El ex congresista fue uno de los políticos condenados por participar en varias reuniones entre ellas, una celebrada en Puerto Berrio en enero de 2002. Los paramilitares buscaban que varios políticos apoyaran a Nelson Naranjo, segundo renglón de José Manuel Herrera a la Cámara de Representantes. Así lo testimoniaron ex concejales como Morgan Egea Sánchez, Jesús Sanabria y José Agustín Quecho.

Otra reunión documentada por la Fiscalía fue la realizada en 2002 en la hacienda Arkansas, en San Rafael de Lebrija. Según las versiones de ‘Ernesto Báez’, ‘Diego Rivera’ y los exparamilitares Juan Fernando Morales Ballesteros y Orlando Murillo Morales, Alfonso Riaño tenía nexos con los paramilitares del Magdalena Medio porque se le veía andar con los jefes paramilitares de las Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá, Arnubio Triana Mahecha alias ‘Botalón’ y su segundo, Álvaro Sepúlveda alias ‘César’.

La Corte condenó al ex senador santandereano por tener “alianzas con paramilitares para obtener resultados electorales favorables. Riaño Castillo se presentaba como el candidato del BCB”. En el proceso judicial se comprobaron sus vínculos con el Bloque Central Bolívar (BCB) y paramilitares en Puerto Boyacá. 


- El fin de Convergencia Ciudadana
- Fiscal llamó a juicio a ex congresistas Gil y a Riaño
- Descargue la sentencia en versión PDF