Entrevista exclusiva “Me volví bandido por gusto”: ´Nicolás'

Jair Eduardo Ruiz Sánchez, alias ‘Nicolás’, era un licenciado en producción agropecuaria que dejó su profesión para trabajar por gusto con los temidos jefes del paramilitarismo como ‘Cuchillo’, ‘Don Mario’ y Miguel Arroyave. Años más tarde se convirtió en uno de los hombres de confianza de ‘El Mellizo’ Miguel Ángel Mejía, en el bloque Vencedores de Arauca. Hoy a la espera de su condena de Justicia y Paz en la cárcel La Picota de Bogotá le contó a Verdad Abierta cómo fue su paso por las autodefensas.
Jair Eduardo Ruiz Sánchez, alias ‘Nicolás’ o 'Pagado', permanece recluido en la cárcel de La Picota en Bogotá. Foto: Verdad Abierta

- Alias 'Pagado' confesó cómo extorsionó a habitantes de Arauca
- Los nexos de ‘El Mellizo' en Arauca
-
- Vea entrevista en video

¿Cuál es su origen?
“Yo soy de Tame, Arauca, hijo de padres comerciantes. Soy el mayor de tres hermanos. Toda la vida conviví con mi familia hasta el asesinato de mi papá el 16 de marzo de 1991. En esa época cursaba grado once y la violencia por acción de los grupos subversivos en Tame estaba muy marcada. Por cuestiones de seguridad mi madre me mandó a terminar el bachillerato a Barranquilla. En 1992 regreso, muy desubicado por la muerte de mi papá, no tenía un norte definido.

¿Había un buen ambiente en su familia?
Claro que sí. Pero mi hermana, que era menor que yo, se fue a estudiar ingeniería de marketing a Bucaramanga y fue asesinada también en 1997. Lo de ella sí fue un accidente en el que un miembro del ejército llegó tomado a un estadero y mató a mucha gente, entre ellas, mi hermana.

¿Cómo fue su regreso a Tame?
Regresé a Tame a acompañar a mi mamá. Me fui a estudiar Medicina Veterinaria en la Universidad de Villavicencio, pero sólo hice dos semestres por indisciplina. Regresé a Tame, estuve con una muchacha y tuve una hija que hoy tiene 15 años. Entonces mi madre me pidió que volviera a estudiar y regresé a la Universidad de los Llanos. En febrero del 2000 me gradué de licenciado en producción agropecuaria. Ese mismo año, a finales de febrero, ingresé a las autodefensas.

¿Por qué entra a las autodefensas, sí ya tenía una carrera profesional?
Cuando llegué a estudiar a la Universidad, no conocía a nadie en Villavicencio, sólo a un primo que fue criado conmigo. Se llamaba Óscar García, se suicidó hace año y medio. Él era un soldado voluntario del ejército. Al llegar me ofreció la casa mientras me ubicaba. Él vivía con cinco soldados más, que hoy en día son alias ‘Cuchillo’ y alias ‘Pipe’, comandante del Gaviare. En esa época eran soldados activos y allá nos conocimos y vivimos durante cuatro años. Ellos patrullaban durante uno o dos meses, y cuando llegaban armaban la farra. Como en el año 1998 se retiraron del Ejército, y como al año volvieron a la misma casa. Ya venían con plata y empezaron a ayudarme económicamente. Me financiaron el trabajo de grado, me gradué y me regalaron hasta la fiesta. Cuando fui a darles las gracias me dicen que por qué no me quedaba con ellos. Me dijeron que para qué me iba ir a Tame, que allá me mataban, y uno siempre carga ese sinsabor de por qué le matan el papá.

¿No sabe quiénes fueron, si fue guerrilla?
Esta es la hora que no se sabe, pero en esa época no había sino guerrilla del Eln y las FARC. Entonces ingreso y me dicen que iba a trabajar de político.

¿Cómo se imaginó la vida en las autodefensas?
Yo entré por gusto, yo no entré por venganza, yo no entré a las Autodefensas por necesidades económicas porque gracias a Dios mi papá nos dejó con que estudiar y con que vivir. Ingreso confiando en la amistad de ellos, por gusto. Yo quería ser bandido, quería vivir esa experiencia. La viví, la disfruté y la estoy asumiendo acá con la frente en alto, y con un costo alto. Desafortunadamente los que llevan la parte más dura es la mamá de uno y los hijos.

¿A qué bloque ingresa?
Ingreso al frente Guaviare finalizando febrero del 2000. El comandante militar era alias ‘Pipe’, y el segundo comandante era alias ‘Cuchillo’ y el pagador de la nómina era mi primo. El frente Guaviare pertenecía al Bloque Centauros.

¿Quién estaba al mando de ese bloque?
Todavía no estaba Miguel Arroyare. El frente Gaviare era muy pequeñito, éramos 50 hombres, y se escuchaba hablar como cabeza visible a don ‘Eduardo 400’ y a don Miguel Pirabán ('Pirata').

¿Cómo era ‘Cuchillo’?

Yo lo conocí desde su propia casa, a sus padres, a sus hermanos. Luego en el ejército y cuando estuvo encargado de una finca, que fue cuando se accidentó y se cortó la cara. Es un man trabajador. Directamente el Bloque venía coordinado de Urabá, pero se hablaba de jefes como Eduardo 400, un señor que está detenido en La Modelo.

¿Pero ese Bloque fue creado desde Urabá por los Castaño?
Se decía que era de Urabá porque eso era lo que decían cada vez que había una revista, pero yo cuando llego ya estaba conformado.

¿Qué le tocaba hacer, cuáles eran sus labores?
Me dijeron: usted va a un curso de política y le va a leer a los muchachos nuevos qué es la organización, cómo los pueden sancionar, y cuáles son los estímulos. Leer los estatutos y cada vez que llegara un muchacho nuevo sentarme con él y explicarle los lineamientos y las políticas de las autodefensas. Se me facilitaba por mi formación profesional.

