Inician versiones libres colectivas del Bloque Calima

Durante cinco días, 36 ex paramilitares que recientemente fueron postulados al proceso de Justicia y Paz rindieron su primera de versión libre. La Fiscalía pretende reconstruir cómo fue la masacre de El Naya con sus testimonios y el de las víctimas.
36 nuevos postulasdos del Bloque Calima iniciaron sus versiones libres.

- Los cuatro días que estremecieron a El Naya
- Asesinado testigo clave en masacre del Naya
- Así van las confesiones del Bloque Calima en Justicia y Paz
Entre el 29 de noviembre y el 3 de diciembre, en grupos de cinco y hasta ocho postulados del Bloque Calima, se realizó la primera sesión de versión libre de varios ex paramilitares que fueron capturados y condenados por la masacre de la región del Alto Naya, ubicada entre los límites de los departamentos de Cauca y Valle del Cauca.

En dichas audiencias, los 36 ex AUC, que en su mayoría fueron paramilitares rasos denominados como patrulleros, le contaron a la Fiscalía cómo entraron a este grupo armado ilegal, en qué zonas delinquieron y juraron cumplir los requisitos de la Ley de Justicia y Paz.

En su primera aparición en el sistema de Justicia y Paz, los postulados no enunciaron hechos, sino que tuvieron que responder un cuestionario protocolario, en el que además de contar cómo fue su vinculación al bloque, también fueron indagados sobre el origen del grupo, el proceso de desmovilización y los nexos que tuvieron con políticos, empresarios y militares para delinquir en la región.

Sobre estos puntos la mayoría de postulados declaró que no tenían conocimiento porque debido a su condición de patrulleros, permanecían en “el monte combatiendo la guerrilla” y señalaron que sus superiores deberían tener dicha información.

Con esta jornada y posteriores versiones libres en las que intervengan los sobrevivientes de la masacre de El Naya, la Fiscalía planea esclarecer cómo fueron los hechos en los que, durante cuatro días, cientos de paramilitares asesinaron y desplazaron sin piedad a un número indeterminado de indígenas y campesinos.  

Sobre esta masacre se sabe que inició el 10 de abril de 2001 y terminó el 13 de ese mes, tiempo durante el que hombres de alias ‘HH’ dejaron muerte y horror en su paso por las 17 veredas de la región de El Naya.

Inicialmente se registró que las víctimas de esta masacre fueron 27, pero algunos testigos aseguran que la cifra podría llegar a cien porque los paramilitares tiraron por los barrancos a muchas de sus víctimas.

El 26 de abril de ese año Infantería de Marina capturó a 73 paramilitares en Puerto Merizalde, y en febrero de 2005, 70 de ellos fueron condenados a 40 años de cárcel por los delitos de homicidio múltiple, desplazamiento forzado y concierto para delinquir.

La gran mayoría de los paramilitares del Bloque Calima que fueron capturados por las autoridades quedaron por fuera del proceso de Justicia y Paz porque ‘HH’ no los postuló ante el Gobierno Nacional.

Por esta razón, la Fiscalía de Justicia y Paz no podía recibir el testimonio de un gran número de hombres que participaron en esta masacre, pero a raíz de su postulación individual por medio del decreto 4719 de diciembre de 2008, más de 100 ex ‘paras’ fueron aceptados en el proceso de justicia transicional a mediados de este año y han empezado a confesar sus crímenes.

Estos son los ex paramilitares que participaron en la masacre de El Naya e iniciaron su proceso en Justicia y Paz:

Jhon Freddy Montoya, alias ‘Mono Gago’
Ingresó al Bloque Mineros de ‘Cuco’ Vanoy en diciembre de 1999, en Concordia, Antioquia.  Según cuenta, ingresó a este grupo para conocer quién asesinó a su hermano, pero al descubrir que uno de sus jefes paramilitares era responsable del hecho, decidió no hacer nada por temor y continuó en el grupo porque “le quedaron gustando las armas” y “la situación económica estaba dura”.

En enero de 2001 se traslada a Valle del Cauca con alias ‘Macho Macho’. Llegó a La Sonora y en febrero fue trasladado a Cuca. Fue capturado y condenado por la masacre de El Naya.

Julio César Mosquera, alias ‘Solón’ o ‘Bryan’
Trabajó en empresas bananeras de Urabá y en 1994 se volvió informante del Bloque Bananero. Su contacto en el grupo paramilitar era un jefe conocido con el alias de ‘Iván’,  y a él le señalaba los supuestos colaboradores de la guerrilla que conocía.

En 1995 se fue a Puerto Berrío por temor de ser asesinado por sus nexos con las AUC. Ingresó al Bloque Calima en enero 2001, por medio de una persona que le dijo que en el Valle necesitaban gente. Llegó a Pardo Alto, Tuluá, y después fue trasladado a Cauca. Fue capturado por la masacre de El Naya.

