VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

Desplazamientos de indígenas Awá, por enfrentamientos en Nariño

Ocha, entidad de la ONU encargada de asuntos humanitarios, registró que 1.300 nativos se vieron obligados a abandonar sus hogares por “hostigamientos” entre las Farc y la Fuerza Pública.


Desde hace años los indígenas Awá han sido afectados por el conflicto armado. Foto: archivo Semana.

- Las voces awá en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
      
En la mañana de este martes, Ocha, una organización adscrita a las Naciones Unidades, emitió un comunicado en el que registra que 850 familias de la comunidad Awá resultaron afectadas la pasada madrugada del 2 de diciembre, por “operaciones militares con las Farc por parte de la Fuerza Pública”.

El pasado domingo se conoció que en un operativo conjunto de la Fuerza Aérea y el Ejército murió a alias 'Guillermo Pequeño', el jefe guerrillero que tenía azotado al suroccidente del departamento de Nariño. Tras tres bombardeos a un campamento subversivo en el municipio de Ricaurte, murió este jefe de la Columna Mariscal Sucre.

Después de ocurrir estos hechos, una comisión de la Alcaldía de Ricaurte y de la Guardia Indígena de los Awá, partieron hacia la zona para atender la situación. Según la Alcaldía, las comunidades se reunieron en varias instituciones educativas, y entre las personas desplazadas se encuentran 10 mujeres en embarazo.

“La comisión observó necesidades urgentes en alimentos, abastecimiento de agua y elementos de hábitat (frazadas, colchonetas, ollas). Según información del Secretario municipal de asuntos indígenas, la alcaldía municipal no contaría con recursos económicos para prestar atención humanitaria a las comunidades Awá desplazadas”, indica Ocha.

Al día de hoy, según las autoridades locales, los enfrentamientos y sobrevuelos han mermado. Así mismo, reportan daños en viviendas de la población civil y han solicitado a las fuerzas militares que no afecten a la comunidad.

¿Quién era 'Guillermo Pequeño'?*
El cabecilla de la columna 'Mariscal Sucre' muerto tras la operación del Comando Conjunto del Suroccidente en Nariño y que fue identificado como alias 'Guillermo pequeño' era un hombre del que no se conocía su verdadero nombre, pero del que se sabía que era uno de los subversivos con más sangre fría dentro de las filas de las FARC.

 Una de sus acciones más sanguinarias da cuenta del asesinato de los indígenas de la comunidad Awá que en febrero de 2009, acusados por esa guerrilla de ser colaboradores del Ejército, fueron ultimados con machetes y cuchillos.
 
La misma comunidad dijo en su momento que los hombres de la 'Mariscal Sucre' se llevaron a once indios, desaparecieron a tres y mataron al resto entre quienes estaban dos mujeres embarazadas.

'Guillermo pequeño' nació en algún lugar de Caquetá y llegó a la ya mencionada columna en enero de 2010, luego de pasar por la 'Jacobo Arenas' donde era el segundo al mando recibiendo órdenes de alias ‘Pija’.

Por 'Guillermo pequeño' se ofrecía una recompensa de hasta 400 millones de pesos la cual fue anunciada por el ministro Juan Carlos Pinzón durante un consejo de seguridad celebrado en julio pasado en Tuquerrés. Ese pago, al parecer, se hará efectivo para algunas personas que dieron información sobre la ubicación del cabecilla.

De allí que la campaña de la recompensa se concentrará en los municipios de Ricaurte, Piedrancha, Guachavez y Samaniego poblaciones por las que se movía permanentemente con los guerrilleros a su mando, siendo los más cercanos su guardia personal compuesta por seis hombres.

En esos sitios se sintió el terror implantado por este hombre que llegó hace cerca de un cuarto de siglo a la guerrilla. Campos minados, ataques a la infraestructura, quema de vehículos y hostigamiento a la población eran, entre otras, las acciones delictivas del sujeto.

Pero no solo los lugareños sufrieron con el rigor de 'Guillermo pequeño'. Los informes de inteligencia dan cuenta de que sus subordinados eran castigados con frecuencia por cuenta del cabecilla quien buscaba cualquier excusa para someterlos y castigarlos con trabajos forzosos o humillativos a quienes no seguían sus órdenes como él quería. De hecho, se habla de que realizó "ajusticiamientos por causas insignificantes".

* Información tomada de Semana.com.