¿Cuántos años tenía en ese entonces?
En la época en la que ingresé tenía 29 ó 28 años. Actualmente tengo 36. Por eso digo que yo no entré engañado ni nada por el estilo.

¿Cómo llegó Miguel Arroyave al bloque Centauros?
En diciembre de 2002, alias 'Pipe' me dice que haga un inventario de los hombres. Mi trabajo siempre fue la parte administrativa: manejar inventario, pagar nóminas, hojas de vida, contabilidad. En ese diciembre 'Pipe' me dijo que inventariara todos los hombres, que pagara el sueldo de diciembre y las primas de navidad, y le entregara todo el inventario. El 15 de diciembre voy a las serranías de San Martín, donde estaba 'Pipe', y puse todo al día. En enero llega ‘Cuchillo’ con ‘Pipe’ y me dicen que los acompañe a una finca cerca a San Martín. Allá estaba alias 'Don Mario', alias 'Chente' que era el contador, y alias 'Comando Andrés' que estaba al frente del Casanare, el 'Paisanito'. Entonces Didier o Cuchillo me dicen: “Ellos compraron el frente de nosotros. Ellos son los patrones, entrégueles lo que usted maneja” En esa época no estaba Miguel Arroyave, estaba preso en ese entonces.

¿Usted recuerda cuántos hombres eran?
En esa vez había alrededor de 280 hombres, que ganaban en promedio 450.000 mil pesos mensuales, promediando comandantes y mandos medios.

¿Cuánto más o menos gastaban en total?
El consumo hombre – porque eso sí tenían 'Cuchillo' y 'Pipe' – es que eran muy administrativos, le echaban lápiz a todo. El consumo hombre día estaba en 3.700 pesos, que era lo que costaba mantener un hombre en el área: los tres golpes, las tres comidas.

¿Pero también en las cuentas después de los ‘Mellizos’ gastaban mucho en sobornar autoridades?
El Mellizo no era partidario de dar plata a las autoridades. Cuando yo llegué a trabajar con él lo primero que me dice es: "yo no quiero relaciones con las autoridades porque son una mano de torcidos”

Y en el bloque Centauros ... ¿No pagaban a las autoridades?
Yo hablo del Guaviare. Yo me mantenía en una finca, a mí me llegaban era los reportes que reportaban los gastos y la plata que entraba y yo hacía las cuentas. Yo no sabía quiénes daban el dinero.

¿Entonces cuándo fue la primera vez que escucha de Miguel Arroyare?
Fue en ese diciembre cuando nos dijeron que llegó el patrón que compró el Bloque, pero no nos dijeron por cuánto compró el Bloque. Inmediatamente pusieron a ese señor ‘Chente’ a trabajar conmigo. Me dijeron: él va a ser el comandante suyo con las cuentas, pero todo sigue igual. Fue cuando empezaron a llenar eso de paisas. Después como a los seis meses conocí a Don Miguel alias 'Arcángel'. Incluso el frente Gaviare creció mucho.

Yo salgo del frente en mayo de 2002, para el Meta, al estado mayor, al lado de Arroyare porque ellos miraron la administración que se tenía en el Guaviare. Allá tenía montada una sala de información con personal exclusivo para hojas de vida, para armamento. 'Cuchillo' me dijo: monte una estructura como la quiera montar pero que a la hora que nosotros queramos saber quién es el patrullero 'Julio', por ejemplo, usted me diga quién es, cuánta munición hay, todos los inventarios. Y en una oportunidad, en una revista que hizo ‘Don Mario’, le gustó ese sistema y dijo que él quería lo mismo. En esa época ya don Miguel había comprado el frente Meta y el Casanare, y creo que el Capital.

¿‘Don Mario’ y Arroyare iban de la mano?
Sí, el primero era don Arroyave y el segundo 'don Mario'. Ellos ven el modelo y dicen que lo quieren tener para todos los bloques. Ya habían comprado el Meta. El Meta estaba al mando de 'don Eduardo' y 'don Jorge'. Y en el Casanare estaba el comando 'Mauricio'.

¿Cuánto tiempo duró en el Bloque Centauros?
En el Centauros duré de mayo hasta septiembre. Luego ingreso al bloque Vencedores de Arauca en el 2004.

¿Qué sabe de los conflictos que se presentan al interior del Bloque Centauros entre Arroyare y Cuchillo?
Mientras yo estaba era sólo armonía, porque en esa época el bloque creció. Yo salí del Gaviare entregando una nómina de casi 2.000 hombres, y cuando entré manejaban una de 280.

¿Resultó muy "eficiente" usted?
En cuanto al manejo de información pero en táctica militar yo no tenía nada qué ver. Después me voy al lado de ‘Arcángel’. Lo que pasa es que en el Meta había mucho recelo porque venía desde atrás, cuando era amigo de Didier, y eran muy recelosos con la información que manejaban. Ese señor 'Chente' había cosas que no me dejaba ver. Pero nunca le di importancia a eso. Entonces me trasladan al Casanare porque había mucho despelote, y según don ‘Arcángel’ no sabían qué tenían. Me dicen: váyase allá, hay orden con el comandante para hacer inventario, cuentas. Me voy para el Casanare y recorro hombre por hombre, lo identifico, lo reseño, le tomo los datos, y estando allá conozco al Mellizo.

¿En Casanare usted conoció la guerra que había con los ‘Buitrago’?
Es la guerra más absurda y estúpida que pudo haber. Cómo dos grupos de derecha van a entrar conflicto. Y desafortunadamente fue una guerra a muerte. Uno escuchaba que se citaban. Un día antes eran amigos y al otro día enemigos.

