VerdadAbierta.com

Facebook
Twitter
Youtube

La cuota de 'HH' en el exterminio del Bloque Metro

El grupo que comandó 'HH' fue vital en la guerra que las Auc le declararon a 'Doble Cero'. Su bloque aportó armas, combatientes y al hombre encargado de liderar la cacería.
  
A mediados de 2003 diferentes bloques de las Auc se unieron para acabar con el Bloque Metro de 'Doble Cero'. Paradójicamente, este asesinado jefe paramilitar, les enseñó a matar a muchos de los hombres que lo cercaron. Imagen: VerdadAbierta.com.

- Arrancó el juicio más grande contra 'paras' en Justicia y Paz
- Las autodefensas que antecedieron al Bloque Calima

Cuando en el país se empezó a escuchar sobre una posible negociación simultánea con los grupos paramilitares para que dejaran las armas, Carlos Mauricio García, alias 'Doble Cero', se declaró en rebeldía por la entrada de narcotraficantes camuflados como autodefensas en la mesa de diálogos con el Gobierno Uribe y sus ex compañeros no dudaron en sacarlo del camino.

'Doble Cero' se ganó la enemistad de varios jefes de las Auc, especialmente la de Diego Fernando Murillo Bejarano, alias 'Don Berna', a raíz de sus denuncias sobre la “narcotización” de las autodefensas y de sus intensiones de entablar en solitario diálogos de paz con el Gobierno Nacional.

La respuesta de sus ex compañeros de lucha no se hizo esperar y fue así como una coalición de varios grupos paramilitares le declararon la guerra a él y a su Bloque Metro, que delinquieron en el nororiente de Antioquia y las comunas marginales de Medellín.

Durante la contextualización del Bloque Calima, en una audiencia de imputación de cargos a 90 desmovilizados en Bogotá, la Fiscalía de Justicia y Paz de Cali narró cómo fue esa confrontación fratricida en la que participaron los hombres de Éver Veloza, alias 'HH'.

En versión libre ante la Fiscalía 17 de Justicia y Paz, Elkin Casarrubia Posada, alias 'El Cura', quien desde finales de 2000 fue jefe militar y segundo al mando del Bloque Calima, confesó que luego de una reunión de varios jefes de las Auc en Córdoba, le dieron la misión de comandar los operativos contra 'Doble Cero'.

En esa reunión, según contó la Fiscalía, se gestó la orden de asesinar a 'Doble Cero' y a sus hombres, “porque estaba dando información de gente que trabajaba con el narcotráfico, como 'Don Berna' y 'Macaco'”.

'El Cura' dijo que a mediados de 2003, alias 'HH' le ordenó trasladar a 50 de sus hombres del sur del país al municipio antioqueño de Santo Domingo. Además, le fijaron el mes de diciembre de ese año, como la fecha límite para exterminar a 'Doble Cero'.

La persona encargada de conseguirle a 'El Cura' “lo que fuera” y ser su segundo al mando, fue alias 'El Negro Elkin', un hombre cercano a 'Don Berna'. El punto de concentración de las tropas fusionadas de paramilitares fue una finca en la zona rural de Guinea, en el municipio de Guarne, Antioquia.

Bajo el mando de 'El Cura' y 'El Negro Elkin' estuvieron 30 hombres de 'Memín', ex jefe de Bloque Noroeste de Antioquia; alrededor de 20 hombres de 'El Gato', amigo de Rodrigo Zapata; 60 hombres de alias 'René', ex jefe del Bloque Suroeste de Antioquia; 30 hombres de alias 'Kenny', del Bloque Pacífico Héroes de Chocó; varios hombres del Bloque Minero de 'Cuco' Vanoy, y los 50 que aportó 'HH'.

Con una tropa de alrededor 350 paramilitares, 'El Cura' los dividió por grupos y los dejó al mando de alias 'Federico', alias 'Nechí', alias 'King Kong', alias 'El Gato', alias 'Cobra', alias '90' y alias '25'. Esos paramilitares fueron dotados con armamento que el Bloque Calima envió desde el municipio de Cartago, ubicado en el norte de Valle del Cauca.

En julio, un mes después de iniciar todos los preparativos, la coalición de las Auc incursionó en Santo Domingo, sitio de alta injerencia del Bloque Metro e iniciaron los primeros enfrentamientos.

De acuerdo con el relato de la Fiscalía, los hombres de 'El Cura' tuvieron que regresar a Guarne, porque que helicópteros de la Fuerza Pública ametrallaron la zona montañosa donde se refugiaban. Salieron de Santo Domingo para atender a los heridos y reorganizarse.

Alias 'René' se retiró a los pocos días de iniciar la guerra porque perdió a varios de sus hombres durante los combates. Según información de la Fiscalía, la resistencia de los hombres de 'Doble Cero' fue tan grande, que 'HH' le ordenó a 'El Cura' que llevara 100 fusiles más del Bloque Calima, los cuales fueron transportados en una camioneta por alias 'La Marrana' y un mayor del Batallón Pichincha de Cali conocido con el apellido de Figueroa.

Además de los fusiles, 'El Cura' recibió más tropa procedente de Urabá y del Calima. Con los refuerzos de las Auc en Antioquia, los combates se recrudecieron en Santo Domingo, Amalfi, San Roque y lugares aledaños, en donde la población civil se desplazó despavorida por el fuego cruzado entre los paramilitares.

