VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

El origen (1953- 1964)

Las Farc tienen sus raíces en los estertores de un conflicto anterior. Guerrilleros liberales, nacidos del enfrentamiento entre los partidos tradicionales en los años cuarenta, se habían mantenido en armas instigados por sus dirigentes en los Llanos y en Tolima.
tirofijoinicios
Tirofijo en sus inicios en la guerrilla. Foto Semana

Al sur de este último departamento, conservadores y liberales se sumieron en la violencia. De ahí nacieron tanto las guerrillas liberales, como las de autodefensa campesina, de influencia comunista. El gobierno militar, encabezado por el general Gustavo Rojas Pinilla, decretó una amnistía a la que se acogieron muchos guerrilleros, pero  como algunos en el sur siguieron armados, finalizando 1953 el gobierno lanzó una ofensiva sobre la región de Tierradentro, Cauca.

Después de un mes de combates, los guerrilleros, conocedores del terreno, sobrevivieron, a pesar de que el bloqueo del Ejército los obligó a robar comida. Por los siguientes dos años, se movilizaron al sur del Tolima y allí se reagruparon.

Un líder de esta organización liberal armada era Pedro Antonio Marín, quien en 1952, según relató otro fundador de las Farc, Jaime Guaracas años después, se metió a un curso de formación de cuadros del Partido Comunista, en la hacienda El Davis, entre Rioblanco y Ataco en Tolima y luego se convirtió en liberal comunista, con el nombre de guerra de ‘Manuel Marulanda Vélez’, tomado del de un sindicalista asesinado. Las tensiones entre liberales puros, llamados “limpios”, y liberales comunistas comenzaron a crecer y en una primera conferencia guerrillera de 1955, cuando los rebeldes sumaban unos 130 hombres, intentaron resolver estas peleas internas.

Pero las disputas siguieron al punto de que los “limpios” se unieron al gobierno militar para ayudarle al Ejército a tomarse El Davis y liquidar a los comunistas. ‘Marulanda’ propuso que la mayoría saliera, las familias que los apoyaban volvieran a la vida civil. El campesinado en armas se replegó de manera mas o menos ordenada en lo que se conoció como las “columnas de marcha” hacia el cañón del Río Duda y las llanuras del Río Guayabero en el Meta y hacia El Pato, en Caquetá.

La compañía de 75 hombres que se había quedado para proteger la zona fue sin embargo, arrasada.

Derrocada la dictadura en 1957, y luego de una junta militar de transición que gobernó el país por un año, el primer gobierno civil de Alberto Lleras, ofreció una segunda amnistía a los guerrilleros en armas. En 1958 fue la primera reunión entre gobierno y guerrilla en Aipe, Huila. Las negociaciones, que buscaban integrar a la sociedad a todos los guerrilleros que quedaban del enfrentamiento partidista, a liberales, comunistas y conservadores, continuaron y para 1959 se logró un acuerdo. Sin dejar sus armas, pero ya no en rebeldía, las guerrillas conformaron grupos de autodefensa campesina que se encargaron de cuidar el campo para proteger a la gente de nuevos grupos armados,

Marín recuperó su nombre real y se empleó como inspector de carreteras en la construcción de la vía que iba de Carmen (Huila) a Gaitania (Tolima). Pero en enero de 1960, un paramilitar (uno de los primeros del país) armado por el Ejército, y con el apoyo de los liberales “limpios” llamado José María Oviedo y conocido con el nombre de ‘Mariachi’ asesinó a su amigo Jacobo Prías Alape (Charro Negro) en Gaitania.
‘Marulanda’ abandonó su puesto de inspector y se devolvió a su trabajo político con los campesinos. Los militares le advirtieron que no podía seguir predicando el comunismo, y la guerra entre limpios y comunistas se volvió a prender.

‘Marulanda’ decidió entonces quedarse definitivamente en una zona llamada Marquetalia, en el corregimiento de la Gaitania, municipio de Planadas en Tolima, al mando de una organización armada. “Tenemos que hacer millones de reuniones con los campesinos para motivarlos a la toma del poder, pero esta gente tiene malas intenciones con nosotros. Nos quieren joder, pero no les vamos a dar esa posibilidad”, escribió Guaracas que dijo ‘Marulanda’.

Creó entonces una organización proveniente de las mismas autodefensas a la que llamaron ‘La Móvil’, un grupo bien entrenado de unos 30 hombres que se enfrentó con las tropas oficiales en los años siguientes en operaciones especiales. Es decir, quedaron dos grupos armados que se apoyaban entre sí: las autodefensas y ‘La Móvil’.

Con el Ejército a la ofensiva, se reunieron en Marquetalia en abril de 1961, delegados de los grupos de resistencia armada del Guayabero, Natagaima, El Pato, Neiva con la presencia de un delegado del Comité Central del Partido Comunista, en lo que se conoce como la “Primera Conferencia Guerrillera”, cuando aún no nacían las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc.

En 1962 el gobierno conservador lanzó una ofensiva militar contra las guerrillas de Marquetalia, principalmente contra ‘La Móvil’,  sin resultados a la vista para ninguno de los enfrentados. Para 1963, ya no quedaban guerrilleros liberales “limpios”. Un año después ingresó a las guerrillas de autodefensa Luis Alberto Morantes, con el nombre de guerra de ‘Jacobo Arenas’, quien iría a ser el ideólogo principal de estas guerrillas comunistas y es clave para desarrollar la guerra de guerrillas. Jaime Guaracas recordó así ese momento: “En abril de 1964 llegaron a la región los camaradas del partido Jacobo Arenas y Hernando González, que nos encontraron en pie de alerta y en las trincheras. Traían un informe completo sobre el plan del gobierno de Guillermo León Valencia contra la región de Marquetalia”.

El 14 de mayo de 1964 arrancó la Operación Marquetalia, un feroz embate por aire y tierra de 16.000 soldados y la asesoría de militares estadounidenses del Plan Laso (Latin American Security Operation), un capítulo de la Guerra Fría para la región, contra las guerrillas comunistas. ‘Marulanda’ ordenó que todos aquellos que por su condición física o familiar no pudieran enfrentar la guerra serían evacuados. “El gobierno nos ha decretado una guerra que se puede prolongar por muchos años”, dijo Marulanda.  Sólo se quedaron para hacerle frente al ataque  militar 52 campesinos y dos mujeres.

“El 20 de julio de ese año se realiza la asamblea general de los pobladores de Marquetalia, ya dentro de la selva que teníamos por única casa, y se define que a partir de esa fecha nos convertiríamos en guerrilleros revolucionarios", escribió luego Guaracas.

Haga clic sobre las imágenes para acceder a las conferencias.