¿Y qué pasó, porqué pelearon?
Dicen que la pelea era entre 'Arroyave' y este señor 'Martín Llanos'. Era muy triste ver amigo con amigo peleando. Se llamaban, todavía tenían los números, “Vamos a pelear, nos encontramos en tal parte” y así era. Duraban tres o cuatro días peleando. Muertos los que quisieran. Entonces se llamaban: “Aflojemos para curar los heridos y volvemos otro día”. Parecía que estuvieran jugando a la guerra.

¿Cuántos muertos hubo en esa guerra?
Yo salí del bloque y todavía seguían en guerra. Se habla de más de 200 muertos en ese enfrentamiento. Pero no conozco datos exactos.

¿Qué sabe usted de la participación de la Fuerza Aérea en estos enfrentamientos?
Desconozco porque en la línea de fuego nunca estuve. Cuando había muertos sí me tocaba ir a identificarlos, iba con mi grupo de muchachos y cada cadáver tenía su reseña, y enviaba el cadáver.

Usted dejó el Guaviare y se fue al Meta, ¿Cómo es el paso de allí al Casanare?
En la rendición de cuentas de Casanare, Arroyare y ‘Don Mario’ no estaban convencidos y decidieron mandarme para ver lo que estaba pasando y les trajera un informe. Yo voy, hago el inventario, y en ese trabajo de campo conozco al ‘Mellizo’. Me lo presentan y me dicen que es el dueño del ‘Vencedores’. Yo termino mi trabajo y sigo con Don Andrés. Yo entrego el informe finalizando diciembre de 2003 y me dan unos días de vacaciones. Cuando en enero escucho que matan un poco de gente del bloque Vencedores de Arauca, entre ellos el comandante ‘Cantante', que era la mano derecha de Don Pablo ('Mellizo'). Llego de vacaciones como el 20 de enero y el comando ‘Mauricio’ me dice que el ‘Mellizo’ me había mandado la razón que si quería ir a organizar, qué fue lo que le quedó, porque no sabía.

¿Quién atacó?
El Ejército y dio de baja a alias ‘Cantante’ y 22 hombres más. Dieron de baja a todos los financieros, sólo quedó uno, alias ‘Polocho’. El comando ‘Andrés’ me dijo que le colaborara al ‘Mellizo’. Me dijo vaya que yo lo presto por un mes. Pero yo le dije que era de Tame y que operaba en la zona mía, y casualmente yo había estado allá en diciembre en fin de año y tuve choque con las autodefensas de allá. Las ACU eran muy atarbanes, cuando yo llegué me pararon en una mesa y me interrogaron quién era yo. A mí me daba risa ver que otro autodefensa igual a uno lo esté tratando como guerrillero. Cuando me llevaron a una finca, vi la cosa delicada, ‘Polocho’ estaba al mando. Le dije que quería hacer una llamada y me dijo que no. Le pregunté por su superior y tampoco me dijo. Entonces le dije que trabajaba en el bloque Centauros, con ‘Don Mario’ y él llamó. ‘Don Mario’ le dijo que yo era trabajador de él. Entonces cuando vuelvo a ayudarle al ‘Mellizo’ me ponen de superior de ‘Polocho’ y ahí lo puse a ‘terapiar’ un tiempo.

La orden directa del ‘Mellizo’ fue: “no quiero excesos, no quiero que me roben. Hágame el favor y organiza las finanzas de tal forma que no nos echemos a la comunidad encima”. Me dijo que estaban ‘Coloco’ y ‘Tarjeta’ para enseñarles y trabajar con ellos.

¿Hubo algún tipo de relaciones con políticos mientras usted estuvo en el bloque Centauros?
Si los había, los manejaban en muy alto nivel. Yo creo que esa fue una de las razones para que saliera del Bloque, porque era ayudante del secretario, y ellos eran muy recelosos con la información.

Usted no ha mencionado el narcotráfico, pese a que todos estos personajes vivían de esto...
El frente Guaviare se financiaba del gramaje, un impuesto al kilo de base que salía de la zona, por unas tarifas que establecía Don Mario. Iba entre 600 ó 700 mil pesos por kilo de base que saliera de la zona de influencia del frente Gaviare. Si había coca de zona guerrillera se pagaba a 150 mil pesos el kilo. No sé para dónde iba pero pasaba por la zona donde estaba. Eso lo vi en el Guaviare, pero en el Meta si no sabía las finanzas en detalle.

¿Y en el bloque de 'Los Mellizos'?
Con el Mellizo había dos órdenes claras: una, no atropellar a la sociedad; otra, cero narcotráfico en la zona. Me dijo: no quiero que usted vaya a permitir o a promover cultivos de coca acá o vaya a permitir que entren personas a comprar base. Yo no quiero eso. Y ustedes pueden ver en los mapas de Arauca, las zonas donde operábamos que era la sabana, era Alto Corozal, Tame, Puerto Rondón, Claro Norte y Arauca, eso era sabana, allá no hay montañas y por eso no había cultivos.

¿Por qué esa ética tan rara en un narcotraficante?
Lo más curioso porque él me dice que no quería que atropellara la gente. Don Pablo era el que mandaba aun cuando yo estuve mucho tiempo convencido que era ‘J7’, el hermano alias ‘Sebastián’, porque a veces se me presentaba como uno y a veces como el otro. Y qué podía uno hacer con un señor de esos con tanto respeto. Él me dijo: cero narcotráfico, cero atropello a la comunidad, y usted me va a recoger plata solamente para pagar víveres. En esa época eran unos 600 hombres, gasto promedio de 80 a 90 millones mensuales, más la nómina de los financieros que éramos ''Pocholo', 'Tarjeta', el mío y los pelaos que nos colaboraran.

