El paso del Bloque Elmer Cárdenas por Boyacá

Por orden de Carlos Castaño Gil, este bloque paramilitar hizo presencia en varios municipios esmeraldíferos. Tales circunstancias podrían complicar situación del empresario Pedro Nel Rincón, conocido como ‘Pedro Orejas’.

images/jefes/elaleman/aleman320x180.jpgFreddy Rendón Herrera, alias 'El Alemán', jefe del Bloque Élmer Cárdenas, durante la entrega de armas de su grupo paramilitar.Por orden de Carlos Castaño Gil, vocero de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), un grupo de paramilitares que integraban el Bloque Elmer Cárdenas crearon el Frente Héroes de Boyacá, facción que pretendía enfrentar las guerrillas en buena parte de los municipios esmeraldíferos del departamento de Boyacá y cuyos vínculos podrían comprometer al empresario de las esmeraldas Pedro Nel Rincón, también conocido como ‘Pedro Orejas’, hoy en prisión.

Fredy Rendón Herrera, alias ‘El Alemán’, comandante del Bloque Elmer Cárdenas, ha precisado en diversas ocasiones ante fiscales de la Unidad de Justicia y Paz que esa facción paramilitar fue creada el 25 de agosto de 2001 y sus operaciones culminaron en febrero de 2003, cuando regresaron al Urabá antioqueño.

La primera ocasión que Rendón Herrera habló del tema fue el 6 de junio de 2007, durante una audiencia de versión libre realizada en Medellín. Allí explicó con detalle cómo se creó el Frente Héroes de Boyacá en una zona bastante alejada del norte del Urabá antioqueño, donde este paramilitar tenía su fortín armado.

“En un momento de la historia del Bloque Elmer Cárdenas, me pidió Carlos Castaño que fuese a Boyacá y que le colaborara en la conformación de una escuela de formación y creara un bloque de autodefensa allí bajo mi responsabilidad en lo militar y así lo hicimos y llegamos allí a Boyacá veinticinco de Agosto de 2001”,  indicó alias ‘El Alemán’.

Para ese año, el Bloque Elmer Cárdenas estaba conformado por los frentes Costanero, Norte Medio Salaquí, Dabeiba, Pavarandó, Julián Castro y Tanela. A los que se sumó el Héroes de Boyacá.

En su relato, indicó, con mapa en mano, que el Frente Héroes de Boyacá hizo presencia armada en algunas regiones de Boyacá y zonas vecinas de Cundinamarca y Santander, con lo cual buscaban hacerle frente a facciones subversivas de las Farc y el Eln, históricamente asentadas allí, en un corredor estratégico que unía a estos tres departamentos.

Municipios boyacenses como Muso, Pauna, Briceño, Floriales, Otanche, Albania, Turungua, Saboyá, Chiquinquirá, Maripí y Coper se vieron afectados por la presencia paramilitar. Asimismo, zonas de Cundinamarca como Simijaca, Nusa, Susa, Ubaté, San Cayetano, Cogua, Paime y Pacho.

En otra versión libre ante fiscales de la Unidad de Justicia y Paz, realizada el 27 de abril de 2011, alias ‘El Alemán’ precisó aún más la creación de la facción paramilitar en la zona esmeraldífera de Boyacá. Según él, un grupo de 30 hombres son enviados a esa región “para que operen haciendo labores antisubversivas con el objetivo militar preciso y concreto de sacar de la zona a las células guerrilleras de las Farc”.

En su relato, este ex jefe paramilitar detalló el corredor estratégico que le intentaron disputar a la insurgencia: “las zonas registran gran importancia estratégica; en primer lugar, por ser la periferia de la zona esmeraldífera del centro del país; y en segundo lugar, por ser un corredor estratégico entre la capital de La República y el Magdalena medio, corredor que cuenta con más vías alternas que el tradicional corredor Bogotá-La Dorada”.

De acuerdo con Rendón Herrera, su presencia en esa zona del país también se debía a que en la zona noroccidental de Boyacá existen corredores históricos de movilidad hacia el departamento de Santander, “toda vez que entre la vía de Albania hacia la zona de Vélez y Puente Nacional se desprenden innumerables trochas hacia la legendarias montañas del Cimitarra, Santander, refugio histórico tanto de las Farc como del Eln”.