Andrés Felipe Solarte, alias ‘Molino’
Ingresó al Bloque Calima en octubre de 2000. El ex paramilitar contó que conocía a varios paramilitares de Jamundí y que en un balneario conocido como Guachinte, ‘Faver’ lo puso en contacto con alias ‘24’, quien lo reclutó.

Durante dos meses fue ‘campanero’ en la vía hacía Potrerito porque no sabía manejar armas. Después, fue enviado a La Sonora y a otras regiones del Valle como el Cañón de las Garrapatas, Los Cristales y Pardo Alto. Posteriormente estuvo en el departamento de Cauca, en dónde patrulló por diferentes regiones como Mazamorrero, El Toro, Munchique, San Gregorio y Cajibío, hasta ser capturado por la masacre de El Naya.

Rodrigo Pechené, alias ‘Chómpiras’
Nació en Ortega, un corregimiento de Cajibío, Cauca, el 15 de marzo de 1978. El ex paramilitar le contó a la Fiscalía que entró al Bloque Calima en noviembre de 2000 por medio de un primo porque la guerrilla atacaba mucho la región.

Según él, llegó a la finca La Mosquetera, en donde estaba el jefe paramilitar alias ‘Nechí’ y fue entrenado con otros 40 hombres. Recorrió los sectores de El Carmelo, La Laguna y Timba. Entre diciembre de 2000 y febrero de 2001, fue urbano en Popayán. El ex paramilitar confesó que participó en la masacre de La Rejoya y fue capturado por la masacre de El Naya.

Antidio Guachetá, alias ‘José Luis’
Cuenta que ingresó a las AUC en febrero de 2001 porque la guerrilla los desplazó de Ortega, Cajibío. Participó en un enfrentamiento con la guerrilla en La Pedregosa y patrulló en Munchique, La Liberia, Jamundí, y Buenavista.

Arley Ruiz Gaviria, alias ‘Fajardo’
Entró a las AUC en febrero de 2001 contactado por un primo en Popayán. En Cauca estuvo en Munchique, San Gregorio, La Pedregosa, Los Cafeses, La Liberia, hasta que participó en la masacre de El Naya y fue capturado.

Diego Alberto Pérez López, alias ‘Aladino’
Entró a las autodefensas en Pueblo Nuevo, Antioquia, en 1998 por medio de ‘Bola de Cacao’. Fue enviado a las escuelas paramilitares de Acuarela y la Eca, de los Castaño en El Tomate, Urabá. Al terminar su entrenamiento fue enviado a Chocó con el Bloque Élmer Cárdenas.

En septiembre de 2000 fue enviado al Bloque Calima. En el Valle estuvo en Pardo Alto (Tuluá) y Caicedonia, y en Cauca estuvo en El Toro, La Pedregosa, Munchique y El Naya.

José Edwin Peralta Tovar, alias ‘Marcos’
Fue reclutado en Ibagué por alias ‘Mauricio’. Llegó a Pardo Alto con otra persona de Tolima a mediados de septiembre de 2000 y entró al grupo de alias ‘Sisas’. Luego de estar más de un mes en el Valle, fue enviado a Cauca y estuvo en La Pedregosa, Mazamorrero, El Toro, Munchique, San Miguel y El Naya.

Gilberto Sánchez, alias ‘Wilson’
 Este ex paramilitar cuenta que ingresó en diciembre de 2000 al Bloque Calima por voluntad propia y falta de empleo en Sevilla, Valle. Inicialmente estuvo en Pardo Alto, Tuluá. Luego fue trasladado a Cauca, allí estuvo en Mazamorrero, Munchique, La Pedregosa y El Naya.

Delio Muñoz, alias ‘09’ o ‘Briceño’
Entró a las autodefensas en Antioquia porque desde pequeño había “sido víctima del atropello de la guerrilla”. En septiembre de 2000 pasó un grupo reclutando gente y lo enviaron para las escuelas la Eca y Acuarela. Después patrulló en Briceño, La Cauca y Tierradentro.

En enero de 2001 llegó con cinco hombres más a Tuluá y luego fue trasladado a Santander de Quilichao en Cauca. También estuvo en la pedregosa, Munchique, Timba, Bellavista y El Naya.

Ricardo Dagua Cuéllar, alias ‘El Indio’
Este ex paramilitar cuenta que por ser reservista del Ejército, la guerrilla lo declaró objetivo militar y que por eso entró al grupo de ‘Parea’ en el Bloque Calima. Ingresó a finales de 1999, y durante diez meses estuvo en el centro del Valle con ‘Perea’, hasta que lo enviaron a Quindío. En noviembre de 2000 volvió al Valle, y estuvo en este departamento hasta que lo enviaron a El Naya.  