¿Usted cuánto ganaba?
Ganaba dos millones y medio. Cuando él ('Mellizo') me ofrece trabajo me aclara que quiere que trabaje legalmente y no lo robe, porque todos lo robaban. Me dijo: pídame, que yo le doy, pero no me robe, que estoy cansado que me roben. Y la recomendación de ‘Don Mario’ era que no fuera a robar porque él me había recomendado, y no quería que luego me llevaran amarrado para matarme. Tenía que recoger plata para medicamentos, gasolina, repuestos, nómina de los urbanos, materiales de construcción, viáticos, servicio de abogados para los capturados en Tame, gastos funerarios, transporte. Eso representaba un gasto mensual de 250 millones de pesos, que era por lo que yo tenía que responder.
Por su parte, me dijo que daba los sueldos de las nóminas, el material de guerra, de intendencia, las indemnizaciones de los patrulleros caídos en combate, que pagaba todo lo judicial. Nosotros con ‘Pocholo’ y ‘Tarjeta’ respondíamos por la comida, y él ponía el resto que era alrededor de 800 millones mensuales, para sostener el bloque.

¿Y para qué hacía él eso, qué beneficio tenía?
Él siempre decía que no estaba por plata ni por nada. Decía que estaba gastando su plata, ni siquiera por poder porque no le gustaba que uno lo mirara. Aún hoy en día yo le preguntaba en las versiones y me decía que lo hacía por su causa, que era combatir la guerrilla.

¿Cómo recogían el dinero?
'Pocholo' ya traía un plan que ejecutaba con el comandante 'Cantante'. Básicamente era el impuesto a ganaderos que tenían su finca en las áreas de influencia, es decir, donde hubiera hombres del bloque Vencedores patrullando y tuvieran más de 100 reses adultas. Ellos tenían que pagar 8 mil pesos res año, que era un promedio de 800 mil pesos al año. Era una extorsión y nadie la dio por las buenas, siempre había la intimidación, pero se garantizaba que las autodefensas no se iban a entrar a comerles las gallinas o los marranos, ni a metérsele en la finca.

También se financiaba de un modelo que yo copié de los modos de financiar el Bloque Centauros, que consistía en un sobrecosto que se acordó con los distribuidores de la gaseosa, cerveza, gas, cemento. Cada botellita de gaseosa que entrara al municipio de Tame pagaba 30 pesos a las Autodefensas; la cerveza 50 pesos botella; la botella de aguardiente 700 pesos y el cilindro de gas grande eran 1.500 ó 2.000 pesos. La gasolina eran 30 pesos por galón. Se acordó con los distribuidores que ese cobro se lo transmitieran al consumidor.

¿No hubo gente que se resistiera?
No, yo nunca supe porque cuando me nombran en las finanzas en 2004, yo le digo a 'Pocholo'y a ‘Tarjeta’ que a los comerciantes de Tame no los apretemos más, déjenlos quietos que ya los tienen secos. Para el año 2004, en Tame no alcanzan a haber 10 comerciantes que se les haya cobrado extorsión pero los años anteriores sí hablan de 30 ó 40 millones de pesos. El bloque se financiaba de impuesto de obras civiles que desarrollaran en las áreas, del 8 al 10 por ciento con el contratista.

Se ha hablado en las versiones del Bloque Vencedores sobre algunas relaciones con autoridades locales como la Policía, el Ejército, el gobierno departamental. En el Vencedores me reuní una vez con un coronel de la Brigada Móvil 5, por orden del Mellizo. Era el Coronel Flores, si no estoy mal, no recuerdo el apellido. Yo fui a pesar de no ser del comando militar. También fue 'Pocholo'. Yo era como el garante.

¿Qué acordaron en esa reunión?
Eso fue en el 2004. Acordaron repartir áreas, es decir, para que no sucediera lo que está sucediendo ahora en Arauca: los paros armados, que la guerrilla no deja transitar vehículos. Entonces el Bloque Vencedores respondía por la seguridad de Tame a Rondón, y de Tame al puente de la Cabulla. Y el Ejército respondía por Tame, Saravena y las zonas donde hay bastante guerrilla. Y por eso en el año 2004 no hubo paros, ni carro bombas en Tame.

Hay un caso de un Coronel que se suicidó en Arauca, pero hay unas dudas...
Yo sé lo que todo el mundo sabe, que un Coronel que iba a ser General se suicida.

Hay otros que usted mencionó en versión libre como un oficial de la Policía de Tame, el teniente Chica de Carabineros, otro Coronel Cruz, de la V Brigada...
No, el Coronel Cruz fue el que se suicidó, pero nunca hablé con él. Y el coronel Flores fue quien reemplazó al coronel Cruz.

O sea que fue conveniente para las Autodefensas que Cruz se hubiera suicidado, porque llegó un Coronel que era amigo
El bandido nunca es amigo de la autoridad, el bandido no tiene amigos y nadie puede tener un amigo bandido. Y los tratos que se hacen son de conveniencia; si usted se pasa de esa raya tiene problemas conmigo. Entonces no hay amistad.

¿Qué pasó con los 2.400 millones que dicen que usted le robó al ‘Mellizo’?

Yo leí en Verdad Abierta que yo me había apropiado de esa plata, pero qué pasó. El ‘Mellizo’ sólo estuvo dos meses durante el tiempo que estuve en Arauca, porque él se fue a los diálogos de paz a Ralito y no volvió. Dejó encargado a ‘Lucas’ y yo le entregaba a él el reporte mensual de los gastos. En versión libre yo soy el único que presento un reporte de las extorsiones de como se financiaba el bloque. Y el Fiscal ya ha corroborado muchas, casi todas, y le ha coincidido exactamente la cifra que yo le doy con los recibos que traen las víctimas. Coincide la fecha, el nombre y el valor. Yo sabía que se venía un proceso de paz y que tendría que rendir cuentas de lo que había hecho, y por eso guardé esa contabilidad. Son alrededor de 400 extorsiones. El ‘Mellizo’ cuando miró la cifra, 2.400 millones, dijo: me robaron, yo nunca recogí un peso de eso. Y yo le dije al fiscal: es que es verdad, él nunca había visto un peso de eso, porque esa plata era para mantener el bloque.

