VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

El 'Gordo' García, ahora procesado por desplazamiento

  
Álvaro García fue condenado a 40 años de prisión por ser el autor intelectual de la masacre de Macayepo. Foto: Archivo Semana

El ex senador Álvaro García Romero,  quien ya fue condenado a 40 años de prisión por ser el autor intelectual de la masacre de Macayepo en la que fueron asesinados 15 campesinos, ahora deberá responder por el desplazamiento forzado de cientos de familias que tuvieron que huir del terror paramilitar provocado por la matanza. (Ver Sentencia)

El 14 de octubre del 2000, un grupo de 80 paramilitares al mando de Rodrigo Mercado Peluffo, alias 'Cadena', asesinó con piedras y garrotes a 15 habitantes de Macayepo. Luego de la violenta incursión, más de 200 familias se desplazaron para evitar correr la misma suerte.

Gracias a unas grabaciones publicadas por la revista Semana en 2002, se pudo establecer que el ganadero y financiador de grupos paramilitares, Joaquín García, le pidió al entonces senador García Romero apoyo para recuperar sus animales y empezar una 'limpieza social' en la zona. Diez días después de la petición, los paramilitares cometieron la masacre.

García Romero, quien se encuentra preso en la cárcel La Picota de Bogotá pagando la pena que le fue impuesta por la Corte Suprema de Justicia en 2010, es considerado como uno de los principales colaboradores de los grupos paramilitares en Sucre, Bolívar y en la Región de los Montes de María. Según el alto tribunal, García fue una ficha clave para la incursión y la expansión de las autodefensas en la región.

De a cuerdo con la sentencia de la Corte en el caso de la masacre de Macayepo, ‘El Gordo' García participó, junto con otros importantes políticos y ganaderos, en la creación del Bloque Héroes de los Montes de María en 1997.  Con la justificación de atacar a la guerrilla y a sus supuestos colaboradores, este grupo paramilitar cometió decenas de asesinatos, torturas, desapariciones y masacres como las de El Salado, Chengue, Mampuján y Macayepo, por la que fue condenado García.  

El historial paramilitar de García Romero

Según la sentencia de la Corte Suprema de Justicia del 23 de febrero de 2010,  el entonces senador Álvaro García Romero asistió en 1997 a un reunión en la finca Las Canarias, de propiedad de Miguel Nule Amín, condenado por parapolítica, en la que se decidió unificar los diferentes grupos de paramilitares y conformar el Bloque Héroes de los Montes de María.

A esa reunión asistieron, según el relato de la Corte, comandantes de las autodefensas, reconocidos integrantes de la dirigencia política local y acaudalados ganaderos, entre ellos, Joaquín García Rodríguez, reconocido auspiciador de los paramilitares, Salvatore Mancuso y el Senador Álvaro García Romero. En este encuentro se definió cómo se financiaría el grupo que sería comandado por Rodrigo Mercado Peluffo, alias ‘Cadena’.

Entre 1997 y 1998, García Romero también asistió a otras reuniones con el también senador Salvador Arana, el ganadero Joaquín García y varios jefes paramilitares de la región de La Mojana, Sucre. Con la presencia de Éder Pedraza Peña, alias ‘Ramón Mojana’,  se acordó financiar las armas con las que el su frente delinquió en los municipios sucreños de Guaranda, Majagual y Sucre.

La sentencia de la Corte muestra cómo García Romero negociaba y pactaba cuotas burocráticas y contratos en reuniones con Rodrigo Mercado Pelufo alias ‘Cadena’.

“…Si a la presencia de García Romero en reuniones como la de la finca “Las Canarias”, se agregan las gestiones que habría de realizar en pro de la consecución de recursos para la fundación del Frente “La Mojana”, la inferencia acerca de su directa intervención en el auspicio y organización de dichas organizaciones armadas ilegales se torna incuestionable”, dijo la Corte.

Los constantes encuentros entre el senador García Romero y ‘Cadena’ fueron ratificados en el juicio por Salvatore Mancuso, por Samir Otero De La Ossa, alias ‘Computador’ y otros testigos que declararon en contra de García.

¿Cuándo se gestó la masacre de Macayepo?

De acuerdo con la grabación que publicó Semana, Joaquín García le pidió al entonces senador Álvaro García apoyo para recuperar sus animales y empezar una 'limpieza social' en la zona.  A esta petición García respondió,  "yo considero que esa no es una decisión fácil tomarla hoy, pero es fácil tomarla en 10 días". Justamente 10 días después de esta conversación los paramilitares entraron por la zona de El Aguacate, asesinaron a 15 campesinos y desplazaron a 200 familias.

