La Corte encontró culpable a José María Imbett por valerse del apoyo de los paramilitares para varias campañas políticas.

El Alto Tribunal tuvo en cuenta una reunión en el corregimiento del Caramelo, municipio de Tierralta, Córdoba, en la que estuvieron Salvatore Mancuso y Edward Cobos Téllez, alias 'Diego Vecino', “donde se evidencia la renovación de los pactos políticos acordados en Ralito, pues allí, en la casa de Eleonora Pineda, se fraguaron acuerdos para la elección del Gobernador de Bolívar en las elecciones regionales del 2003, con el apoyo de las autodefensas”.

Imbett fue condenado por haber sido uno de los firmantes del ‘Pacto de Ralito’, el cual fue firmado por cerca de 100 políticos y funcionarios de Córdoba, Sucre, Bolívar y Magdalena, y buscaba sellar una alianza entre políticos y autodefensas para garantizar el proyecto paramilitar y "refundar la patria".

De igual forma, Imbett fue sentenciado por fraude electoral en las elecciones de 2002 que se hizo evidente en Calamar, San Jacinto del Cauca, Mompox, San Fernando y Carmen del Bolívar.


- Condenados tres políticos por Pacto de Ralito
- Fiscalía pide condenar a cinco políticos por Pacto de Ralito
- La historia detrás del ‘Pacto de Ralito’
- Pacto con el diablo (Semana)
- Descargue la sentencia en versión PDF