¿O sea que hubo una confusión, pero usted sí consiguió esos 2.400 millones?
Con eso era que se compraban los víveres, se indemnizaba, todo. Eso fue en un año, que no es plata. Para un grupo de 600 hombres fusil operando, 2000 millones de pesos no es plata.

¿Qué sabe usted del padre Élmer Muñoz, que fue el segundo de Julio Acosta Bernal?
No lo conocí pero he escuchado muchas historias, unos dicen que era guerrillero del Eln, otros que era el candidato de las autodefensas, muchas hipótesis, pero no tuve el gusto de conocerlo personalmente. Creo que ya está libre, y creo que está en la política de nuevo porque ahorita hay elecciones en Arauca para gobernador.

¿Qué puede decir usted del contacto del Bloque Vencedores de Arauca con los alcaldes como Alfredo Guzmán Tafur?
Don Pablo repartió el bloque en: la zona Tame, que correspondía a Cocorozal hasta el municipio de Tame y Rondón, y para finanzas era el área que respondíamos 'Pocholo, ‘Tarjeta’ y yo. Para Arauca Capital tenía otra persona, y para Saravena otra persona diferente. Cada grupito le rendía cuentas a Don Lucas y Don Lucas a Don Pablo. De Tame le puedo decir que vi al alcalde una sola vez. A Alfredo Guzmán lo conozco desde niño, que era el dueño de la única discoteca del pueblo, y uno lo tenía presente porque no lo dejaba entrar por menor de edad. Una sola vez lo vi en Puerto Gaitán, que fue a revisar la carretera y lo vi saludando a Don Pablo. Pero no sé de qué hayan hablado. Dicen que le financió la campaña, que 'Cantante' le dio dinero. No me consta, yo no estaba en esa época. Nunca el ‘Mellizo’ me dijo que ese señor me iba a rendir cuentas a mí, o le iba a dar contratos.

El ‘Mellizo’ dijo que había financiado la campaña de Julio Acosta Bernal, ¿qué sabe usted de eso?
No me consta nada y en el reporte de contabilidad está claro porque ahí están los contratos que pagaron y si dicen que el gobernador es ficha del Bloque Vencedores es para que el nivel de recaudos fuera muy grande. Una gobernación que mueve anualmente más de 150.000 millones de pesos en obras. Pero los contratos de la gobernación que le hayan pagado al bloque Vencedores de Arauca no pasan de 70 millones de pesos en un año. Nunca recibí órdenes para contactos con ese señor. Si había contactos era de alto nivel con Don Pablo.

En una noticia que publicó Semana, se afirma que usted tuvo acceso a documentos de inteligencia del DAS, ¿quién le dio esa información?
Yo iba a pasar una reclamación a la revista Semana por eso. La revista puede entrar a la dirección del establecimiento. Yo estuve en la cárcel de Urrá un año voluntariamente, hasta octubre de 2007. Ese mismo mes de octubre me vine para acá y es fácil averiguar en la dirección de requisa que le hacen a uno periódicamente y ver qué le incautan a uno. La revista dice que me incautaron información en una requisa. El tiempo que yo llevo aquí llevo tres requisas y no han encontrado nada.”

¿Y por Internet?
Ahh bueno. Nosotros nos desmovilizamos el 23 de diciembre de 2005 en Arauca. El Mellizo me dice que como tengo problemas jurídicos, me vaya con él a Ralito y me dice que empiece a averiguar qué muchachos tenemos en la cárcel para postularlos a Justicia y Paz. Contrató tres abogados, entre ellos la doctora Angélica que hoy en día todavía es abogada de él. Yo saco los nombres de los detenidos, y esos abogados van y compran en un servicio de la Dijín información de los muchachos detenidos, antecedentes, y los traen para armar en su estrategia de defensa. Esos documentos que aparecen en la revista les cambiaron el membrete. Esos documentos sí existen pero son de la Policía, de la Sijín de Pasto, porque allá fue donde la doctora Angélica los consiguió. Nunca fueron del DAS. Sería bueno que la Revista coja los documentos y los confronte. Se pidieron antecedentes de aproximadamente 250 hombres. Todos estábamos ahí.

¿Evelio Quintero y Miguel Ángel Ramos?
Todos, estaban los de los mellizos también. Era una carpeta grande llena de antecedentes.

Pero lo que publicó Semana tiene el membrete del DAS, no de la Sijín...
Hay una cosa. Usted mira el original de la Sijín y ahí está todo: dónde fue expedido, la fecha, la hora y la firma del comandante que lo expide. Y en eso que está presentando el DAS no aparece fecha ni dónde se expide. Ahí hay un montaje de la Revista.

Pero se ha hablado de contactos del Bloque Vencedores de Arauca con funcionarios del DAS, entre ellos ‘El Negro’, ‘Marrana Mona’...
Yo no he hecho referencia de eso en versión libre por una información que me dio un muchacho que era conocido en las Autodefensas como ‘Muela de Grillo’.

Y también el ‘Mellizo’ dice que se cometían asesinatos con información que daba el DAS, ¿cómo funcionaba esa relación entre el DAS y el Bloque Vencedores?
A excepción de mi reunión con el Ejército, ese señor nunca recibió un peso de manos mías. De las que estuvieron con la policía, que se reunió conmigo, que fue el teniente Chica, fue para darme quejas de los urbanos, que se emborrachaban y se ponían el pueblo de ruana. Yo le dije que no era el comandante militar, pero él insistió en hablar conmigo porque estaba recomendado. Yo le di las quejas al comandante militar y tomó los correctivos en eso. A Chica sí se le daba dinero, se le daba un millón mensual. Y el comandante del Urbano, tenía algo que lo autorizaba don Pablo y era para pagar a los informantes y su ley. Se le daba un promedio de 5 ó 6 millones, pero era del Bloque Vencedores.

