Máquina para un olvido presente

La obra de esta semana en Oropéndola, arte y conflicto imprime un nuevo significado a la palabra olvido y reclama la necesidad de construir memoria histórica del conflicto.

oropendola maquina olvido 1Esta máquina funde en una mancha negra relatos de las víctimas del conflicto armado como un simbolismo contra el olvido.“Pues aquí hemos sufrido mucho con violencia, porque aquí han llegado muchos grupos, llegó primero el M-19, luego el Epl que estuvo operando en el Tigre, luego llegaron los Masetos, cuyo centro era la Dorada. Como Gacha se fue esto se volvió un relajo. Llegaron pandillas que robaban, secuestraban y extorsionaban (entre estas) el grupo JEGA (Jorge Eliécer Gaitán). Después llegó las Farc y acabó con esos grupos. Ellos querían tomar el dominio del negocio (de la coca). Ponían impuestos muy altos y a mediados de 1999 la gente dijo no paguemos más impuestos a las Farc y llegaron los paramilitares…”

Entrevista No.20, mujer adulta, El Placer, Julio de 2011

Este es uno de los miles de testimonios de las víctimas del conflicto armado en Colombia recogidos por el Centro Nacional de Memoria Histórica. La máquina de Jorge Vaca Forero va imprimiendo estos relatos anónimos, uno sobre otro, en un rollo de papel sin fin. Quien se asome a leer estas historias sobre la guerra terminará enfrentado a una infinita mancha de tinta negra.

El primer dispositivo que compone la obra Máquina para un olvido presente reproduce de forma mecánica y automática los recuerdos de quienes padecieron la violencia. Como si a falta de una memoria histórica colectiva tuviéramos que resignarnos con los datos recogidos por las instituciones que inevitablemente solo se acumulan y se archivan.  

Vea más sobre esta obra en Oropéndola

“Mi relación personal e individual con el Conflicto en Colombia se articula desde dos dimensiones: la familiar y la individual o fisiológica. La primera es cercana, mi familia materna proviene del Valle de Tenza, en Boyacá. Allí, sobrellevó durante más de dos décadas el conflicto. Esta región, al igual que muchas otras zonas del país, ha sido permeada por actores al margen de la ley, quienes pidiendo continuamente el pago de vacunas y extorsiones,  decían salvaguardar y proteger los bienes de los propietarios de estas tierras.

Desde mi individualidad, y acercándome a lo meramente fisiológico, vale la pena mencionar en este texto que soy epiléptico, y debido a esto mi memoria a corto plazo es bastante limitada. No recuerdo los pequeños detalles de la vida, a decir; lo que desayuno, la ropa que usé el día anterior, el nombre de las personas que conocí recientemente y en general esas pequeñas cosas que condimentan la vida. A causa de esto he desarrollado un especial interés por el poder recordar; mi recordar, el recordar de mi familia y el recordar de mi país…

Comencé a pensar en la forma en que las personas se relacionan y recuerdan los eventos ligados al Conflicto,  notando que la cantidad de hechos violentos que ocurren diariamente, y la frecuencia con que los mismos suceden desde hace casi cuatro décadas, han generado un sinsabor en la población que experimenta esta realidad dejándolos de alguna manera sin sentido frente a esta realidad…”

La segunda pieza de la obra es otra máquina que sostiene un dispositivo digital. Aquí, el espectador es interpelado por una pantalla que le pide escribir un recuerdo personal sobre el conflicto que quisiera olvidar. Al hacerlo, se imprime un papel fotosensible con el texto. El papel se irá degradando con la luz y esas palabras terminarán por borrarse. Pero al menos, por un momento y gracias a la obra de Jorge Vaca Forero, muchos enfrentaron sus propios recuerdos, como un primer paso de memoria individual hacia la construcción de una memoria colectiva.

Superar el dolor comienza por un ejercicio personal, pero superar el conflicto implica recordar entre todos aquello que no puede repetirse.

El artista

oropendola maquina olvido 2Jorge Vaca Forero.Jorge Vaca Forero es Artista de la Universidad de los Andes con énfasis en Medios Electrónicos, especializado en Historia y Teoría del Arte y Magister en Tecnología y Estética de las Artes Electrónicas. Su trabajo de investigación y creación se enfoca sobre la construcción de Memoria a diferentes niveles, acercándose desde lo individual y hacia lo colectivo a la Historia nacional por medio del arte mediático. Su obra ha sido exhibida en varias exposiciones colectivas en galerías de arte en Colombia, Argentina y España. Ha sido premiado nacional e internacionalmente dentro del marco del Salón de Arte Joven 2015 (FGAA) y la I Convocatoria de Arte Electrónico patrocinado por la Outsiders Art Foundation en Madrid, dentro del marco de la Feria de Arte Emergente JustMad6.

Oropéndola Arte y Conflicto

Oropéndola Arte y Conflicto