Durante esos días, 'Doble Cero' se contactó por teléfono con 'El Cura', y le recriminó que lo estuvieran atacando por su negativa de aceptar la presencia de narcotraficantes dentro de las autodefensas.

Sin embargo, su llamada no tuvo efecto y siguieron los enfrentamientos. Entre los nuevos hombres de 'HH' que llegaron para reforzar a la coalición de las Auc, estaba alias 'Sancocho', quien tuvo la misión de instalar y manejar los grupos de urbanos en Guarne, San Vicente y Barbosa, de donde fue expulsado el Bloque Metro.

Pasaron tres meses para que 'Doble Cero' perdiera sus territorios históricos y saliera de la zona de los combates. Al parecer, en septiembre de 2003, el jefe del Bloque Metro abandonó la región en un helicóptero particular y varios de sus hombres se entregaron con el armamento a sus ex compañeros paramilitares.

Entre el personal que se entregó estaban doce escoltas directos y de confianza de 'Doble Cero', entre ellos alias 'El Panadero', alias 'Daniel', Jaime Barrera, alias 'El Cholo' y alias 'Mosquito'. Inicialmente fueron asignados a 'El Cura' para que los ingresara al Bloque Calima, pero días después 'HH', 'Don Berna' y Vicente Castaño, ordenaron que fueran asesinados.

Acatando esa orden, los 'paras' asesinaron a diez de los hombres de confianza de 'Doble Cero' y a cuatro más que ya habían cambiado de bando. La razón de asesinarlos fue que, supuestamente, éstos se negaron a dar información sobre el paradero de su jefe.

'El Panadero', reconocido en la región por estar al frente del robo de gasolina, fue uno de los asesinados por desconfianza, pero su historia no terminó con las heridas de las Auc que causaron su muerte.

Según contó la Fiscalía ante el magistrado de control de garantías, el cadáver de este ex paramilitar fue dejado entre San José de Nus y Cisneros, para que integrantes del Ejército de Puerto Berrío lo presentaran como positivo muerto en combate. Sobre los presuntos responsables, la Fiscalía indicó que “ese arreglo (lo) hicieron 'JJ' y 'El Negro Elkin' con los militares”.

Aunque las Auc no pudieron obtener la cabeza de 'Doble Cero' en 2003, éste perdió la guerra contra sus 'hermanos' en octubre de ese año. Luego de su victoria, la coalición de las Auc se repartió el territorio que ocupó el Bloque Metro.

Los municipios de San Carlos, El Jordán, Marinilla, Guarne y La Ceja, fueron dejados a cargo del Bloque Héroes de Granada. Al Bloque Central Bolívar le correspondieron los municipios de Cristales, San José de Nus, Yolombó y Puerto Berrío. El Bloque Calima se quedó con los territorios de Santo Domingo, Alejandría, Concepción, El Rayo, Termales, Cisneros, Pescadito, La Floresta, La Quiebra y Amalfi.

Entre marzo y mayo de 2004, el Bloque Calima le entregó Concepción y Alejandría al Bloque Héroes de Granda. No obstante, continuó controlando el de resto de zonas hasta la desmovilización, ocurrida el 18 de diciembre de 2004.

En Antioquia, a cientos de kilómetros de su epicentro, el Bloque Calima estuvo encabezado por 'HH', el encargado militar fue 'El Cura' -hasta su captura en agosto de 2004-, el jefe de urbanos fue alias 'Sancocho', y alias 'Nechí' fue el encargado de la zona rural, que tuvo como base al municipio de Santo Domingo.

El control del municipio de Amalfi fue encargado especialmente a 'El Cura' por orden de Vicente Castaño, puesto que allí vivían algunos de sus familiares. Para protegerlos, montaron un grupo compuesto por alrededor de 60 hombres, entre rurales y urbanos.

La Fiscalía concluyó la reconstrucción de este capítulo del Bloque Calima con la documentación de la financiación de estos paramilitares en Antioquia. El grupo de Amalfi se financió por medio de cobros a los mineros, los hombres de 'Sancocho' se abastecieron con el cobro de impuestos a los ladrones del poliducto de Ecopetrol y el resto de la nómina fue cancelada con los dineros que el grupo de 'HH' produjo en el sur del país.

Cuando terminó la guerra varios hombres del Bloque Metro pasaron a otros bloques paramilitares y sus vidas les fueron respetadas. Algunos de ellos entraron Bloque Calima y fueron enviados a Valle de Cauca, como Juvenal Álvarez Yépez, alias 'Cocacolo', quien ya ha sido procesado en Justicia y Paz.

Finalmente, Carlos Mauricio García, alias 'Doble Cero', fue asesinado en mayo de 2004 en Santa Marta, cuando hombres armados le dieron cinco disparos en la cabeza. Curiosamente, tras su muerte, se colaron al proceso de Justicia y Paz varios personajes vinculados históricamente con el narcotráfico como 'Don Berna', 'El Tuso' Sierra, Miguel Arroyave, 'Los Mellizos' Mejía, 'Gordolindo', entre otros.

Actualmente, la desesperada guerra con la que las Auc acabaron al Bloque Metro, sigue causando estragos y angustias. Como los paramilitares de ese grupo no se pudieron desmovilizar -puesto que el grupo dejó de existir-, la magistratura de Justicia y Paz dice que no los puede procesar, con lo que sus víctimas se encuentran en el limbo jurídico y continúan a la espera de las tan ansiadas verdad, justicia y reparación.