Ellos eran muy detallistas con las cuentas...
Don Sebas le pedía hasta las monedas a uno. Le podía encargar una caja de leche que costaba 2.500 y le pedía los 500 pesos que sobraban. Eso era costumbre en ellos. Decían: es lo mismo que usted me robe 200 pesos a 100 millones de pesos.

¿El ‘Mellizo’ nunca le delegó funciones de manejar cuentas de narcotráfico?
No.

¿Pero ustedes sabían que tenía negocios de droga?
Claro eso fue noticia internacional.

¿Cómo funcionaba el negocio de la droga?
Yo trabajé con los mellizos como autodefensas, como narcotraficante nunca. Yo le decía: Don Pablo enséñeme porque usted no tiene un Phd, usted tiene un título aún más grande de comercio internacional. Le preguntaba cómo hace uno para hacer negocios con gente que no conoce, y que le cumplan y le manden la plata. Eso no lo hace un muchacho de los Andes que estudie comercio internacional. Y él me respondía: quítese de acá, a usted que le importa. Pero de los hombres postulados a Justicia y Paz, que estuvimos con él, no creo que haya uno que le hubiera cuidado algo.

¿Usted tuvo alguna relación con Vicente Castaño?
No. Yo lo conocí en Ralito, pero no le di ni la mano. Pasaba cerquita porque era un señor con mucho poder.

¿Por qué decidió ingresar al proceso de Justicia y Paz?
Yo quería solucionar mi problema. Yo me retiro del Bloque Vencedores en enero de 2005 por problemas de salud. Salgo y me opero del ByPass, pesaba 160 kilos, ahorita estoy en 120. Primero me iba a desmovilizar con 'Cuchillo', y le mandé la razón al Mellizo, y me dijo que lo esperara. Me dijo: espere que usted hizo sus diabluras conmigo, y se desmoviliza es conmigo. Duré desvinculado 11 meses. De enero a ese diciembre de 2005 cuando regresé a desmovilizarme. En ese año estaba desvinculado, no era de las autodefensas. En Ralito estuve con el Mellizo, duré un año, y cuando hacen la recogida con los comandantes, ‘Don Sebas’ (el que mataron) me dice que se iba porque no sabía que le fueran a cumplir. Entonces yo alisté mis cosas para irme también y me dice que me quedara por orden de Don Pablo. En un Avantel me dicen que la orden es que me vaya para la cárcel a arreglar el problema y que ellos me ponían los abogados. Eso fue en agosto de 2007 cuando el Presidente saca el decreto que convoca a todos los desmovilizados con problemas jurídicos para que nos presentemos a los centros de reclusión de Justicia y Paz. La oficina de la Presidencia me lleva de Santa Fe de Ralito a la cárcel de Urrá. Me presento el 12 de diciembre de 2007.

¿Qué sabe de ‘Cuchillo’ y ‘Don Mario’?
Sé que los tienen catalogados como los narcotraficantes más buscados del país.

¿Cuándo fue la última vez que habló con ellos?

Con Didier (Cuchillo) hablé cuando estaba en la zona de ubicación de Casanare. Yo lo llamaba para ver cómo estaba. Él como que está en los Llanos, por el Meta o el Gaviare.

¿Y ‘Don Mario’?
Es una persona muy humilde, muy buena gente. Lo tienen en un estatus muy grande. Es un campesino paisa, enamorado de sus gallinas, de sus vacas, de sus caballos. No le gusta el protocolo, ni imponer autoridad. Le gusta escuchar a sus hombres, a los campesinos, recibir las quejas. Cuando iba a hacer revista se metía a hablar con los campesinos mientras la gente lo esperaba formada.

¿Usted le parece que no tiene tanto poder como dicen?
Lo puede tener. Yo lo conocí cuando tuvo mucho poder en el Bloque Centauros, pero era una persona muy sencilla.

¿Conoce los rumores que dicen que ‘Cuchillo’ es uno de los responsables de la muerte de Miguel Arroyare?

En el pabellón R3 está don ‘Manuel Pirabán’ y mucha gente que operaba allá en la fecha de la muerte pero no me han dicho nada. Algunos dicen que fue la organización pero no dicen ningún detalle, que en la versión hablarán sobre eso.

¿Sigue en contacto con ‘El Mellizo’ desde EE.UU?
El Mellizo me mandó un mensaje con el abogado que me dice que hay que seguir con la verdad. Y en eso estamos.

¿Pero el Mellizo no dijo toda la verdad?
Pero es que el Mellizo qué verdad puede saber. Si él hubiera estado todo el tiempo al pie del cañón, le hubiera dicho quién murió.

Usted seguramente fue responsable de muchos asesinatos ¿Cómo se siente con eso?
Yo le decía al fiscal que me someto a cualquier proceso, pero yo no he matado a la primer persona. Anduve con las personas que lo hicieron. Pero que yo con mis manos haya dado de baja a otra persona, no. Si hay una máquina que diga la verdad, yo me someto. Y si la máquina dice que sí, que me retiren de Justicia y Paz. Es que yo esto lo estoy haciendo por mi mamá, porque yo hubiera preferido seguir de bandido. Pero mi mamá me dijo: no mijo, arregle mejor su problema. Y aquí estoy. Ojalá algún día me perdone. Ella y mis hijos, a los cuales no he visto y no pienso dejar que me vean preso.