Desde que estalló el escándalo de la grabación, García Romero dijo que el hacendado le pidió ayuda para recuperar su ganado robado. “Los ganaderos ya están cansados de darle plata a la guerrilla e incluso tres meses antes de Macayepo los subversivos dinamitaron fincas de la zona”, le dijo entonces a Semana.

Sobre esta masacre, el fiscal aseguró en sus alegatos que "la motivación de la incursión paramilitar en el corregimiento de Macayepo estaba definida desde mucho antes, pues en el informe de inteligencia del 28 de septiembre de 2000, ya se advertía que las Auc preparaban acciones como respuesta y retaliación por el hurto constante de ganado por parte de la guerrilla."

El fiscal también dijo en su monento que la comunicación entre Joaquín García y García Romero, estaba demarcada dentro de lo que sería días después la incursión paramilitar a Macayepo. Hecho que se evidencia, según la Fiscalía, en el compromiso del entonces senador, de efectuar las gestiones necesarias con la Brigada y con el gobernador para garantizar el éxito de la operación.

¿Quién es el ‘Gordo’ García?
Álvaro García nació en 1953 en Ovejas, Sucre. Su familia fue reconocida como una de las más adineradas del municipio. Su padre Juan José García tenía ganado y  era dueño de la empresa Tabacos Bolívar, pero siempre le insistió a sus hijos Juan José y Álvaro que iniciaran  una carrera política.

Aunque según consta en los archivos del programa Congreso Visible, Álvaro García  no tiene un título universitario, esto no impidió que escalara rápidamente en sus carrera política. Con tan solo 21 años, el ‘Gordo’ ingresó al Partido Liberal y fue designado en 1974 como alcalde de Ovejas. Más adelante fue secretario de Gobierno en Sucre.

Pero Juan José García hijo fue el primero en incursionar en el Senado, mientras el ‘Gordo’ García se convirtió durante ocho años en el segundo al mando de la empresa familiar, en épocas en que las guerrillas del Eln y Erp extorsionaba a los empresarios de la región.

Poco a poco la casta García se fue haciendo a un nombre en la política de Bolívar y Sucre. Juan José García fue elegido senador tres veces consecutivas por el Partido Liberal desde 1978 hasta 1998, pero perdió la curul en medio de un escándalo por contratos irregulares en la telefónica de Cartagena, Telecartagena. El capital político lo heredó su esposa Piedad Zuccardi, quien hasta hoy sigue en el Congreso.

Álvaro García fue en dos oportunidades diputado de la Asamblea de Sucre y en 1978 fue elegido Representante a Cámara por este mismo departamento, en ese entonces hacía parte del movimiento político Moral. Pero en 1986 intentó llegar por primera vez al Senado con la Nueva Fuerza Liberal, aunque en esa oportunidad no ganó las elecciones, su mamá Madi Romero logró una curul en la Cámara de Representantes.

Después de su primera derrota electoral, García Romero se concentró en cultivar una amplia clientela y conseguir cuotas políticas para su movimiento en los gobiernos departamentales y nacionales. Su habilidad a la hora de manejar las elecciones regionales le hizo merecedor del apodo de ‘El mago de la Registraduría’.

En  2002 aspiró al Senado por el Movimiento Nacional Progresista y obtuvo 58.000 votos: la votación más alta en Sucre. En 2006 intentó ser aceptado en las listas del Partido Liberal donde le negaron el ingreso, por lo que se lanzó con el partido de Mario Uribe, Colombia Democrática, con el que sacó el mayor número de votos de la lista, 52.000, todos en Sucre.

Durante su estadía en el Congreso nunca tuvo protagonismos, ni fue reconocido por la opinión pública.  Tan solo dos hechos polémicos sacaron del anonimato al ex senador. El primero fue a mediados de los 80, cuando el gobierno de Virgilio Barco impulsó una reforma agraria que debía ser aprobada por el parlamento. Frente a todas las cámaras quedó registrado el fraude cometido por García cuando depositó varios votos en la  urna en contra de la iniciativa. Sin embargo, el senador no fue investigado y el proyecto fue aprobado con los cambios que los ganaderos le introdujeron.

La segunda oportunidad fue en la plenaria del 18 de mayo de 2002, cuando intentó defenderse de las acusaciones del entonces senador Gustavo Petro, quien habló de los nexos de García con grupos paramilitares.

Actualmente, en Sucre se dice que aun estando tras las rejas su poder político ha sido influyente para la elección de gobernadores y alcaldes locales. Su hermana Teresita García ganó un curul en el Senado  en las pasadas elecciones locales con el Partido de Integración Nacional (PIN).

Tags: La Corte Suprema de Justicia dictó medida de aseguramiento en contra de ex senador Álvaro ‘el gordo’ García por el desplazamiento de más de 200 familias después de la masacre de Macayepo.