Los hombres enviados a Boyacá estuvieron bajo el mando de un paramilitar conocido con el alias de ‘Julio’, quien era, en ese momento, el comandante instructor militar de una escuela de formación y capacitación de Necoclí. Él fue el encargado de crear, el 8 de enero del 2002, la centro de entrenamiento en zona rural del municipio de Otanche. Según Rendón Herrera, allí se instruyeron entre 35 y 40 personas oriundas de Boyacá.

En febrero de 2003, el Frente Héroes de Boyacá pasó a conformar las llamadas Autodefensas de Cundinamarca, comandadas por Luis Eduardo Cifuentes, alias ‘El Águila’, quien asume ese grupo y desligándose de ello al Bloque Elmer Cárdenas, por orden también de Carlos Castaño Gil.

“Yo hablé con el señor ‘Águila’, le dije: ‘señor Águila aquí está la gente que milita en este frente en la zona de Boyacá, los que se quieran quedar que son de Urabá que se queden los que no aceptaron se fueron a Urabá’. Y yo le entregué las armas, le entregué la gente y me vine. Pare de contar, no queda documento señor Fiscal”, le explicó alias ‘El Alemán’ a un fiscal de Justicia y Paz el 6 de junio de 2007.

Al regreso al Urabá antioqueño, a finales de febrero de 2003, el grupo bajo el mando de Rendón Herrera fue interceptado por agentes de la Policía Nacional en el municipio de San Jerónimo, Antioquia, en la vía que conduce a Urabá, y les fueron incautadas varias de las armas con las que operaron en Boyacá, que iban encaletadas en un carrotanque.

¿Quienes llevaron las Auc a Boyacá?
De acuerdo con relatos de ex paramilitares que hoy están siendo procesados, entre ellos Rendón Herrera y Julio Cesar Sierra Gómez, conocido con el alias de ‘El Ruso’, las facciones de las Auc llegaron a la zona esmeraldífera con el apoyo de los esmeralderos, quienes le pidieron apoyo a Carlos Castaño Gil para que enviara hombres de las Auc a la región y le hicieran frente a las guerrillas de las Farc y el Eln, entre ellos estaría ‘Pedro Orejas’.

Alias ‘El Ruso', quien en ante fiscales de la Unidad de Justicia y Paz explicó recientemente que no sólo formó de la facción que se desprendió del Bloque Elmer Cárdenas, sino que hizo parte de la avanzada que llegó a la zona en el 2001: “Éramos quince hombres. Nos recibieron en Bogotá y nos llevaron en vehículos directamente a Briceño (norte de Cundinamarca) y a Boyacá. Ese día matamos a dos personas y pintamos con aerosol iniciales del bloque 'Héroes de Boyacá', para darnos a conocer".

Sierra Gómez aseguró que en una reunión realizada en un hotel del municipio de Maripí, un pueblo controlado por el esmeraldero 'Pedro Orejas', conoció a quienes habrían financiado la estructura paramilitar que llegó a la zona:"Allí estuvieron Pedro Nel Rincón, Gustavo Rincón, todos los hermanos de 'Pedro Orejas'”.

Quien también ha señalado al empresario de las esmeraldas, hoy en prisión, fue alias ‘El Alemán’. Según le dijo a fiscales de la Unidad de Justicia y Paz, hubo una reunión entre paramilitares y esmeralderos en fecha que no se precisó, con el fin de hablar sobre el tema de la financiación del Frente Héroes de Boyacá: "Estuvimos reunidos con todos los líderes de la zona del occidente de Boyacá: el señor Horacio Triana, con el que ya había tenido reuniones para la financiación del grupo paramilitar, en representación de Víctor Carranza, los hermanos Rincón y otros".

Lo que viene ahora, con la captura de ‘Pedro Orejas’, es un proceso de contrastación de versiones entre el poderoso empresario de las esmeraldas y los ex paramilitares. Unos y otros tendrá que demostrar que dicen la verdad. Será entonces la justicia la que tenga la última palabra.