¿Por qué le dio por volverse bandido, si tenía educación?

Por gusto, allá se ve mucha persona estudiada. Eso es otro mundo, otra familia, el compañero de uno es como un hermano, y más en el trabajo de uno de recoger un cadáver, llamar a la mamá. Uno le coge como amor a eso.

¿Cuántas víctimas tienen ustedes registradas?
Hay mucho para rayos, es decir, personas que van saliendo que dicen que le quitaron y le robaron. Yo respondo por las del bloque, que yo victimicé por orden de un estado mayor. Están en mi relación y son alrededor de 400 personas.

¿Qué tiene para decirles hoy?
Lo que he dicho en mis versiones: que estoy aquí pidiéndoles perdón, procurando reparar la falta que haya cometido. Muchos de ellos saben que les colaboré bastante. Muchas personas que iban a ser dadas de baja y no pasó porque me conocían. A las víctimas perdón y en lo que les pueda colaborar pues ahí estamos. Procurar repararlos. Es muy triste ver cómo llegan abogados. Por ejemplo, yo tengo en mi relación extorsiones de 800 mil pesos y llega un abogado y les dice que por esos 800 les va a hacer pagar 900 millones de pesos, pero deme 3 millones que necesito viáticos. Y le están sacando la platica a la gente.

¿Usted se siente responsable de algunas muertes, así no haya disparado el gatillo?
El comandante militar era quien tenía autoridad para los homicidios. Los financieros no tenían autoridad para eso. Hasta el momento me han imputado tres homicidios, de los que he hablado. Como el señor Pastor León, que vi el día en que lo trajeron. Era un transportador de Tame, asesinado y cuyo cadáver fue lanzado al río. La otra fue una señora que se me escapa el nombre. La vi que la trajeron en un operativo porque era guerrillera. Ella me reconoció por mi popularidad en el pueblo y yo no pude interceder. Esa noche fue la última vez que la vi. El otro fue un señor conocido popularmente como El Mono Reu, candidato a la alcaldía, asesinado en Tame el 29 de enero de 2005. Yo por ese día ya estaba corriendo en las sabanas de Casanare. Y me culpan de la muerte, dizque di la orden, solo por haber estado presente. En Justicia y Paz está uno de los autores materiales y negó que yo le hubiera dado la orden de matarlo. Pero la ley de Justicia y Paz no se puede decir que sea benévola, es injusta. Porque si yo estoy con cinco personas y doy de baja a alguien, a los cuatro les cobran el muerto por el sólo hecho de ser compañeros míos.

Usted dice que hace esto por su mamá, pero si fuera por usted seguiría siendo bandido...
Hubiera seguido siendo bandido por lo incierto que es todo esto. Yo he ido 22 veces a versión libre, y no voy por la mitad. Y a mí lo que me da frustración es que el fiscal no me crea. Entonces yo a qué juego acá. Es bueno que él tenga el espacio de la duda. Pero que le diga a la víctima, y le diga que no es verdad, que el Gordo le quitó más, que no lo defienda.

¿Usted quedó con plata?
Quedé con historias, muchas historias, recuerdos bonitos. Y con ganas de transmitir un mensaje y un proyecto que tengo montado que hacer unas charlas lúdicas, ya lo ensayé con unos colegios cuando teníamos internet acá. Porque hoy en día cuando se recluta un muchacho llegan en moto, le dicen que si quiere ser paraco. Hoy en día creo que les están pagando un millón, a los tres meses le dan moto, anda bien vestido y le dan celular, y los muchachos se van detrás de eso. Y cuando llegan allá la realidad es otra. Y después de que están adentro, existe la retirada, pero es muy difícil salir. Uno ve llorar gente muy engañada. Yo no nací bandido, a mí todos los principios morales me los enseñaron en mi casa. Yo fui a la universidad, me di ese lujo. Entré de bandido y disfrute la vida. Todos decían: el gordo es un comandante, anda en una burbuja. Entonces los muchachos que lo conocen lo ven a uno muy grande. Pero yo quiero que conozcan la otra parte: la cárcel, no tener la capacidad de mirar a los ojos a la mamá, a los hijos. Y terminar uno solo. Eso es lo que yo procuro transmitir a los muchachos. El final no es tan feliz. Uno sabe que de aquí salgo y me matan. Si no lo mata la misma organización lo mata a uno la guerrilla, los enemigos o la autoridad.

¿El bloque Vencedores de acabó?
Quedó desarticulado el 23 de diciembre de 2005, pero allá se habla de la presencia de grupos de autodefensas.

¿Cuando usted dice que lo mata la misma organización, a quién se refiere?
A los otros grupos de autodefensa porque nos tomas como desertores. Por ejemplo, los que nos presentamos por las buenas no nos pueden meter en esos patios, porque nos dicen: Allá viene un sapo.

¿Y a Martín Llanos nunca lo conoció?
No, nunca lo conocí. Él no se quiso entregar.

Usted tiene una pulsera con el símbolo del Ying-Yang, que es el mismo símbolo con el que se desmovilizaron las autodefensas en Arauca. ¿Cuál es la historia de ese símbolo?
En la tumba de mi hermana hay un Ying-Yang. En el año 1997 yo le mandé hacer la lápida y como a ella le gustaba, le mandé poner el símbolo. Cuando llego al bloque Vencedores de Arauca coincidencialmente es el mismo símbolo. Y yo siempre lo miré como un homenaje a mi hermana.

¿Por qué el bloque tenía ese símbolo?
El Mellizo decía que porque había un hermano bueno y uno malo.

¿Y cuál era cuál?
Nunca dijo cuál era. Yo le decía: usted como que es el malo, y le daba risa.