Gumercindo Patiño, alias ‘Pipas’
Era reservista del Ejército y en septiembre de 2000 llegó desde el Pueblo de Juntas (Ibagué) con dos personas más para ingresar a las autodefensas en Pardo Alto, Tuluá, Valle. A mediados de noviembre fue enviado a Cauca, en diciembre regresó al Valle para participar en la masacre de Barragán y en enero fue enviado a Quindío. A los pocos días regresó al Valle y luego fue enviado a Cauca, para participar en la masacre de El Naya.

Alcides Botero Cardona, alias ‘El Rolo’
Ingresó a mediados de julio de 2000 al Bloque Calima por medio de alias ‘Barragán’, un paramilitar de este grupo que se encontraba en Ibagué, Tolima. Cuenta que llegó a Tuluá y fue trasladado a Galicia (Bugalagrande), en donde él y otros ‘paras’ fueron capturados por la Policía y posteriormente dejados en libertad. Estuvo en las zonas rurales de Tuluá y Trujillo, hasta que pasó a ser urbano en Tuluá.

Posteriormente fue trasladado al grupo del jefe paramilitar alias ‘Chilapo’. Es este departamento estuvo en Mazamorrero, El Toro Munchique y El Naya.

Francisco Armando Velasco, alias ‘Popeye’
Cuenta que ingresó en marzo de 2001 a las AUC por falta de condiciones de seguridad y los constantes golpes de la guerrilla contra la comunidad de Ortega, corregimiento de Cajibío, Cauca.

Por haber realizado un  curso de promotor de salud, fue enfermero durante su corta permanencia en el Bloque Calima. Estuvo en Piendamó, La Pedregosa, Cajibío, La Liberia, Munchique, Timba, Bellavista y El Naya. Fue capturado el 29 de abril de 2001.

Luis Miguel Terán García, alias ‘Caucano’
Llegó al Bloque Calima luego de haber estado entre 1999 y 2001 en un grupo paramilitar en Antioquia, en donde fue patrullero en Ituango, Santa Rita y Briceño.

A principios de 2001 llegó a Tuluá, Valle, y fue enviado a los pocos días a Munchique, Cauca. Antes de participar en la masacre de El Naya, estuvo patrullando entre la en La Pedregosa y La Iberia.

Manuel de Jesús Guachetá, alias á, alias ‘Pablo’
Este ex paramilitar cuenta que entró a las AUC después de un ataque de la guerrilla a Ortega, en el que quemaron varias viviendas y le asesinaron a su padre.  Por estos hechos, fue a buscar a los ‘paras’ y ahí se encontró con un hermano del que no tenía noticias.

Según él, relevó a su hermano para que se fuera donde su familia y desde octubre de 2000 hizo parte del Bloque Calima en Cauca. En este departamento estuvo en La Balsa, Munchique, Barejonal, La Liberia, San Gregorio, El Toro, Mazamorrero,  La Pedregosa y El Naya.
 
José Antonio Morales Galindo, alias ‘Ángel’
Entró a las autodefensas en septiembre de 2000 en Montería, Córdoba, por medio de un amigo que pertenecía a ese grupo armado ilegal. Llegó a Tuluá y durante dos meses estuvo en el Cerro La Popa. Posteriormente fue enviado a Mazamorrero en Cauca, y a finales de 2000 lo envían de nuevo al Valle, esta vez a Pardo Alto.

Posteriormente, fue enviado de nuevo a Cauca, luego a los límites de Valle con Quindío, y regresó de nuevo a Cauca hasta ser capturado por la masacre de El Naya. Para la masacre de El Naya, lo nombraron jefe de una de las escuadra y tuvo bajo su mando a 10 hombres.

José Norbey Cometa, alias ‘Yoi’
Cuenta que ingresó a finales de 2000 al Bloque Calima luego de una masacre que un grupo guerrillero cometió en Ortega, Cauca. Fue enviado a Timba, y luego como apoyo para reforzar a los ‘paras’ que se enfrentaron con la guerrilla en Barragán. En el Valle también estuvo en Pardo  Alto (Tuluá) y La Sonora (Trujillo).

Posteriormente lo traslada a Cauca, y en este departamento estuvo presente en Mazamorrero, El Toro, La Pedregosa, Betulia, Bellavista y El Naya.

Heiber González Muñoz, alias ‘Copete’
Entró al Bloque Calima en septiembre de 2000 en Barejonal, Cauca. Estuvo en el corregimiento de la Balsa de Buenos Aires, con el grupo de alias ‘Gonzalo’ hasta octubre de ese año, cuando fue trasladado a Buenaventura, Valle.

