Treno

Esta semana en Oropéndola, arte y conflicto, una obra que por medio de proyecciones a gran escala del río Cauca, refleja el drama de los familiares de desaparecidos.oropendola treno

 

“Un día me llamó una campesina para que la ayudara a encontrar a su hijo y en ese momento me di cuenta de que estamos en un país donde difícilmente hay alguien que atienda el llamado de las víctimas. Esa fue la motivación de esta pieza, que nació en el río Cauca, entre Antioquia y Caladas, a raíz de los desaparecidos por el conflicto armado”, cuenta Clemencia Echeverri, autora de Treno.

Esta región fue escenario de las confrontaciones entre el Bloque Iván Ríos de las Farc y los diferentes bloques de las Autodefensas Unidas de Colombia que tuvieron presencia en Antioquia y el Magdalena Medio. En medio del proceso de Justicia y Paz, la Fiscalía ha documentado que los paramilitares usaron frecuentemente los ríos para desaparecer a sus víctimas y no dejar rastros de ellas.

La obra de Echeverri, cuyo nombre proviene del griego y significa canto fúnebre, utiliza dos pantallas que están separadas la una de la otra, para representar un dialogo entre sus dos orillas y simbolizar la distancia que hay para la atención de las regiones y de las angustias individuales y colectivas de quienes padecen las consecuencias de la guerra.

Vea más de esta obra en Oropéndola

“En las pantallas sólo se proyecta el río. No hay testimonios de víctimas ni aparecen en cuadro, la fuerza de la obra está en el cauce del río y en su fuerza; en algunos momentos se ven personas sacando ropa con unas varas, y se presentan los gritos de gente pidiendo ayuda y llamando a personas desparecidas”, explica Echeverri.

Esta obra fue expuesta por primera vez en 2007 en la galería de Alonso Garcés en Bogotá y posteriormente fue presentada en la Universidad Nacional. Ha sido proyectada en Suiza, Polonia y Estados Unidos.

La desaparición forzada es uno de los crímenes más dolorosos e invisibles del conflicto armado. A pesar de que diferentes grupos armados e incluso agentes estatales lo comenten desde hace décadas, sólo hasta el año 2000 fue tipificado como delito. Esto ha contribuido, en aparte, a la falta de registros consolidados de estos casos. La Fiscalía maneja cifras sobre 22 mil víctimas, la Unidad de Víctimas habla de más de 40 mil y los registros del Centro Nacional de Memoria Histórica rondan los 25 mil.

Sobre la autora

Nació en Salamina, Caldas. Estudió Arte en la Universidad de Antioquia e hizo una maestría en Artes Plásticas en el Chelsea College of Artas, en Londres. Desde hace 20 años trabaja temas relacionados con el conflicto y el drama humano y social que genera.

Oropéndola Arte y Conflicto

Oropéndola Arte y Conflicto