En la versión libre usted contó la historia del Ying-yang y el patrocinio que el bloque Vencedores de Arauca le prestó a un equipo de la Policía.
Cuando conocí al teniente Chica, el día que me dio quejas, me dijo que le colaborara con los uniformes para un campeonato de microfútbol. Y yo dije: le voy a poner el Ginjang. Y le mandé siete uniformes. Hasta que un día alguien le dice al mayor que los estaban patrocinando los paracos y él no sabía que ese era el escudo nuestro. Y retiró el equipo.

¿No le parece triste la vida de las autodefensas?
Las autodefensas son otro mundo. No es una vida triste. Deja destrucción, muertos, huérfanos pero las personas que sobreviven a eso, son otras personas. Usted va al patio R13, y ve personas sindicados de 300, 600 muertos, y usted se imagina que son malacarosos y groseros, pero son las personas más nobles, más humildes. Los ve cómo se les escurren las lágrimas cuando la visita se va. Uno estando aquí valora su señora, a los hijos, porque uno aquí no es nadie. Uno que era el que una vez tuvo autoridad, ya no. La soledad es muy dura. Y esto es lo que quiero transmitir con mi proyecto a las personas. Las charlas lúdicas es un proyecto que estoy formulando como gestor de paz. Yo quiero que la gente conozca mi historia. Estoy escribiendo un libro y tengo un blog con historias reales que es www.nicolas_bva.blospot.com. Tengo como 10 historias. El Mellizo lo miró y le daba risa. Yo tengo como 900 páginas en un libro.

¿Las circunstancias hacen a la gente mala?
Eso lo creía yo. Pero a mí me pasó una anécdota. En la universidad yo era tesorero del consejo superior estudiantil. Éramos del estado mayor de los estudiantes, de una universidad pública. Y era una voz muy conocida con el rector y los decanos. Y una vez recién entrado a las autodefensas estaba con 'Cuchillo' por los lados de Puerto Gaitán, Meta. Por allá la Universidad de los Llanos tenía una finca donde hacíamos práctica. Cuando pasamos me dio mucho guayabo por mi época de estudiante. Entonces se nos varó el carro en un peladero, y 'Cuchillo' mandó bajar toda la gente. Entonces me dieron un fusil.

¿Usted estaba camuflado?
Yo nunca me puse un camuflado porque no había mi talla. Me dieron un fusil y me fui para un árbol lejos. Me fui, con el chaleco de las AUC y un radio para avisar. Entonces yo vi un polvero y salí confiado, venía un montero rojo y me pereció conocer el carro. Seguí y paré el carro. Cuando bajan el vidrio era el rector de la universidad, el decano y el director de escuela que un mes antes me había dado el diploma. Ellos no la creían y me preguntaban si luego yo no era del Moir. Yo achantado. Me regañaron por estar en esto. Cuando el 'Cuchillo' por el radio: "oye marica a usted quién le dijo que parara los carros, no sea bobo". Me echó un madrazo por ese radio y los señores escuchando. Me dijeron: Ahí está, eso es lo que usted quería. Se fueron y me quedé llorando en ese solazo.

También hubo una reunión que me dijo que organizara el Mellizo con los rectores de los colegios, porque había cuentos que estaban sacando profesores amigos de nosotros para poner guerrilleros. Fui con 'Pocholo' y 'Tarjeta' y allá estaban todos los rectores, que yo conocía porque algunos habían sido profesores míos, menos las monjas. Entonces yo dije: les voy a dar una charlita. Y llegué serio y les dije a los muchachos: traiga una pala que hoy se muere uno de estos. Entonces se desmayó uno. Empezaron a pasar las profesoras, y una entra y me va regañando. “Yair usted es un vagabundo, desgraciado. Usted qué hace metido en esto, ese es el ejemplo que le dio su mamá. Si su papá estuviera lo estaría matando a juete”. Yo dejé que me regañara, 'Pocholo' y 'Tarjeta' se salieron porque les daba pena como esa señora me estaba regañando. A mi se me escurrieron las lágrimas. Todos fueron profesores míos y me decían lo mismo. Y yo no tenía respuesta.

¿Se le corrompió el alma?
Corromper es cuando uno puede obtener algo para uno. Pero ahí no hay nada para uno. Yo no tuve poder. Yo entré de político, en un grupo donde había 70 u 80 hombres, llegaban de vez en cuanto uno o dos, no llegaban más. Entonces me quedaba el resto de tiempo. Es cuando yo digo: montemos una granja en el Guaviare, con las marraneras. Yo me entretenía con eso.

¿Dónde se movían?
En las serranías de San Martín. Y siempre era en monte oliendo a marrano y cuidando perros. Cuando era 20 iba a pagar los muchachos, iba por la plata, la nómina, vaya pague y devuélvase. En Arauca sí tuve mando, y lo utilicé y tuve muchos problemas con la organización, con 'Pocholo' y ‘Tarjeta’ porque me decían que era muy madre. Yo le decía a alguien: venga a ver usted cuánto está pagando. 'Pocholo' sacaba el libro y decía: ha pagado 50 millones, debe otros 50. Yo decía: no, pero de dónde, si yo lo conozco, tiene una casita, de dónde va a pagar. Y yo se los bajaba por ahí a 5 ó 6, y fuera de eso les decía que los pagara a cuotas. En la contabilidad mía aparece. Hay gente que duró un año pagando 8 millones de pesos. Y el Fiscal me decía: ¿eso era así?. Pregúnteme si yo no les tenía sancocho de gallina, gaseosa, whisky, lo que quisieran tomar. Y los tenía todo el día allá. Pregúntele si alguna vez yo les falté al respeto. Y es lo que el fiscal no me cree.

Tags: Daniel Rendón Herrera, alias 'Don Mario'; Pedro Oliverio Guerrero, alias 'Cuchillo', Miguel Arroyave, alias 'Arcangel', bloque Centauros; bloque Vencedores de Arauca