse, condenado por la Corte Suprema de Justicia por sus vínculos con el Bloque Norte de las Auc.

A los pocos meses de su posesión Mejía Sarmiento fue suspendido por una falta disciplinaria que había cometido durante su primer período y al poco tiempo de asumir su cargo empezó a recibir amenazas, por lo que denunció estas intimidaciones y solicitó protección a los organismos de seguridad en el Atlántico.

En la más reciente legalización de cargos contra el ex jefe del Frente, Édgar Ignacio Fierro, alias ‘Don Antonio’, el abogado de uno de los familiares del ex alcalde de Santo Tomás, José Humberto Torres, solicitó que el crimen continuará en la impunidad si no se investigan los que considera los verdaderos autores intelectuales del asesinato de Mejía Sarmiento.

En la audiencia, el abogado reveló que el padre Bernardo Hoyos Montoya contó ante la Corte Suprema de Justicia, que el asesinado líder político le había confesado al ex alcalde de Barranquilla que "temía por su vida”.

Citando al padre Hoyos, Mejía supuestamente le aseguró que quien estaba detrás de estas amenazas era el senador Dieb Maloof, quien le exigió que le entregara la contratación de la administración de Santo Tomás, especialmente la de salud.

Torres relató – como supuestamente a su vez le dijo Hoyos- que el entonces Senador le dijo al alcalde Mejía que si no accedía a sus condiciones “se atendría a las consecuencias”, exigencias del senador que el alcalde no atendió, agregó el abogado.

VerdadAbierta.com intentó contactar al ex alcalde Hoyos Montoya para verificar si lo contado por Torres fue cierto, pero el político no quiso contestar las llamadas.

Mejía sostuvo ante el Tribunal que conoció por unas fuentes –las cuales no reveló su identidad-  que días antes del crimen se realizó una reunión en una oficina del centro de Barranquilla en la que se decidió la orden de asesinar a Mejía.  A esa reunión supuestamente asistió el entonces senador Maloof.

A ese encuentro, según las fuentes del abogado, asistieron Eduardo Losada Manotas (socio mayoritario de la desaparecida firma que recaudaba impuestos en Barranquillas -Métodos y Sistemas-, asesinado en julio del mismo año), varios paramilitares a cargo de Édgar Ignacio Fierro alias ‘Don Antonio’, Yuri Frecid Rodriguez Saab conocido como ‘Walter o la Araña', Jeison Espitia, alias ‘El Zarco’, alias ‘Cáceres’, ‘Diana’, alias ‘Blas’ y Javier Insignares, a quien el abogado señaló de ser el enlace de los paras con la Sijin, el DAS y el Gaula.

Insignares estuvo relacionado con el escándalo de la devolución de una droga por parte de la policía a la Banda de los ‘40’, integrada por oficiales y agentes de la policía activos y en retiro, quienes sucedieron al frente José Pablo Díaz, comandado por ‘Don Antonio’ y 'Jorge 40'.

Mejía Sarmiento había pedido al entonces director del DAS en Atlántico que le diera una cita para hablar sobre medidas de seguridad, por lo que en el momento en el que esperaba que lo atendieran se encontraba almorzando frente a las instalaciones del organismo de seguridad. El abogado sostuvo que el DAS puso la víctima en bandeja de los sicarios de las AUC.

El proceso
Hasta la fecha y después de más de cuatro años de versiones libres, 'Don Antonio’ sólo reconoció que el autor del asesinato de Mejía había sido Juan Carlos Rodríguez Freyle, alias ‘el Gato’, quien también había asesinado al profesor Alfredo Correa De Andreis, en septiembre de 2004.

El principal argumento de Torres para decir que ‘Don Antonio’ está contando la verdad a medias, a pesar de que se autoincriminó, es que este paramilitar ha dado tres versiones diferentes sobre el asesinato de Mejía y con eso ha ocultado información sobre el autor intelectual del crimen.

A pesar de esta denuncia, los familiares del alcalde asesinado han reaccionado de maneras diversas. Uno de ellos, presente en la legalización del ex jefe paramilitar, solicitó medidas de protección a la Fiscal de Justicia y Paz pero no precisó si lo estaban amenazando. 

Otro de los hijos, quien es el jefe de seguridad de Maloof, no respaldó el pedido del abogado Torres. 

Entre tanto, ‘Don Antonio’ le dijo a VerdadAbierta.com que nunca ha cambiado su versión sobre los móviles del crimen y que no ha relacionado a Malof porque no tiene nada que ver con el mismo.

El desmovilizado jefe paramilitar le contó a VA que la razón por la que asesinó a Mejía fue porque miembros del Frente le informaron que el alcalde estaba relacionado con un grupo de secuestradores y extorsionistas, pero al final este crimen había sido un error y por este motivo le pidió perdón a sus familiares.

VerdadAbierta.com también contactó al ex senador Maloof, quien en su consultorio médico en en Barranquilla estaba acompañado de un concejal de Santo Tomás, Marcos Pérez y un hijo de Mejía, Juan Mejía, quien ahora trabaja como jefe de seguridad del político.

Maloof rechazó los señalamientos de Torres y dijo que “segarle la vida a una persona es algo que va contra mi profesión y mi humanidad de padre y ser humano. Mucho peor, qué beneficio obtendría asesinando a un amigo con quien me unía una amistad profesional, él también era médico. Al matarlo perdíamos la alcaldía, así que no obtuvimos ningún beneficio”, dijo el ex senador quien fue condenado por nexos con grupos paramilitares.

“Creo que el doctor José Humberto Torres está sacando conclusiones a partir de especulaciones y si tiene las pruebas que las muestre, pero que no siga especulando”, agregó.

Sobre las supuestas amenazas contra el alcalde de Santo Tomás días antes de su muerte y que él estuviera detrás de ellas dijo que: “Es falso decir o afirmar que Nelson Mejía desconfiaba de mí, en primer lugar fue el único municipio en el que un candidato del movimiento había sido elegido alcalde, y él también me había confesado a mí que estaba amenazado y las denuncias se presentaron. Yo también estuve amenazado y quienes realmente sacaron provecho de la presión armada de las autodefensas en Atlántico no fue Colombia Viva, fue otro grupo, pero esas investigaciones deben hacerlas las autoridades competentes”, aseguró.

El ex senador también negó que hubiera estado en una reunión en la que se planeara el crimen de Mejía y que no conocía a ninguno de los paramilitares que mencionó el abogado Torres en la audiencia de legalización de cargos contra ‘Don Antonio’.

Además aseguró que el 2 de septiembre de 2010, presentó una denuncia por el delito de extorsión, amenazas, concierto para delinquir, calumnia, fraude procesal, falsa denuncia, falso testimonio, después de recibir varias llamadas y visitas en su consultorio, en las que le exigían pagar un dinero a cambio de no mencionar su nombre en Justicia y Paz por presuntos delitos de lesa humanidad, como homicidio y desaparición forzada y corrupción en la salud.

Aunque Torres no reveló pruebas sobre la relación de Maloof con el crimen del alcalde Mejía en el incidente de reparación de ‘Don Antonio’, pidió que la Corte Suprema investigara su denuncia y que será allí donde descubrirá las evidencias. El abogado también pidió que de probarse que lo dicho por ‘Don Antonio’, no corresponde a la verdad, debería ser excluido de Justicia y Paz.