Allí estuvo unas cuantas semanas, hasta que fue trasladado a Calima-Darién y luego La Sonora (Trujillo). Participó en la masacre de Barragán en diciembre de 2000 y antes de ser enviado a Cauca estuvo en Pardo Alto.

En Cauca estuvo en Mazamorrero, El Toro, Munchique, La Pedregosa y El Naya.

Andrés Felipe Hernández, alias ‘Joselito’
Ingresó a las AUC en el corregimiento la Balsa, en Buenos Aires, Cauca. Estuvo en Mazamorrero, San Gregorio, El Porvenir, Munchique Bellavista y El Naya.

El ex paramilitar cuenta que tan sólo estuvo durante cinco semanas en el Bloque Calima, y que tres de ellas se las pasó lesionado de un pie.

Jairo Viafara Locumí, alias ‘Colocho’
Cuenta que ingresó en septiembre de 2000 por voluntad propia al Bloque Calima y que buscó en Timba a alias ‘Martín’ para que lo aceptara en el grupo. De ahí fue enviado a Barejonal y estuvo en San Miguel, La Balsa, Buenos Aires, La Cartulina, Ortega, El Carmelo, Plan de Morales, Coral y La Aventural en Cauca.

En diciembre de 2000 él y otros paramilitares fueron enviados para apoyar al grupo que se enfrentó con la guerrilla en Barragán (Valle), pero cuenta que cuando llegaron, ya se habían acabado los combates. Luego estuvo en Pardo Alto, Tuluá, hasta mediados de febrero de 2001.

Regresó a Cauca y estuvo en Mazamorrero, El Toro, Munchique, La Pedregosa, Betulia, Bellavista y El Naya.

José María Eraso Sarmiento, alias ‘El Canoso’
Ingresó a las autodefensas en 2000, en San Blas, Sur de Bolívar, supuestamente porque en la finca en la que trabajaba el ELN asechaba. Hizo su entrenamiento paramilitar en las escuelas de las Accu en El Tomate, en el Uraba antioqueño, y en abril de 2000 llegó al Valle con alias ‘Jamón’.

Fue enviado a Cauca y estuvo en San Miguel, La Balsa, Lomitas y El Plan de Morales, hasta que fue enviado como urbano a Popayán. Participó en la masacre de la Rejoya, y luego estuvo patrullando en Mazamorrero, La Pedregosa, Munchique y El Naya.

Weimar Ambulia Caracas, alias ‘Sambumbe’
Ingresó en Junio de 200 a las AUC en finca entre Timba y Santander de Quilichao, por “desempleo”. Durante tres meses estuvo patrullando en diferentes regiones de Cauca como La Aventura, El Naranjal, El Plan de Morales, Guachinte, Barejonal y Timba.

En el Valle estuvo en La Sonora (Trujillo), La Buitrera, Palmira y Jamundí. Este ex paramilitar alega que fue condenado injustamente por la masacre de El Naya, ya que para la Semana Santa de 2001, se encontraba en la Buitrera.

José Didier Duque Bernal, alias ‘Motas’
Entró al Bloque Calima en octubre de 2000 en la zona rural de Tuluá. En noviembre fue enviado a Ortega, Cauca, y al mes siguiente regresó a Tuluá. No participó en la masacre de a Barragán porque lo dejaron a él y a tres ‘paras’ más, cuidando una caleta de armas en Pardo Alto.

Luego fue nombrado escolta del jefe paramilitar alias ‘Sisas’ y estuvo entre Pardo Alto y La Sonara. Luego su grupo se desplazó a Cauca para planear y cometer la masacre de El Naya.

Melquisedec Fajardo Ospina, alias ‘El Topo’
Ingresó a las AUC en septiembre de 2000 en Barejonal, Cauca.  Patrulló en Morales, Timba y Buenos Aires. En diciembre de 2000 fue enviado como apoyo para el grupo que se enfrentaba con la guerrilla en Barragán, pero cuando llegó, el combate ya había terminado.

Se quedó un tiempo en Sevilla, Valle y luego participó en la masacre de El Naya.

Albeiro Serna Ortiz, alias ‘Monterrey’
Cuenta que ingresó a las autodefensas porque se quedó sin empleo. Como conocía a alias ‘Góngora’, uno de los jefes de la escuela La 10, realizó su entrenamiento paramilitar con él.

Llegó al Valle en febrero de 2001 y se desempeñó como conductor del Bloque Calima en Trujillo. Él era el encargado de surtir con víveres, medicinas y armas a los hombres que se encontraban en el monte.

Fue enviado a la masacre de El Naya como escolta del jefe paramilitar alias ‘El Teniente’.