'Nano', Luis Fernando Jaramillo Arroyave

La policía presentó a alias 'Nano' como un cabecilla de 'Los Paisas', pero tenían en sus manos a un peligroso ex jefe del Bloque Mineros de las Auc en Antioquia.
Alias 'Nano' era un jefe de las Auc, según pruebas de la Fiscalía y de varias víctimas de los paramilitares. 
Luis Fernando Jaramillo Arroyave, alias ‘Nano’, ‘don Delio’ ó ‘23’, no es un paramilitar raso como fue presentado durante la desmovilización del Bloque Mineros de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) el 20 de enero de 2006, ni un líder político de esa facción paramilitar como se identificó ante los fiscales días antes de la ceremonia de dejación de armas realizada en el corregimiento La Caucana, de Tarazá, Bajo Cauca antioqueño.

Jaramillo Arroyave, capturado al amanecer del pasado lunes 30 de enero en el restaurante Hatoviejo de la Avenida Las Palmas, en Medellín, fue un jefe paramilitar responsable de la financiación del Bloque Mineros a través del narcotráfico por más de quince años, que además comandó el Frente Anorí e hizo parte del grupo de miembros negociadores de las Auc durante las conversaciones de esa organización paramilitar con el Gobierno nacional, según investigaciones de las autoridades. 

Su captura se logró gracias al trabajo de dos fiscales, uno de la Fiscalía Especializada de Medellín y otro de la Unidad Nacional de Justicia y Paz. Ambos recopilaron informes judiciales realizados hace varios años, así como testimonios de jefes, mandos medios y combatientes rasos de diferentes facciones de las Auc. Al cruzar la información, precisaron la identidad de alias ‘Nano’ y sus funciones en la organización paramilitar. 
 

Un informe de policía judicial fechado el 25 de agosto de 2009 señala que “Jaramillo Arroyave era un hombre de mucha importancia para el comandante del Bloque Mineros, Ramiro Vanoy Murillo”. Según este documento, sus actividades del narcotráfico le permitieron “ser una persona cercana a la Casa Castaño y posteriormente a través de sus máximos comandantes Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, y Rodrigo Pérez Alzate, alias 'Julián Bolívar’, al Bloque Central Bolívar”.

De acuerdo con los informes y testimonios compilados durante varios meses, tanto Jaramillo Arroyave como Yepes Galeano habían constituido un fortín del narcotráfico y del paramilitarismo en el corregimiento Liberia, conocido también como El Charcón, del municipio de Anorí, Nordeste antioqueño. Allí tuvieron un cristalizadero de base de coca, una armería, en la cual construían y reparaban armas para diversas facciones de las AUC, y su base de operaciones. 

“Cuando permanecían en el corregimiento habitaban una casa con muchas comodidades ubicada en la parte alta del caserío, la cual era denominada La Mayoría. En ocasiones hacían uso de un helicóptero perteneciente a la estructura paramilitar donde movilizaban la nómina para el pago de la organización ilegal, armas y drogas ilícitas”, indica un informe de policía judicial.

Para proteger las operaciones, contaban con un pequeño ejército ilegal de por lo menos 200 hombres, armados, distribuidos en varias bases ubicadas en los cerros alrededor del corregimiento, protegidas por campos minados. En la zona urbana del corregimiento permanecían entre 30 y 40 hombres.
 
Las pesquisas también incluyeron a su esposa, Marta Ubenis Yepes Galeano, alias ‘Marta Millón’, con quien compartía actividades delictivas. La mujer también fue arrestada horas más tarde por los agentes de la Policía Nacional en un sector residencial de la capital antioqueña.

‘Nano’ se desmovilizó como combatiente raso por recomendación del entonces Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, y no como jefe de frente. No obstante, su influencia en las AUC lo llevó a integrar el grupo negociador de la organización paramilitar durante los diálogos con el Gobierno nacional durante el año 2003 llevados a cabo en Santa Fe de Ralito, departamento de Córdoba. 

De su presencia en el grupo negociador hay constancia documental. Se trata de un acta firmada el 14 de octubre de 2003, en la que se dan instrucciones internas para participar en los diálogos con los voceros del Gobierno nacional. Junto a la firma de alias ‘Nano’, aparecen los nombres de Vicente Castaño, Salvatore Mancuso, Adolfo Paz (Diego Fernando Murillo Bejarano), Ramiro Vanoy, Hernán Hernández (Ever Veloza), Jorge 40 (Rodrigo Tovar Pupo), Diego Vecino (Edwar Cobos Téllez), Alemán (Fredy Rendón Berrío), Paisano, Águila, Ramón Mojana (Éder Pedraza), Gabriel Zapata, Ricardo (Rodrigo Zapata Sierra), Memín (Luis Arnulfo Tuberquia) y Perra Loca (Héctor Javier Restrepo Santamaría).

Hasta el momento, las autoridades han podido constatar que parte de su grupo paramilitar no se desmovilizó con el Bloque Mineros y al parecer se articuló a la banda de Los Paisas, que delinque en diversas regiones del país, entre ellas el Bajo Cauca antioqueño y un amplio sector del Nordeste antioqueño.

Pese a que existen informes judiciales que datan del año 2003 en los cuales se le asocia con grupos paramilitares y actividades de narcotráfico, Jaramillo Arroyave recibió el 16 de enero de 2006 el certificado judicial del DAS N. 13219247, en el que consta que no tiene antecedentes judiciales. Ese mismo día, durante una versión libre rendida ante varios fiscales dijo que ingresó al Bloque Mineros en el año 2000 y, según él, “estaba en la parte político-social” de la organización, “trabajando con la comunidad para su desarrollo”.

Sobre su esposa, los informes judiciales indican que viajaba constantemente con Jaramillo Arroyave al corregimiento Liberia, y una vez allí se vestía de camuflado americano. En el casco urbano era propietaria de varios negocios, entre bares, depósitos de materiales y almacenes agrícolas. Las autoridades también han establecido que fue concejal de Tarazá entre 2001-2003, cuando resultó elegida en representación del Partido Liberal Colombiano.

De la importancia de alias ‘Nano’ en la estructura del Bloque Mineros han dado testimonio jefes paramilitares como Rodrigo Zapata Sierra, alias ‘Ricardo’, por varios años cercano de Vicente Castaño, quien se autodenomina el “Canciller de las Auc”. Este ex paramilitar se conoce por haber conseguido la cita en la Casa de Nariño para que se reunieran voceros del Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, y emisarios del ex jefe paramilitar y confeso narcotraficante Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘don Berna’, en abril del 2008.

También han hecho referencia a alias ‘Nano’ los paramilitares Alfredo Jiménez Castañeda, alias ‘Gordo Pepe’, quien se encuentra en Estados Unidos, y Daniel Alejando Serna, alias ‘Kener’, un reconocido sicario que conformó varias estructuras paramilitares como instructor militar.

Asimismo, por lo menos ocho desmovilizados rasos de las Auc han hecho referencia de Jaramillo Arroyave. Varios de ellos lo identifican como “el patrón”, “el jefe de El Charcón”, “el dueño del Frente”. Además, uno de ellos denunció la existencia de fosas comunes en el corregimiento donde estarían los restos de por lo menos tres combatientes que fueron asesinados por no cumplir sus órdenes. 

Otro de los desmovilizados relató a la Fiscalía que en Liberia había un cristalizadero y explicó cómo, en alguna ocasión, transportó base de coca hasta el lugar: “Cada uno llevábamos de a siete kilos por combatiente, en esa ocasión íbamos dos contraguerrillas, o sea sesenta hombres. En El Charcón (Liberia) la transformaban en cocaína”. 

Al momento de la captura, realizada por agentes de la Policía Nacional adscritos a la Sijin, Jaramillo Arroyave se encontraba con Anderson Vanoy, hijo de Ramiro Vanoy Murillo, alias ‘Cuco Vanoy’, ex comandante del Bloque Mineros y en su momento jefe de alias ‘Nano’.

De acuerdo con versiones recogidas entre los investigadores judiciales que conocieron del caso, el ex paramilitar y narcotraficante se había encontrado por casualidad con el hijo de alias ‘Cuco Vanoy’ y le recriminó porque su papá lo había incriminado en una audiencia de versión libre rendida desde Estados Unidos en diciembre del año pasado.

En esa ocasión, el ex jefe paramilitar aseguró que no respondería por los crímenes del Frente Anorí de las Auc porque ese grupo tenía un comandante, conocido como alias ‘Nano’. Este detalle exaltó a Jaramillo Arroyave, quien lanzó improperios contra el hijo de Vanoy Murillo en uno de los baños del restaurante Hatoviejo.

Una vez se hicieron presentes los investigadores de la Sijin para hacer cumplir una orden de captura librada contra alias ‘Nano’ por un fiscal especializado de Medellín, los ánimos se caldearon y antes de ser retenido lanzó amenazas contra los fiscales y agentes judiciales que lo investigaban desde hacía varios años.

Las amenazas contra el hijo de alias ‘Cuco Vanoy’ fueron dadas a conocer por el ex jefe paramilitar horas después de la captura de alias ‘Nano’, en desarrollo de una imputación de cargos que le viene haciendo desde la semana pasada la Fiscal 15 de la Unidad Nacional de Justicia y Paz.

En la audiencia, Vanoy Murillo dijo que estaba dispuesto a seguir colaborando con la justicia desde una cárcel de Miami, donde está recluido desde mayo de 2008, cuando fue extraditado por orden del Gobierno nacional, para aclarar la verdad de lo ocurrido durante su permanencia en Bloque Mineros, pero que había personas que querían obstruir el proceso, en una clara alusión a alias ‘Nano’.

Tras la captura de este ex paramilitar y narcotraficante, la Fiscalía Especializada de Medellín tendrá la oportunidad de aclarar su papel en las Auc y exponer ante un juez las investigaciones que se le adelantan por los delitos de homicidio, desplazamiento forzado y concierto para delinquir, entre otros.